Lázaro Báez se negó a declarar ante la justicia argentina

El empresario, su contador y su hijo, Martín Báez no contestaron al juez. En cambio, presentaron un escrito con su defensa.
El empresario Lázaro Báez, su hijo Martín y su contador Daniel Pérez Gadín, se negaron a declarar este miércoles en la causa en la que se les investiga por supuesto lavado de dinero, aunque presentaron sendos escritos.

La defensa apunta a la "validez jurídica" de la filmación que fue presentada en el programa Periodismo Para Todos, en el que se ve a dos de los imputados contando dinero. Se trata de la prueba que impulsó las detenciones de ayer.

Según publica el medio argentino Clarín, Martín Báez se desmarcó del dinero que aparece en el video y, a través de un escrito, argumentó que la fortuna en efectivo podría haber sido fruto de los negocios de su padre.

Báez y Pérez Gadín seguirán detenidos, mientras que Martín Báez seguirá con custodia.

Aunque las indagatorias estaban previstas para las 9, se demoró el traslado desde la Alcaidía de los tribunales de Comodoro Py hasta el despacho del juez Sebastián Casanello, quien ordenó anoche su detención al llegar al aeropuerto de San Fernando en el marco de la causa que investiga por presunto lavado de dinero.

Los demorados llegaron a los tribunales federales alrededor de las 7:20, trasladados en un móvil de la Policía Federal, luego de pasar la noche en una dependencia de la fuerza de seguridad ubicada en el barrio porteño de Villa Lugano.

Fuentes de los tribunales confiaron que Martín Báez le acercó a su padre un bolso con ropa y medicamentos.

El juez federal Sebastián Casanello arrancó así la ronda de indagatorias en la causa por supuesto lavado de dinero a través de la financiera conocida como 'La Rosadita', de la que también será parte hoy el hijo del titular de la firma Austral Construcciones SA.

Su detención se produjo ante la falta de precisión en la ruta de vuelo que emprendía el hombre del círculo más cercano de la familia Kirchner. Sus abogados debían informar ante la Justicia el recorrido y destino final que haría Báez, pero no lo hicieron.

Además de Lázaro y su hijo Martín, están implicados en la causa Pérez Gadin, los financistas Federico Elaskar y César Gustavo Fernández, y Walter Zanzot, titular de la empresa de aviones Top Air.

Fuente: Basado en El Cronista

Populares de la sección