Las instalaciones del MoMA en el verano de Nueva York

Llega el verano al hemisferio norte y surgen ejemplos maravillosos de atracciones culturales que congregan a la gente en edificios emblemáticos como galerías de arte o museos.
Ya hemos recorrido ampliamente el tema en este blog, como lo hacen en Londres (con la Serpentine Gallery), en varias ciudades europeas y estadounidenses (con los rooftops de hoteles y museos  a tope), o en el mismísimo MET con sus intervenciones en una azotea que es de morirse en cuanto a vistas, actividades relacionadas  y público que acude.
 
El MoMA no es la excepción y cada año en su predio de Queens organiza un concurso para arquitectos jóvenes con el objetivo de montar una instalación temporaria, bajo la cual se llevan a cabo innumerables actividades de verano. Entre otros, organizan la Warm up summer music series, y el Young Architects program que fomenta la visibilidad de talentos emergentes en arquitectura en sus instalaciones PS1.
 
Desde el año 2000 el glosario de intervenciones va desde torres de ladrillos biodegradables, telas tensadas, cultivos hidropónicos, etc.
 
Este año, el ganador fue el arquitecto español Andrés Jaque, con "Cosmo", una red de cañerías que sirven como planta purificadora, exhibiendo el poder político de la arquitectura y de pensar la habitabilidad de espacios autónomos.
 
Hasta el 6 de setiembre está en exhibición y todos los sábados hay sesiones de música y baile, entre otras actividades.
 
En el predio funcionaba la primera escuela pública de NYC. En 1971 fundaron The Institute for Art and Urban Resources, que intentaba refaccionar manzanas revitalizando edificios para uso de talleres de artistas. En 1997 el MoMA hizo una remodelación de 3 años como función de galería de exteriores, y desde el año 2000 se asocian para ampliar el acceso del arte contemporáneo de formas más dinámicas, vanguardistas e innovadoras; así organizan en conjunto eventos que son de los más anticipados cada verano.
 
Lo que se puede hacer con un predio sin mayor gracia y mucha gestión y ayudas económicas de algunas fundaciones o amigos del museo por detrás, es impresionante. No es mada menor lograr instalar en el imaginario colectivo y en el calendario de verano, uno de los eventos más cool y esperados de la ciudad.
 
Vean fotos del último ejemplo y previas propuestas acá

Comentarios

Acerca del autor