Las sucesoras al trono de Hollywood

Distintas generaciones de actrices se cruzan en una categoría donde Brie Larson aparece como clara favorita

Cuando esta noche se anuncien los ganadores puede haber sorpresas en algunas categorías, sobre todo en aquellas donde la competencia es más fuerte, como sucede en cualquiera de los dos premios destinados a los actores de reparto. Sin embargo, una gran sorpresa sería que en la categoría de Mejor actriz, Brie Larson no se llevara el Oscar a su casa. La actriz de 26 años se ha colocado a una distancia considerable de sus contrincantes por su aclamada actuación en La Habitación, película en la que interpreta a una madre que debe cuidar de su hijo nacido y criado en cautiverio. Además, Larson consiguió por este papel un Globo de Oro, un BAFTA y un SAG, por lo que los antecedentes practicamente marcarían una tendencia.

Cate Blanchett es quien podría hipotéticamente quitarle el premio a Larson. La experiente actriz australiana, habitué de las premiaciones, cosechó buenas críticas por su intepretación de Carol Aird, una sofisticada dama de los años 50 que comienza un romance prohibido con una joven a la que interpreta la también nominada Rooney Mara.

Otro nombre recurrente durante los últimos años en las ceremonias de premiación es el de Jennifer Lawrence, nominada ahora por su papel como la empresaria Joy Mangano en Joy: El nombre del éxito. En un papel hecho a la medida para destacar, Lawrence, de 25 años, suma con esta cuatro nominaciones.

Y si de rostros jóvenes se trata, la actriz estadounidense de origen irlandés Saoirse Ronan es la nominada más joven de esta edición. Su papel en Brooklyn la posiciona en una categoría en la que participa por primera vez, aunque no es su primera nominación, ya que en 2008 había sido nominada a Mejor actriz de reparto por Expiación, Deseo y Pecado.

Por otro lado, Charlotte Rampling, protagonista de 45 years, es la cuota de mayor experiencia dentro de la categoría, aunque es la primera vez que está nominada a un Oscar por su trabajo.

Es muy probable que la noche termine con Brie Larson posando junto a los demás ganadores sosteniendo la estatuilla, pero en esta nota el equipo de O2 analiza performances y posibilidades de cada candidata.

Brie Larson (La habitación)

De la mano de la complejidad y riqueza de la trama, Larson logra encarnar la esencia más pura y estoica del amor maternal, oscilando entre la ternura y la impaciencia. Sin embargo, en un relato en el que la libertad y el encierro (literales y metafóricos) son la clave, la actriz estadounidense logra sumar una desesperación visceral y realista. Asimismo, a lo largo del filme, su química con su coprotagonista, el joven Jacob Tremblay, se vuelve innegable, y le da a La habitación un espíritu genuino y cautivante. (Brunella Tedesco)

Cate Blanchett (Carol)

Con su elegancia inherente, Blanchett logra un rango que va desde la seducción hasta el dolor y la violencia más perforadores sin caer en el melodrama, exceso que cometió en Blue Jasmine. En la piel de una esposa y madre que mantiene un romance con una joven dependienta, Blanchett exhibe un recato medido que le permite llegar a los destinos más profundos sin perder la sofisticación. En la construcción de su personaje, la interacción con la tímida Rooney Mara, se vuelve fundamental para marcar los necesarios contrastes que enaltecen a ambas. (B.T.)

Saoirse Ronan (Brooklyn)

Saoirse Ronan consigue su segunda nominación al Oscar por Brooklyn, en la que interpreta a Eilis, una inmigrante irlandesa que viaja a Nueva York en busca de trabajo y un mejor presente. Su actuación refleja con acierto la transformación de su personaje, demostrando que Ronan es una de las actrices con mayor proyección de la industria. A sus 21 años, es la más joven de las nominadas en esta edición, aunque no sea su primera vez: cuando tenía tan solo 13 años fue nominada a mejor actriz de reparto por Expiación, Deseo y Pecado. (Emanuel Bremerman)

Jennifer Lawrence (Joy, el nombre del éxito)

Su actuación es el principal atractivo de Joy: el nombre del éxito, película que parece estar pensada y escrita para otra nominación por su labor. La actriz carga con las etapas más importantes de la vida de su personaje con soltura y solidez, aún cuando las críticas se dividen al evaluar el resto de la película. Esta es la cuarta nominación para la actriz. La primera vez que la Academia se fijó en ella fue en 2011 por su interpretación en Lazos de sangre, cuando tenía 20 años. Luego vendría su premio en 2013 por El lado luminoso de la vida, que terminaría de catapultar su carrera. (E.B.)

Charlotte Rampling (45 years)

En parte un premio a la trayectoria y en parte reconocimiento al trabajo puntual en esta película, Rampling recibe su nominación por su desempeño como una directora de escuela retirada que organiza una fiesta de aniversario con su esposo. Presa de la severidad gentil de aquel antiguo cargo, Rampling hace gala de una economía de expresión que le inyecta sentido hasta al gesto más sutil. Aunque lleva adelante un papel emotivo y cargado de dramatismo, en la comparación con su competencia no propone nada novedoso.
(Nicolás Tabárez)

Polos inversos

Un dato curioso es que, con la excepción de Jennifer Lawrence, todas las actrices nominadas en esta categoría intepretan un papel que se basa en un personaje de la ficción, algo contrario a lo que sucede en la categoría opuesta, la de Mejor actor. En ella, salvo Matt Damon todos los nominados (Bryan Cranston, Leonardo DiCaprio, Michael Fassbender y Eddie Redmayne) son personajes que existieron en realidad, más allá del apego a la historia real que la película en particular pueda tener.


Populares de la sección