Las risas en 15 segundos de Instagram

Una nueva clase de humoristas se apodera de la red social de fotografía y video, y cosecha miles de seguidores; cómo alcanzaron el éxito masivo y cuál es su secreto para mantenerse
Si se trata de vanidad y egocentrismo, Instagram es la red social que, por excelencia, saca la parte más narcisista de las personas. Está en su esencia, en su concepto más básico: compartir una imagen.
Sin embargo, existen usuarios dentro de Instagram que hacen algo más que subir una captura de su fotogénico almuerzo o una selfi –tan forzada como espontánea– y se dedican a hacer reír. Esta raza de instagrammers juega con la realidad más humillante de la idiosincrasia juvenil-adolescente que rompe completamente con la estética común del resto de Instagram, donde todo está muy maquillado. Así, generan miles o millones de adeptos que los siguen y comparten los contenidos de sus perfiles.

Y si en televisión el tiempo "es oro" entonces en Instagram es un diamante, porque estos comediantes tienen apenas 15 segundos para contar sus chistes y ganarse a los internautas. Aun así muchos lo han logrado con éxito: Leticia Piriz en Uruguay; Gregorio Rossello en Argentina o Killadamente en República Dominicana. Tres ejemplos de comediantes digitales que han viralizado sus videos mezclando el stand-up con una suerte de reality show acerca de sus vidas que son tan ordinarias y cotidianas que cualquiera puede fácilmente identificarse con ellas, ¿es ese el secreto de su éxito?, ¿por qué en Instagram y no en otras redes sociales?, ¿son los humoristas digitales una moda pasajera?

El mundo de los 140 caracteres

Gregorio Rossello, argentino de 24 años, se encontraba en el camarín de un teatro de la costa argentina una noche de verano. Estaba haciendo tiempo antes de comenzar una función de stand-up cuando se grabó a sí mismo bromeando sobre por qué usar cera para el pelo lo hacía "remaricón".

Le pareció gracioso y lo subió a su cuenta de Instagram, en la cual hasta ese momento compartía lo mismo que todo el resto; selfis con amigos y los chocolates que se había comprado tras un antojo. A las semanas subió otro en el que comentaba cómo había sido una conversación por Whatsapp con una chica, a la semana siguiente otro y luego otro y otro. A medida que Rossello iba subiendo sus videos, más gente lo seguía, los compartía y dejaba sus comentarios. El gran quiebre antes de alcanzar la masividad fue cuando otro comediante de Instagram recomendó su cuenta y desde allí el salto fue radical. Hoy, su perfil acumula 672 mil seguidores y más de 1.000 publicaciones; todas con un alto grado de viralidad. "Mi éxito no es casualidad", explicó Rossello a El Observador desde su nuevo departamento en la ciudad de Buenos Aires. Se acaba de mudar y no tiene gas, por lo que hace días que se viene bañando con agua fría, y por supuesto que sus últimos videos publicados en Instagram son ironías acerca de eso. Y agregó: "Como comediante quería llegar a más gente y venía haciendo toda una movida poco fructífera por redes sociales". Rossello probó en Facebook posteando la transcripción de sus monólogos de teatro, en Twitter publicado chistes breves y en YouTube cargando sus presentaciones de stand-up completas; pero hasta entonces no había tenido suerte. Hasta que probó en Instagram.

Embed

El amigo manija!

Un vídeo publicado por Gregorio Rossello (@gregorossello) el


¿Por qué el éxito en esa red social? El humorista argentino cree que se dio gracias a una sinergia de cosas que lo ayudaron a impulsar su trabajo. La primera es que Instagram lo obligó a ser breve y sintético, lo que provocó una viralización más efectiva de sus videos. "Vivimos en un mundo de 140 caracteres, del poco tiempo, del on demand. E Instagram me hizo tener que meter el chiste en 15 segundos", explicó. A su vez, comenzó a publicar sus videos cuando la red social comenzaba a tomar impulso. Eso los benefició.

Cree que ser algo así como un rupturista dentro de la falsedad que propone Instagram también fue una ventaja para él. "Es una red social muy superficial y entonces apareció un loquito con ojeras a decir que lo había dejado la novia y que no quedaba en los castings a los que se presentaba. En definitiva, a contar un poco los que no pasa a todos, que la vida no es perfecta y eso generó que la gente se identificara conmigo", contó.

Embed

Trucos para sacar fotos.

Un vídeo publicado por Gregorio Rossello (@gregorossello) el


Algo similar sucedió con Leticia Piriz, una uruguaya de 32 años, que trabaja en marketing y comunicación para empresas y particulares. Su actividad está más bien enfocada en generar estrategias con y para jóvenes. Comenzó a subir videos buscando generar contenidos nuevos, pero fue hace ocho meses, experimentando y "bobeando" en la red social, que desencadenó una reacción en la gente que nunca hubiese esperado. Hoy la siguen más de 7.600 usuarios que disfrutan con sus videos acerca del ser mujer.

Piriz cree que fue gracias a las características propias de Instagram que sus videos se hicieron conocidos. "Instagram tiene la particularidad de que podés ver las fotos que les gustan a otros amigos y creo que ahí fue cuando personas que no tenían nada que ver con mi red empezaron a ver mis videos", explicó Piriz a El Observador.


A la licenciada en marketing algo que le llama la atención es la manera en que las personas se relacionan con sus videos. "Los comentarios no son hacia mí; son comentarios de personas que etiquetan a sus amigos", contó. Ella cree que este fenómeno se da porque son contenidos que identifican a una comunidad entera y "eso es lo que lo hace interesante".

Otro de los fenómenos que preocupa dentro de las redes sociales –sobre todo a padres, psicólogos y educadores– es todo el entramado de cyberbullying que se genera en el mundo online. Carol Acosta, mejor conocida en Instagram como Killadamente, es una joven dominicana de 18 años que experimentó el acoso de sus compañeros de clase en carne propia. A raíz de estas experiencias tan duras, en enero de 2015, comenzó a publicar videos en Instagram para desahogarse riéndose del tema. Lo que comenzó como una pequeña terapia de escape pronto se convirtió en un fenómeno: 16 meses después de publicar su primer video Killadamente alcanzó los 1,5 millones de seguidores en Instagram. "Ni yo misma entiendo aún cómo es que me hice tan popular", dijo Killadamente a El Observador. La joven, fanática de la pizza y autoproclamada "la reina de los 15 segundos", nunca esperó que nada de esto pasara cuando comenzó a generar contenidos. Ella se considera "más una ayuda que una comediante" porque convertirse en una referente digital para los jóvenes latinos es toda una responsabilidad. "Me considero más una ayuda que una comediante; quiero ayudar a las personas que se sienten como yo alguna vez me sentí", expresó. Killadamente genera sus videos a partir de la discriminación o el acoso que recibe a causa de su sobrepeso. "Todo lo que pasa en mi vida es un video", dijo, y agregó que no importa si es algo positivo o negativo, ya que siempre logra "sacarle jugo" a las situaciones.

Embed

Tu y tus amigos empezando la dieta Ft @gregorossello #KillaYGrego

Un vídeo publicado por Killadamente (@killadamente) el


Influencers hasta la médula

La relación de los humoristas instagrammers con sus seguidores es muy espontánea. Rossello contó que tiene 10% de seguidores que lo siguen "con fervor" y lo tratan como una verdadera celebridad. Y el otro 90% –según sus propios cálculos– son jóvenes de su edad o más chicos que se identifican con su humor. Por supuesto, también tiene detractores, pero al argentino no parece preocuparle; dice que toma los comentarios negativos como un halago: "Que haya gente que me critica es una señal de masividad", dijo.

Embed

Fiestas del colegio... La canción de Justin para esas madres que te odiaban porque flasheaba que eras mala influencia.

Un vídeo publicado por Gregorio Rossello (@gregorossello) el


Los tres comediantes están seguros y son conscientes de que su trabajo influye de alguna manera sobre la gente que los mira y por eso perciben un compromiso y una responsabilidad con sus audiencias. "Yo considero que lo mío pasó de ser un hobby a ser un trabajo; hay gente que me escribe para decirme que fue un garrón su día y que les cuesta dormir pero que ver mis videos los ayuda", contó Rossello, que valora esto como una de las mejores cosas de ser conocido dentro de una red social. Por su parte, Piriz asegura que le "divierte" cuando sus seguidoras le escriben pidiéndole consejos y que le gusta responder y alimentar esa interacción. Killadamente también agradece el contacto tan directo con sus seguidores; incluso recuerda cómo una chica le confesó que gracias a sus videos "decidió no quitarse la vida". "He llegado a conocer y trabajar sobre un poder que no sabía que en realidad tenía", dijo Killadamente.

Enchastrar el contenido

El agradecimiento de los seguidores no es la única recompensa que estos instagrammers reciben por la publicación de sus videos. Tanto Rossello como Killadamente han pactado con diferentes marcas que buscan promover sus productos a través de estos canales tan masivos. Si bien ambos han aceptado trabajar con marcas, ponen sus condiciones y han rechazado varias ofertas. Piriz, sin embargo, se mantiene al margen en eso de lucrar a través de su cuenta. "No hago publicidad en Instagram y tampoco la haría", dijo la joven uruguaya.

Embed

Esa amiga q no te deja comer en paz FT @sofimorandi #AlFavolTipa #SofiYKilla

Un vídeo publicado por Killadamente (@killadamente) el


Piriz explicó que "jamás enchastraría el contenido" que genera en redes sociales por una marca.
Rossello y Killadamente han dado el salto de las redes a los medios tradicionales, como la televisión, gracias a sus videos en Instagram. El argentino fue contratado para formar parte de ESPN Redes, un programa de entretenimiento, luego de alcanzar popularidad. "Tengo un montón de miedos por estar en televisión y no poder adaptarme a una plataforma nueva", reconoció. El humorista, sin embargo, intenta trabajar sin perder aquella esencia que la gente "compró" en sus videos digitales. La dominicana Acosta ha tenido varias participaciones en programas de televisión.

Embed

Un #TeTiroUnPique que es la base para que funcione! #VerdadesEn15Segundos Todo sucede en Snapchat

Un vídeo publicado por Leti Piriz (@leticiapiriz) el


Piriz se mantiene escéptica ante la posibilidad de dar ese salto y, como profesional de marketing, cree que es una mala idea. "Es un error llevar a los ídolos digitales a los medios tradicionales. No logran mantener la empatía que generaron con sus seguidores a través de las redes", explicó la licenciada.
Estos nuevos fenómenos virtuales se multiplican y cada día surge uno nuevo. Pero todo indica que tarde o temprano el público migrará a otras plataformas (como el renombrado Snapchat) y será cuestión de tiempo para que surjan nuevos fenómenos de masas que logren dar con la tecla y transformarse en las nuevas sensaciones. "En el futuro, todo el mundo tendrá 15 minutos de fama", dijo una vez Andy Warhol. En el caso de los instagrammers, ¿se trata de su momento de popularidad o lograrán prevalecer en el tiempo y más allá de las plataformas? Allí está su desafío.

Populares de la sección

Acerca del autor