Las Fuerzas Armadas consideran "inaceptable" la reforma de la caja militar

El comandante del Ejército, Guido Manini Ríos, la considera un "grave error"
A cuanto subordinado se le cruza por el camino y le pregunta por el asunto, el comandante en jefe del Ejército, Guido Manini Ríos, le contesta casi lo mismo: "Es un grave error".

Fuentes castrenses dijeron a El Observador que la opinión de Manini permea a todas las Fuerzas Armadas y tiene que ver con la decisión del gobierno de Tabaré Vázquez de reformar la caja de jubilaciones militares para terminar con ciertos privilegios que tienen los uniformados cuando, obligados o voluntariamente, dejan los cuarteles y se van para sus casas.

Las fuentes recordaron que a fines de 2015 Manini Ríos había hecho circular en filas del Ejército un escrito en el que calificaba de "inaceptable" dicha reforma.

En otra exhibición de la inquietud que genera en filas castrenses la decisión del gobierno, la institución que nuclea a los uniformados en retiro sugirió que se le aplique un impuesto a las jubilaciones de expresidentes, exparlamentarios y otros exjerarcas del Estado como forma de equilibrar las cuentas fiscales.

"¿Por qué razón, si se entiende que el Servicio de Retiros Militares es deficitario, no se considera de la misma forma al BPS? Recordemos que de aquí se pagan altas jubilaciones a expresidentes, senadores, diputados, ministros, directores de entes autónomos, cargos de particular confianza, etc. Si es deficitario este servicio, ¿por qué no gravarlo con el mismo impuesto que se pretende aplicar al Servicio de Retiros Militares? ¿Acaso la situación no es la misma?", se pregunta el Centro Militar en un comunicado difundido ayer.
. Esa institución ya había difundido un primer comunicado la semana pasada en el cual acusó a la izquierda de querer debilitar a las Fuerzas Armadas para esconder el fracaso de "gobiernos populistas" en la región.

En la presentación que el ministro de Economía, Danilo Astori, y su equipo hicieron el martes 28 en la Comisión de Presupuesto integrada con Hacienda de la Cámara de Diputados, fueron expuestas las condiciones de retiro "particulares" que tienen los militares. Si bien los montos y edades de retiro promedio varían significativamente en función del grado y de la causal jubilatoria, en el documento que acompañó la presentación se informó que tanto los oficiales y jefes, así como los oficiales superiores, se retiran con una jubilación que supera ampliamente tanto el promedio de pasividades del Banco de Previsión Social (BPS).
. En el BPS el promedio es de unos $ 20.000 y el tope está fijado en poco más de $ 50.000 por mes Según las cifras que maneja el gobierno, lo que cobra el personal subalterno las Fuerzas Armadas está dentro de esos parámetros.

Pero la cosa cambia cuando se trata de los oficiales superiores, quienes consiguen jubilaciones superiores a los $ 100 mil.
Astori dijo que la Caja Militar le está costando a Rentas Generales unos US$ 400 millones por año.
El régimen jubilatorio que los rige desde 1974 les permite a los militares, según el rango, irse de los cuarteles con 20 años de servicio y con menos de 50 años de vida.

Además, cada año de trabajo en el exterior se les computa doble, cobran como jubilación el 100% de su sueldo, reciben aguinaldo y, cuando mueren, buena parte del cobro de sus haberes son heredados por su familia

. Los generales pasan a retiro obligatorio al cumplir 60 años, los coroneles a los 55 años, los tenientes coroneles a los 52 años y los mayores a los 48 años.

Dentro del personal subalterno, los suboficiales mayores se jubilan a los 55 años, los sargentos primero a los 52 años, los sargentos a los 50 años, los cabos de primera a los 48 años, los cabos de segunda a los 46 años; los soldados a los 45 años y los soldados de segunda a los 40 años.

La otra cara.


Los retirado militares afirman que muchos de los números difundidos por el gobierno son ciertos pero otros son inexactos y no reflejan toda la verdad acerca de los retirados de las Fuerzas Armadas.
En el comunicado del Centro Militar se señala que el Servicio de Retiros Militares –ese es el verdadero nombre de la "caja" militar– recibe el aporte anual de aproximadamente US$ 300 millones de Rentas Generales mientras que el BPS es asistido anualmente con US$ 4.100 millones.

Dicen que esto sucede "sin que a las autoridades económicas se les genere alguna preocupación".
Además, consideran un exceso que el gobierno planee aplicar un gravamen a las jubilaciones militares más altas puesto que estas ya pagan IASS (Impuesto de Asistencia a la Seguridad Social).

Dicen que los sueldos más altos de los militares en actividad no llega a los $ 100 mil y que un soldado cobra $ 14 mil. Aseguran que el 70% de los retirados y pensionistas de las Fuerzas Armadas se lleva menos de $ 30 mil por mes.
Las Fuerzas Armadas tienen 27 mil efectivos en actividad, 35 mil retirados y 15 mil pensionistas. l

Populares de la sección

Acerca del autor