Las lanas iniciaron el año con fuerza en el mercado internacional

Sigue sin haber operativa en la plaza local
Por Blasina y Asociados, especial para El Observador

Terminó el receso en el mercado lanero australiano y con los primeros remates el Indicador de Mercados del Este (IME) retomó la senda alcista, aumentando US$ 0,55 a US$ 10,61 por kilo base limpia. Es el mayor valor desde abril de 2013, cuando cotizaba a US$ 10,69. El dólar australiano se fortaleció 0,5% desde el último remate del año pasado, cotizando a AU$ 0,746 por dólar. El indicador supera la máxima cotización del año pasado, de AU$ 0,35, trepando a AU$ 14,22 por kilo base limpia.

La oferta se ubicó en 51.379 fardos, de los cuales se vendió el 95% y se rechazó 5% de los fardos.
Los remates en Australia la semana entrante serán tres y se estima una oferta de 55.394 fardos.
El mercado local está sin operativa desde la última semana del año pasado, cuando la actividad se concentró en la logística, tarea que se considera terminada.

En la primera mitad de la zafra se colocó un porcentaje muy alto de lana fina, porque los precios fueron mayores a los de la zafra anterior. En cambio en lanas medias y gruesas el precio fue menor y no conformó a la oferta.

Los mejores precios se dieron en setiembre, por los lotes de esquila preparto, y luego el precio no paró de caer. Se estima que queda la mitad de la producción de esta zafra por comercializar.

Como referencia para lanas finas, el precio de la lana Ideal sin acondicionar se ubica en el eje de US$ 5,00 por kilo mientras la acondicionada se mueve entre US$ 6,00 y US$ 7,00 por kilo.

Los lotes Merino sin acondicionar a US$ 6,00 y acondicionados entre US$ 6,50 y US$ 7,50 por kilo.

La lana Corriedale tiene como referencia US$ 2,50 sin acondicionar, la lana grifa celeste entre US$ 2,60 y US$ 2,70, y la grifa verde de US$ 2,90 a US$ 3,00.