Las polémicas fotos de la “guerra contra el terrorismo”

El presidente Obama se niega a publicar las imágenes de la muerte de Bin Laden pero en los 10 años de la “lucha contra el terror”, controvertidas fotos recorrieron el mundo

Polémicas fotografías recorrieron el mundo en estos 10 años de “guerra contra el terrorismo”. Hoy son las del cadáver del líder de Al Qaeda, Osama bin Laden, las que generan controversia. Unos piden que las fotos del terrorista se publiquen pero el presidente de EEUU, Barack Obama, ya se negó. Sin embargo, desde las imágenes de los atentados del 11 de setiembre de 2001 muchas fotografías  impactaron: el ahorcamiento de Saddam Hussein, las torturas en la cárcel de Abu Ghraib y los ataúdes de los marines muertos llegando a EEUU, entre otras.

Cadáver y ¿trofeo?

Las imágenes del cadáver de Bin Laden no serán divulgadas por la Casa Blanca, determinó el presidente estadounidense luego que analizara junto a sus funcionarios más cercanos si era conveniente o no que las fotos salieran a luz.

El asunto generó un cruce entre los partidarios de que las imágenes fueran publicadas, lo que permitiría despejar supuestas dudas sobre la identidad de la víctima, y quienes se niegan. Los familiares de los fallecidos en el 11-S quieren ver las imágenes, y algunos políticos también. 

La senadora republicana Susan Collins consideró que sin las fotografías "habrá quienes creen el mito de que Osama sigue vivo y escondido en algún sitio".

Sin embargo, las autoridades cerraron el tema con el argumento de no generar más odio en los grupos terroristas opositores a EEUU. "No exhibimos estas cosas como un trofeo", indicó Obama, quien justificó su decisión al considerar que la publicación de los documentos gráficos podría poner en peligro la seguridad nacional y de las tropas estadounidenses en el exterior. "Es importante asegurarnos de que unas fotos muy gráficas de alguien con un tiro en la cabeza no circulan por ahí como una incitación a más violencia", explicó.

Acerca de la posibilidad de que surjan dudas sobre la autenticidad de la muerte, Obama aseguró: "Hemos estado supervisando las reacciones mundiales y no hay dudas de que esté muerto. Desde luego, quienes no tienen ninguna duda son los miembros de Al Qaeda".

¿Qué se sabe de la foto?

La fotografía del cadáver de Bin Laden fue tomada por uno de los integrantes del grupo SEALS que participó del operativo de 40 minutos en el que fue abatido el terrorista más buscado por EEUU.  Inmediatamente la imagen llego hasta la CIA desde donde se confirmó que efectivamente era Bin Laden quien había muerto. Antes del operativo la inteligencia de EEUU había estimado que tenían 60% de posibilidades de encontrar al líder de Al Qaeda en ese lugar.

La imagen fue procesada en un programa de reconocimiento facial que concluyó con 95% de certeza que el abatido era el blanco de la operación. Además, también lo confirmó una esposa de Bin Laden.

Consultado por las imágenes, antes de que se conociera la decisión de Obama, el portavoz de la Casa Blanca Jay Carney manifestó que las mismas eran “truculentas”. Agregó que en la fotografía se observa la herida que le ocasionó a Bin Laden uno de los dos disparos recibidos, el que le entró por encima del ojo izquierdo, que le abrió el cráneo y le extrajo parte de la masa cerebral.

Fotos polémicas

La de Bin Laden no es la única imagen truculenta. Tras los atentados del 11-S, que significaron el inicio de la guerra contra el terrorismo declarada por el ex presidente George W. Bush, hubo recelo respecto la publicación de fotos sobre el ataque a las Torres Gemelas, por la crudeza de algunas en las que se mostraban a personas saltando desde los edificios.

Una de las publicaciones que dejó mal parado a EEUU fue la de las imágenes de la cárcel iraquí de Abu Ghraib, en abril de 2004, cuando se filtraron fotografías de las humillantes torturas que los militares estadounidenses hacían sobre los presos allí detenidos.

En abril de 2005, en plena guerra contra el terrorismo en Irak y Afganistán, las autoridades intentaron impedir la publicación de las fotos de los ataúdes de los soldados estadounidenses caídos en combate. El Departamento de Defensa había censurado la publicación de los féretros envueltos en la bandera estadounidense, pero una ley de transparencia permitió a los medios divulgarlas.

En junio 2006, EEUU mató en un bombardeo al líder de Al Qaeda en Irak, Abu Musab Al Zarqawi. Era el segundo hombre más buscado por el gobierno de Bush, después de Bin Laden. Las tropas estadounidenses tomaron fotos del cadáver que luego fueron presentadas a la prensa por el Ejército.

También en 2006, pero en noviembre, el líder iraquí Saddam Hussein fue condenando a morir en la horca por crímenes de lesa humanidad.  El 30 de diciembre de ese año fue ejecutado. EEUU había divulgado imágenes de Hussein al momento de su captura en Irak y mientras se le hacían controles para identificarlo, en diciembre de 2003. Luego de su muerte se difundieron videos del momento en que era ahorcado. EEUU protestó por la divulgación de esas imágenes.

Este miércoles se divulgaron imágenes de los cadáveres de quienes acompañaba a Bin Laden pero las del líder terrorista siguen oficialmente guardadas.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios