Las jubilaciones aumentarán 10,6% a partir de enero

El salario real del sector privado aumentó 1,9% y el de los públicos, 3,5%

El menor empuje inflacionario en el acumulado a noviembre y la aceleración del salario nominal llevó a que el poder de compra de los trabajadores uruguayos alcance el mayor valor en más de un año y medio.

La capacidad de consumo de los trabajadores aumentó 2,5% interanual en el penúltimo mes del año tras la suba de 1,7% de octubre, de acuerdo con los datos divulgados por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Esta suba fue la mayor desde abril del año pasado.

Mientras tanto, el Índice Medio de Salarios Nominales (IMSN) -que se utiliza para el ajuste de las jubilaciones y pensiones- aumentó 0,76% en noviembre. Así, la variación anual acumulada en el período enero-noviembre fue de 10,56%. Por tanto, ese será el porcentaje de ajuste que tendrán las pasividades a partir del próximo 1° de enero. Cuando se conozca el IMSN de diciembre -sobre fines de enero- habrá un nueve ajuste en las pasividades en febrero.

El impulso del salario real se explicó tanto por los precios como por el salario nominal. La inflación volvió a tener un menor dinamismo en el período considerado y pasó de 8,5% a 8,1% en la medición interanual, mientras que el salario nominal se aceleró y aumentó 10,8% en los doce meses a noviembre tras la suba previa de 10,3%.

El bolsillo de los trabajadores del ámbito privado aumentó un punto porcentual a 1,9% y cortó con dos meses consecutivos de pérdida de dinamismo.

Si se desagrega por sector de actividad, hoteles y restaurantes fueron los que tuvieron la mayor suba, de 8%, seguido por la enseñanza (5,1%) y las actividades inmobiliarias y de intermediación financiera con un alza de 3,4% cada una. Por otro lado, el sector de la construcción, servicios sociales y de salud y la industria aumentaron 2,6%, 2,5% y 2,1%, respectivamente.

Transporte y comunicaciones se mantuvieron sin variaciones y el poder de compra de los trabajadores del comercio descendió 1,3%.

Por otro lado, el poder adquisitivo de los trabajadores del sector público aumentó 4 décimas de puntos porcentuales a 3,5% y registró el mayor aumento desde abril de 2012.