Legisladores del Frente Amplio chocaron al analizar situación en Brasil

En el Nuevo Espacio y el Partido Socialista renovador no quieren hablar de "golpe de Estado"

La bancada parlamentaria del Frente Amplio no pudo ponerse de acuerdo este martes para emitir una declaración conjunta sobre la situación política en Brasil, debido a las diferencias internas que existen en la lectura de lo que está sucediendo en el país vecino.

Los diputados y los senadores de izquierda se encontraron por separado en el Palacio Legislativo y, a pedido de los sectores Movimiento de Participación Popular (MPP) y Partido Comunista (PCU), se pusieron a analizar los términos de una declaración que expresara la opinión de la coalición acerca del juicio político de la presidente Dilma Rousseff.

Pero, a poco de comenzar la discusión, también empezaron las diferencias. Es así que los legisladores pertenecientes al Nuevo Espacio y al ala renovadora del Partido Socialista se opusieron a afirmar que lo que está sucediendo en Brasil pueda catalogarse como un "golpe de Estado parlamentario". Esta es la opinión de la gran mayoría de la coalición. Ante la falta de acuerdo, se decidió no tomar cartas en el asunto.

Los que pugnaban por la tesis del golpe se conformaron con la declaración del Secretariado Ejecutivo del FA que abona esa idea. Y los que rechazan esa postura, se contentaron con impedir que hubiera un nuevo documento con ese contenido.

La declaración emitida el lunes 18 por parte del Secretariado Ejecutivo señala que "el instrumento de juicio político (impeachment) sin fundamento jurídico que lo sustenta es, en los hechos, un golpe parlamentario".

Asimismo, entendieron que "no existe ninguna acusación de acto de corrupción" sobre Rousseff "en tanto existen investigaciones concretas sobre el 50 % de quienes votaron a favor del juicio político".


Populares de la sección