Leopoldo López: "Le quedan horas a la dictadura" en Venezuela

El líder opositor de Venezuela cumple este jueves dos años de cárcel

El líder opositor en Venezuela, Leopoldo López, cumple este jueves dos años de cárcel, luego de haber sido condenado en setiembre de 2015 a 14 años de prisión por haber cometido delitos asociados a la violencia que se desató en Venezuela en las protestas antigubernamentales de 2014.

El portal español El Mundo entrevistó a López a partir de preguntas que le hizo llegar y que él respondió en pedazos de servilletas y en papeles de sus abogados.

"Confieso que me pega mucho ver a mi esposa e hijos atropellados por la arbitrariedad y me lleno de frustración e indignación".

La mayor parte de su tiempo se lo pasa leyendo, principalmente sobre la historia de Venezuela. También ha buscado inspiración en la historia del cardenal vietnamita François-Xavier Nguyen van Thuan, a quien el régimen comunista acusó de hacer un complot en su contra y por tanto lo encarceló durante 13 años. Por eso sigue sus pasos y se apoya en la Biblia.

En otros momentos aprovecha para hacer ejercicio y después de las 20 horas, cuando las luces de la cárcel se apagan, hace meditación y yoga, como una forma de mantener tranquilidad.

Las visitas que recibe se limitan a la de sus abogados y la de su familia cercana, aunque sus seres queridos no siempre pueden ingresar en el establecimiento.

"Sé que voy a salir en libertad, no tengo dudas de eso. Sé que cuando lo haga estaré más fuerte de alma, mente y cuerpo. Saldré fortalecido y sin rencores. El odio y el resentimiento son las reacciones propias de quienes han llevado a nuestro país a esta crisis humana tan severa. Voy a salir en libertad para seguir luchando por las mismas causas por las que siempre he luchado y voy a seguir luchando mientras tenga vida, por las mismas nobles causas por las que fui encerrado: el bienestar y prosperidad de nuestro pueblo, la defensa de la democracia y la libertad de los venezolanos", escribió López para el diario El Mundo de España.

Oposición venezolana dice que recibió ocho ataques en 12 días
Lilián Tintori, esposa de Leopoldo López, asegura que querían matarla a ella y por error la bala dio en Díaz. AFP

También contó que lo más difícil de su encarcelamiento es ver cuando a su esposa, Lilian Tintori, le niegan el acceso. "Confieso que me pega mucho ver a mi esposa e hijos atropellados por la arbitrariedad y me lleno de frustración e indignación. Lilian en ocasiones le ha dicho a nuestra hija que no podían pasar porque yo estaba en clases. Es un consuelo saber que la inocencia de los niños es aliada en situaciones como ésta, pero en el fondo sé que Manuela e incluso Leopoldo, que dio sus primeros pasos en esta prisión, perciben lo que está pasando. Ellos también son víctimas del abuso, de la discriminación, de la violación a nuestros derechos", relató.

"Sé que voy a salir en libertad, no tengo dudas de eso. Sé que cuando lo haga estaré más fuerte de alma, mente y cuerpo. Saldré fortalecido y sin rencores", dijo López.

Sin embargo, dijo estar convencido de que valió la pena el hecho de estar preso y que "le quedan horas a la dictadura" en Venezuela. "Estoy convencido de que Venezuela ha de superar esta situación, de que podemos sacarla del desastre al que hoy la tienen sometida", sentenció López.

Considera que su "inocencia" hace "insostenible" que esté preso. "Ya debería estar libre porque no he cometido ningún delito, lo han dicho los organismos de derechos humanos más prestigiosos e importantes del mundo, premios Nobel, gobernantes, parlamentos. Todo el mundo sabe que mi juicio fue una farsa donde el fiscal acusador confesó que había recibido órdenes del Ejecutivo para fabricar acusaciones en mi contra", afirmó.

Leopoldo López

López se mantiene firme en su postura de que hay que cambiar al gobierno por entender que es "ineficiente, corrupto y antidemocrático". En sus respuestas resaltó el fracaso del modelo chavista al cual responsabilizó de la crisis que atraviesa el país.

Consultado sobre cuál sería la mejor vía para el cambio en Venezuela, Leopoldo López contestó: "El revocatorio, la enmienda, la renuncia o la constituyente". "En mi criterio lo más importante hoy es que toda la unidad está de acuerdo con la política del cambio urgente. Sea cual fuere el mecanismo que se defina por consenso para lograr la salida a este desastre, hoy nuestro debate más importante debe estar centrado en la construcción de un gran acuerdo nacional que permita la entrada a la Venezuela de los próximos 100 años", explicó.

"Estoy convencido de que Venezuela ha de superar esta situación, de que podemos sacarla del desastre al que hoy la tienen sometida", sentenció López.

Por otra parte consideró que el trabajo de la nueva Asamblea Nacional ha estado “a la altura de los compromisos con el pueblo”. También consideró que el parlamento tiene más autonomía y puso como ejemplo la apertura a los medios de comunicación para que puedan acceder a los temas que se discuten en las sesiones.

Leopoldo López detención
El momento en que se entregó, el 18 de febrero de 2014.<br>
El momento en que se entregó, el 18 de febrero de 2014.

Con respecto a las medidas para mejorar la crisis venezolana, consideró que hay que asegurar la producción nacional y fortalecer los vínculos comerciales con otros países. Garantizar la competencia como una manera de disminuir la inflación, consolidar la seguridad pública y brindar seguridad jurídica para que se instalen empresas nuevas, tanto nacionales como extranjeras, son otras de las medidas que considera que deberían llevarse a cabo en su país.

“Hay que implementar políticas que beneficien a los más desposeídos. Siempre he creído en los programas de subsidio directos condicionados en donde se beneficien a las familias con la única condición de que sus miembros en edad escolar se mantengan en el sistema escolar y mejoren su rendimiento académico. Las personas que se encuentran en pobreza extrema deben gozar de subsidios directos mientras salen de esa condición”, concluyó López.


Populares de la sección