Legisladores "no tienen claro" aspectos básicos de la ley de inclusión financiera, asegura alto funcionario del MEF

El vocero del gobierno en ese tema defendió en el Parlamento la postura del MEF de no fijar topes para aranceles
El asesor del Ministerio de Economía (MEF) y coordinador del programa de inclusión financiera, Martín Vallcorba, compareció este miércoles ante la comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados y se manifestó sorprendido por la desinformación de algunos legisladores.

"La comparecencia sirvió para aclarar aspectos que muchos legisladores no lo tenían claro. Por ejemplo, que los comercios no están obligados a aceptar tarjetas de débito", afirmó Vallcorba al salir de la reunión.

Se trata de uno de los puntos recurrentes del equipo económico, especialmente ante los constantes reclamos de las cámaras empresariales, que aducen que la ley de inclusión financiera los perjudica por los altos aranceles que cobran los emisores de las tarjetas. El asesor del MEF afirmó que "hay problemas de información", a pesar de los "esfuerzos importantes" por parte de su equipo.

Proyecto de ley

La delegación del MEF fue convocada a la comisión para que diera su opinión acerca del proyecto de ley que pretende fijar un tope a los aranceles.

Tanto el oficialismo como la oposición han promovido cambios a la ley de inclusión financiera. En el Senado, un proyecto del frenteamplista Leonardo de León propone que el máximo sea 0,5% para las tarjetas de débito y 1,5% para el crédito.

En Diputados, el texto a estudio es uno elaborado por Daniel Peña en 2015, cuando pertenecía al Partido Nacional, y propone limitar la distorsión entre los aranceles que se cobran a distintos comercios. En el caso del débito, el proyecto propone una diferencia máxima de 1%, mientras que para las tarjetas de crédito el límite sería de 2%.

Vallcorba explicó por qué el Poder Ejecutivo se opone a la iniciativa de los legisladores. "Cuando uno fija precios por vía administrativa en una ley, se generan efectos que no siempre son los deseados. Ya hubo experiencias como los límites a las tasas de interés para los microcréditos, que se establecieron en niveles tan bajos que llevó a que el microcrédito prácticamente desapareciera", afirmó.

"Regular precios de forma administrativa tiene ese inconveniente que uno no controla que la oferta a esos precios exista y puede estar generando el efecto contrario", dijo Vallcorba.

Vallcorba argumentó que los aranceles "ya han bajado de forma importante, en particular para la tarjeta de débito, que se ha logrado reducirlo desde un 7% hasta un arancel máximo de 2,2%". Además, reafirmó el compromiso del gobierno de llegar a un máximo de 1,5% para fin de año, algo que forma parte de "un cronograma asumido por los emisores".

Sin crédito

El proyecto de ley no solo busca bajar los aranceles para las tarjetas débito, sino que también propone poner cota a lo que cobran los emisores de las tarjetas de crédito.

Sin embargo, el MEF sostiene que eso no forma parte del programa de inclusión financiera, abocado exclusivamente a la extensión del débito como sustituto del efectivo. Sobre ese punto, Vallcorba recalcó que el ritmo de crecimiento en el uso de tarjetas de crédito no variado a partir de la ley. "Ha seguido la tendencia de crecimiento que tenía, pero la ley de inclusión financiera no ha provocado un mayor uso", afirmó.

El uso de tarjetas de débito, por el contrario, se multiplicó por trece en los últimos tres años, según cifras del MEF.


Populares de la sección