Las predicciones del Año Nuevo chino para Donald Trump

El experto en geomancia Thierry Chow dijo que "habrá muchas huelgas" en EEUU

La agresividad y la volatilidad marcarán 2017, predicen expertos en geomancia de Hong Kong, quienes estiman que el presidente estadounidense Donald Trump entrará en el combativo año del gallo del calendario lunar chino.

El carácter brusco e impredecible del ave, asociado con el elemento "fuego", presagia tiempos agitados, en particular en el mundo occidental, explican los maestros de feng shui, cuando falta poco para que China celebre, el sábado, la entrada en el nuevo año.

"Al gallo le gusta luchar, le encantan las peleas verbales, es combativo", declara a la AFP Thierry Chow, que practica la adivinación en la antigua colonia británica que en 1997 pasó de nuevo bajo tutela china.

La investidura de Donald Trump provocó manifestaciones masivas de la oposición. Aún no había entrado en la Casa Blanca que ya suscitaba la ira de China y hacía temer una guerra comercial entre las dos potencias económicas mundiales.

Según Chow, Trump seguirá sacando de quicio a la gente durante el primer año de su presidencia. "Habrá muchas huelgas e incluso disturbios".

Donald Trump, nacido durante el año del perro, tiene la capacidad de poner la piel de gallina a muchos gracias a su reserva de seguidores y a su "bazi" personal. Y es que el elemento "tierra" es compatible con el "fuego", que caracteriza 2017.

En la astrología china, el "bazi" es un sistema para leer la senda de la vida de una persona en función del día y de la hora exacta del nacimiento. Creen que determina el carácter y el destino.

Prosperidad

El arte del feng shui -que significa viento y agua- tiene gran influencia en varios países asiáticos. Los habitantes siguen sus principios para acomodar la vivienda o el negocio y para la toma de decisiones, esperando así mejorar su bienestar, suerte y fortuna.

Se basa en una filosofía antigua que considera que todos los elementos son fruto de un sutil equilibrio entre el metal, la madera, el agua, el fuego y la tierra.

"Este año del gallo (Trump) tendrá todos los elementos, personas, cosas y el ambiente que le ayudarán personalmente como presidente", añade Chow.

Alion Yeo, maestro de feng shui muy conocido en Hong Kong, considera que la economía estadounidense se benefiará del año del gallo por el elemento "metal", que también representa el dinero y las acciones.

"El 'bazi' de Trump muestra que será próspero y la Bolsa estadounidense tendrá buenos resultados en 2017".

Comunicar con los cielos

Pero la buena fortuna del nuevo presidente durará solo un tiempo, ya que los elementos se volverán en contra de él durante los próximos años, advierte. "2017 será un buen año pero 2018 no". Será el año del perro.

Para hacer sus predicciones, algunos maestros de feng shui sacudían tres monedas en el caparazón de una tortuga. Según la forma en la que cayeran daban un consejo sobre la fecha idónea para una boda o la estrategia a seguir durante una batalla importante.

Alion Yeo sigue usando monedas pero ha cambiado el caparazón por una caja metálica. Para predecir el futuro, el corazón del adivino debe estar "muy silencioso", explica. "El poder de comunicar con los cielos es un don".

Para él, el mundo será como "un buey enfermo" en 2017, con perspectivas todavía más desfavorables que en 2016.

"A duras penas se levanta para pacer la hierba que lo rodea", y Europa se verá muy afectada, afirma.

El elemento "metal" del gallo representa los países occidentales, en particular Europa que se verá sometida a la presión del "fuego", añade Alion Yeo.

El Brexit y la crisis de los refugiados seguirán sembrando el caos en el viejo continente, estima Chow, que usa para sus predicciones el sistema de la "estrella voladora" basado en la posición de las constelaciones.

"Yo no diría que las cosas se están calmando", afirma. "Será un año de disputas muy vehementes".


Fuente: AFP

Populares de la sección