Las ideas de la IMM para los taxis: autos con GPS, sillita para niños y chofer con uniforme

Uno de los objetivos de la comuna es que los pasajeros puedan evaluar el desempeño

El tamaño de los taxis, la mampara, la implementación de la silla para niños y el pago con la tarjeta STM son algunos de los temas que la Intendencia Municipal de Montevideo (IMM) puso sobre la mesa para comenzar a trabajar en la mejora del servicio de taxímetro en la ciudad.

En una reunión que mantuvieron este viernes con la Gremial Única del Taxi y el sindicato de trabajadores (SUATT), las autoridades de la comuna presentaron una serie de medidas que se comenzarán a discutir entre los diferentes actores en los próximos meses.

Según dijo a El Observador el director de Transporte de la intendencia, Máximo Oleaurre, la idea es modificar las normativas que rigen actualmente este servicio, que están atrasadas, y algunos temas relacionados con el funcionamiento y hábitos en el servicio.

Las modificaciones se dividen en cuatro grandes áreas: las condiciones del vehículo, la incorporación de tecnología, los conductores y la seguridad de los pasajeros.

Dentro del primer grupo, la comuna propone modificar, por ejemplo, la antigüedad de los coches, que actualmente es de un máximo de 15 años, y cambiar los espacios entre el asiento y la mampara. En cuanto a la tecnología, la idea es incorporar el pago con tarjeta e incluir a los taxis en el uso de la tarjeta STM; incorporar el recibo obligatorio, que es un derecho del pasajero; y que todas las unidades estén monitoreadas a través de GPS.

Por otra parte, se evaluará la posibilidad de hacer una libreta de conducir especial para los taxistas, con más exigencias, algo con lo que según dijo a El Observador el secretario del SUATT, Antonio Diez, los trabajadores estarían de acuerdo. Otra medida que los trabajadores ven como una respuesta a sus reclamos es la regulación del horario de trabajo para mejorar la seguridad en la conducción. La comuna propone además crear un "Sistema de evaluación de desempeño de conductores por parte de los pasajeros" y que los conductores tengan un uniforme de trabajo.

Para la seguridad del pasajero, en tanto, se buscará tener medidas como que el auto no arranque hasta que tenga abrochado el cinturón de seguridad. También se intentará avanzar en el uso de los sistemas de retención infantil, obligatorio desde 2013 para todos los menores de entre 0 y 12 años pero en lo que todavía no se ha logrado un acuerdo para comenzar a implementarlo. También se verá la posibilidad de que viajen los perros guía para ciegos, y las personas con sillas de rueda.


Populares de la sección