Lechería busca concretar proyecto de largo plazo que permita superar crisis

Proyecto del Inale apunta al largo plazo y compromete a toda la cadena lechera
Un proyecto que promueve el Instituto Nacional de la Leche (Inale), que apunta a fortalecer financieramente al sector en una apuesta de mediano y largo plazo, cuenta con el aval del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), pero "será fundamental que el rubro alcance un mayor crecimiento, para lo cual necesita el compromiso de todos los actores de la cadena", dijo a El Observador Agropecuario el presidente de Inale, Ricardo de Izaguirre.

El dirigente explicó que el Inale ha trabajado en la elaboración de este proyecto con la participación de especialistas nacionales y del extranjero.

Se trata de un proyecto de desarrollo más amplio que se centraría básicamente en un instrumento de seguros del endeudamiento externo que se deberá adquirir.

Solución a crisis lechería pasará por el compromiso de mayor crecimiento

Para ello será necesario involucrar a la industria lechera y otros actores de la cadena. Es imprescindible contar con el compromiso de las empresas en participar de un mayor impulso a la lechería. Debe considerarse que la herramienta propuesta podría amortiguar los cambios tan intensos que ocurren con el clima y los mercados, dijo De Izaguirre.

El directivo agregó que también se habrá de procurar estimular aquellos productores que tienen bajos niveles de productividad y que no han podido superar las crisis. Hay productores que con buenos niveles de productividad tienen menores costos de producción. Por lo tanto, será importante equilibrar esas diferencias de productividad que existen entre los predios.

El aval del MGAP


La primera etapa fue lograr el visto bueno del MGAP, lo cual fue transmitido a las gremiales lecheras, con lo cual ahora se trabajará en procesar la visión que tienen las empresas industriales acerca de este proyecto.

Para elaborar un plan de desarrollo que determinará un nivel de crecimiento será necesario alcanzar un financiamiento importante y el consiguiente compromiso de asumir su cumplimiento. Para ello es vital el compromiso de las empresas industriales que estarán acompañando el crecimiento de la producción en las etapas de procesamiento y comercialización de esa mayor producción.

Es posible que también se vincule a otros aspectos como puede ser la trazabilidad para diferenciación del producto y un mayor y mejor nivel de inserción internacional.

Según De Izaguirre, son todos elementos que deberán estar actuando en forma conjunta. Por lo tanto, las posibilidades de que el sector tome un financiamiento estarán muy ligadas a la capacidad de crecimiento de la producción que pueda concretar la lechería en su conjunto. Por el contrario, si no se aumenta la producción esa posibilidad solo dependería de que se logren mejores precios.

El titular de Inale explicó que si bien se realizan dos reuniones semanales para trabajar en este proyecto, no existe aún un plazo que defina el tiempo en que estará culminado este plan de desarrollo al que el ministro Tabaré Aguerre brindó su apoyo.

Mientras tanto, el sector comenzó a pagar en setiembre el tercer fondo lechero que se implementó para atender la crisis del sector en 2015 por un monto aproximado a los US$ 80 millones. La producción lechera que se remite a plantas industriales aporta con ese destino $ 0,23 por litro. A su vez para este año se estima que la persistencia de la crisis habrá de generar otro endeudamiento de una cifra similar a la del año pasado, que superó los US$ 80 millones.


Esperan que suba de $ 1 por litro de leche sea toda para el tambero


En el Instituto Nacional de la Leche (Inale) se espera que el aumento de $ 1 por litro a la leche de consumo se traslade íntegramente al precio que recibe el tambero, lo que deberá quedar establecido en estos días, destacó a El Observador Agropecuario el presidente de ese instituto, Ricardo de Izaguirre.

Esa mejora se estima que significaría alrededor de $ 0,08 por litro, considerando que el volumen que se comercializa es menos de 10% de lo que se remite a plantas industriales, dijo a El Observador Agropecuario el presidente de la Asociación Nacional de Productores de Leche (ANPL), Rodolfo Braga.

El dirigente expresó también que se espera la definición oficial y adelantó que preocupa que también pueda incluir dentro de ese aumento anunciado de $ 1 una mejora para el comercio y la distribución de la leche. De Izaguirre aclaró que los trabajos elaborados por Inale y las gestiones que se hicieron luego en el Ministerio de Economía están basadas en que ese incremento se traslade íntegramente al productor. Si se contemplaran aumentos adicionales para otros rubros debería ser una suba superior o aplicando otro tipo de mecanismo, sostuvo.



La nueva paramétrica de cálculo


La nueva paramétrica que define el precio de la leche tuvo solo una novedad: la inclusión de una banda de flotación a la hora de revisarla, que funciona con mínimos y máximos. Cuando el precio que recibe el productor perfora los costos más 10%, el valor se ajustará por el costo más 10%. A la inversa, si el precio que recibe el productor supera los costos más 20%, el valor no podrá ajustarse por encima del costo más 20%.

La nueva paramétrica tendrá los mismos cuatro componentes: primero la leche, que es el precio fijado de lo que recibió el productor en promedio en los últimos 12 meses. Luego el costo industrial, que incluye los salarios, las tarifas pública y los combustibles, entre otros aspectos. El tercer componente es el costo del transporte de la leche y el cuarto el costo de la distribución, o sea, el comercio de la leche.



Populares de la sección

Acerca del autor