Las series que se vienen en TV para 2014

Llegan a su fin The Newsroom, Justified y Ripper Street; se contrapone la próxima aparición Wayward Pines, Believe y Silicon Valley

El otrora afamado director de cine M. Night Shyamalan busca pastos más verdes en la pantalla chica ante tanto fracaso cinematográfico con una propuesta interesante: Wayward Pines. La historia de un agente del Servicio Secreto (Matt Dillon) que viaja al pueblo del título (que está ubicado en el estado de Indiana) buscando a dos colegas desaparecidos, solo para encontrarse con un misterio de ribetes pintorescos. La propuesta remite de inmediato a la legendaria Twin Peaks de David Lynch y los espectadores esperan que Shyamalan recupere su mejor forma en este formato (ya se ha confirmado que dirigirá el episodio piloto).

No solo de buenos deseos se conforma Wayward Pines. Shyamalan ha reclutado además al director Zal Batmanglij –responsable de la muy interesante The East– para que dirija algunos episodios. El elenco se completa, además, con nombres como Melissa Leo, Terrence Howard, Carla Gugino, Shannyn Sossamon, Juliette Lewis y Toby Jones. Así mismo, la serie adapta la novela Pines de Blake Crouch, que es la primera de una saga (que se continúa, y culmina, en Wayward). El propio Crouch es responsable de la adaptación.

Otro aspecto interesante de esta serie es que ya se anuncia como limitada y autoconclusiva (es decir, en caso de éxito podría continuarse con una nueva historia pero no una continuación de esta misma), lo que propone algo concreto, con los beneficios de esto mismo. Producida por la cadena CBS de acuerdo con FOX, su estreno se espera para junio como máximo.

Crouch ha comentado al respecto de la adaptación: “La coherencia de los personajes es algo muy importante para la saga. En este momento escribo la tercera entrega y continuamente reviso los libros anteriores para mantener la consistencia. Y la adaptación a TV tendrá esa misma coherencia. Wayward Pines es una mezcla de géneros: ciencia ficción, thriller, fantasía y horror. La adaptación entre los dos lenguajes ha sido algo natural. Yo ya escribo y desarrollo ideas hasta para un cuarto libro, que bien podría ser una segunda temporada”.

Believe
En este caso se produce un combo irresistible: el rey Midas de la televisión, JJ Abrams, en pareja con el director mexicano Alfonso Cuarón (cuya Gravedad está nominada a los premios Oscar). Believe narra la historia de un condenado a muerte que es liberado por una misteriosa organización para que proteja a una niña con curiosos poderes sobrenaturales (que es el blanco de otra misteriosa organización). El propio Cuarón dirige el episodio piloto.

La niña en cuestión (debut para Johnny Sequoyah) tiene entre otros poderes los de levitación, telekinesis y futurología y es el evidente blanco de muchos. Por ello no puede permanecer mucho tiempo en el mismo lugar. Acompañada por Tate (Jake McLaughlin) viajará de pueblo en pueblo tratando de no ser encontrada, pero al mismo tiempo cambiando la vida de los que se cruzan a su paso. O sea, una suerte de El increíble Hulk con otros poderes y encarnado en una pequeña niña.

Además de sus creadores, otro aspecto fuerte de esta nueva serie de NBC (que se estrena el próximo 10 de marzo) es su elenco secundario. Caras conocidas, como Delroy Lindo, Sienna Guillory, Kyle MacLachlan y Marianne Jean-Baptiste, completan el elenco. En contra juegan distintos atrasos en su estreno, y cambios en su día de programación no auguran nada bueno. Sin embargo, el nombre de Cuarón y sus nominaciones a los premios de la Academia solo servirán para promocionar más aun Believe.

“Después de filmar gente flotando en el espacio, esto realmente fue sencillo” comentó el director mexicano sobre Believe. “Disfruté mucho hacerlo. Creo firmemente que la televisión mainstream tiene mucho más para ofrecer que el cine mainstream. La televisión te ofrece narrativa, mejor narrativa que la que puede ofrecer el cine. El cine tiene cinematografía, en cambio. Algunas series, como es el caso de Breaking Bad, pueden ofrecerte cinematografía pero no es común. Y en la TV puedes ofrecer personajes de gran complejidad, cosa que no es común en el cine”.

Silicon Valley
Otro de los regresos a la pantalla chica que más entusiasmo genera es el de Mike Judge. Responsable de dos de los hitos en cuanto a la animación televisiva –como Beavis and Butthead y El rey de la colina– se pasa por primera vez a la televisión en esta comedia de humor negro ambientada en la panacea de los ingenieros de computación, hogar de sus grandes popes como Steve Jobs y Bill Gates.

Silicon Valley cuenta la historia de un pequeño equipo de ingenieros que consigue un gran desarrollo en materia de computación, pero se niega a venderlo a una compañía más grande prefiriendo correr ellos mismos con el riesgo (rechazando en el proceso un cuarto de millón de dólares).

Con el dudoso respaldo de John Altschuler y Dave Krinsky como guionistas (responsables también de ese mamotreto protagonizado por Will Ferrell, Blades of Glory), el propio Judge dirigirá el episodio piloto.

El elenco no descolla por sus rostros conocidos. Los protagonistas son Thomas Middleditch, Kumail Nanjiani, Martin Starr y TJ Miller, entre otros ilustres desconocidos. Es en la figura de Judge donde descansa el mayor interés, así como que la cadena que está detrás de la serie sea la todopoderosa e infalible HBO.

Abril será su mes de estreno, acompañando otras propuestas exitosas de la cadena, como Game of Thrones y Girls. Al respecto de la serie y de lo mucho que se espera de ella, ha respondido el propio creador y director: “Hicimos una concienzuda investigación para el desarrollo de Silicon Valley. Entrevisté a cuanto millonario pude que hubiera logrado el éxito en ese lugar y pude diferenciarlos perfectamente en dos tipos: los que sufren de Asperberg y los supercompetitivos” bromeó Judge. “HBO me ha dado libertad total y puedo desarrollar el proyecto con la misma tranquilidad que cuando hacía Beavis and Butthead o El rey de la colina”, dijo el realizador.

“No es que yo sea ese tipo de persona que siempre vive buscando el límite o tratando de generar urticaria con lo que dice, pero ha sido una gran experiencia disfrutar de tanta libertad. Por ejemplo, creo que desarrollé uno de los chistes más complicados sobre pitos que he hecho en mi carrera televisiva”, declaró Judges.


Fuente: Rodolfo Santullo

Populares de la sección

Comentarios