Leishmaniasis: comenzaron a fumigar los espacios públicos

Las autoridades temen que se transforme en endémica
El jueves comenzó la fumigación de espacios públicos en Salto, en respuesta a la emergencia sanitaria declarada por el Ministerio de Salud Pública (MSP) por la detección de tres nuevos focos de leishmaniasis en el departamento y por temor de que la enfermedad se extienda por todo el país.

"Se comenzó por la costanera, Arenitas Blancas, por todas las plazas. Se van a fumigar casas pero todavía no se sabe cuando", aseguró a El Observador Andrés Lima, intendente de Salto. Están a la espera de la orden del MSP para comenzar.

Se trata de una enfermedad transmitida por un flebótomo de 2 milímetros, que no tiene cura para los perros que son su reservorio principal, por lo que el MSP recomienda y obliga el sacrificio de los caninos infectados. Si un "mosquito" pica a un perro infectado y luego a una persona le transmite la enfermedad.
La medida del sacrificio ha generado controversias con veterinarios y protectores de animales, que el lunes se reunirán en el edificio anexo del Palacio Legislativo para evaluar la campaña del MSP y pensar estrategias de combate de la enfermedad.

Consideran que la medida no es la adecuada y es excesiva ya que en otros países se utilizan tratamientos medicinales. Las autoridades sanitarias recomiendan la utilización de repelente y mosquiteros para evitar las picaduras. El alejamiento del habitat de los caninos del de las personas son otra de las medidas de contención.

Falta de medidas

Los diputados blancos Rodrigo Goñi y Gastón Cossia aseguraron que hubo omisión por parte del gobierno en prevenir la leishmaniasis hace seis años, cuando especialisas ya advertían de su inminente llegada al país. También reclaman la falta de centros públicos para tratar perros y que los collares repelente recomendados para caninos no hayan en plaza.


Populares de la sección