Las razones que dio la Justicia para procesar con prisión a siete hinchas de Peñarol

Fueron identificados por fotos subidas a las redes sociales. Vea el auto de procesamiento
Siete hinchas de Peñarol fueron procesados ayer con prisión por delito de receptación, luego de haber subido fotos a redes sociales con productos que habían sido robados por otras personas en la tribuna Ámsterdam en la previa del clásico de fútbol que no llegó a disputarse.

Los imputados, todos mayores de edad de entre 18 y 27 años, recibieron fundas de latas de refrescos y botellas de agua recién robadas, "con pleno conocimiento de que tales efectos eran producto de saqueo que venía de realizarse a los locales de comida", establece el auto de procesamiento firmado por el juez Gustavo Iribarren al que accedió El Observador.

Alguno de los procesados se sacaron fotos posando con las latas y botellas que fueron difundidas a través de las redes sociales. "Los indagados admitieron su participación en los hechos", agrega el fallo. La participación fue registrada por las cámaras por el personal policial ubicado en la cancha del Estadio Centenario.

"Analizando bajo la luz de las reglas de la sana crítica (...) permite acceder a los elementos de convicción suficiente para establecer la participación de los indagados en los hechos relacionados", establece el auto de procesamiento.

¿Por qué con prisión?

El fallo explica la razón de que los procesamientos sean con prisión: "Si bien el delito de receptación prevé una pena mínima de prisión y si bien los indagados carecen de antecedentes penales, en atención a la gravedad que este tribunal atribuye a los hechos los procesamientos habrán de disponerse con prisión preventiva", continúa el fallo y señala que si bien las conductas de los procesados no califican como causantes de un daño de importancia al bien propiedad, los delitos "se enmarcan en una situación general de vandalismo que llevó a que la celebración de un partido clásico derivara en la comisión de múltiples actos con apariencia delictiva".

"El cabal conocimiento de parte de los indagados de la intensidad de la violencia con que se ejecutaron los delitos precedentes permite concluir que la recepción de los efectos de aquellos reatos y la exhibición de los mismos en la tribuna contribuye a forjar la nota de gravedad que posee el conjunto de eventos verificados en la tribuna Ámsterdam", señala el texto.

Las pruebas que llevaron al procesamiento de los hinchas se basan en los registros fotográficos de los hechos, las declaraciones del funcionario policial encargado del operativo de seguridad, de integrantes de comisión de seguridad de Peñarol, declaraciones de los damnificados y de funcionarios de recaudación.


¿Qué robaron?

Con los rostros cubiertos ante los mostradores de los locales y mediante amenazas a los trabajadores, robaron $40.000, 400 latas de refrescos, 400 botellas de agua, cerca de 1.000 hamburguesas, panchos y panes y varias garrafas de gas.







Populares de la sección