Leve baja de la tasa de actividad emprendedora en Uruguay

Pese a la caída, supera la media histórica, según datos del Global Entrepreneurship Monitor
La tasa de actividad emprendedora en Uruguay se encuentra en un 14%, lo que significa que 14 de cada 100 personas entre 18 y 60 años se encuentran embarcados en la realización de un emprendimineto, según datos presentados por la mentora de Endeavor y directora de Xcala, Isabelle Chaquiriand, en el marco de la Mega Experiencia Endeavor realizada el jueves.

El Global Entrepreneurship Monitor (GEM) es un estudio creado en 1997, orientado a revelar el nivel de actividad emprendedora y a explorar el papel del emprendedurismo en el crecimiento económico de un país. En Uruguay, esta investigación la ejecuta el Centro de Emprendimientos Deloitte del IEEM desde 2006.

Un dato que llamó la atención es que, a pesar de contar con una Tasa de Actividad Emprendedora (TEA por sus siglas en inglés) en Uruguay superior a la media histórica, disminuyó de 16% en 2014 a 14% en 2015.

Otro de los aspectos que analiza este estudio es la tasa de emprendimientos por necesidad o por oportunidad. En este caso, el aumento de la actividad emprendedora por oportunidad (11%) es el motivo que generó el aumento de la actividad emprendedora general desde el año 2011. "La motivación para emprender se mide según los emprendimientos por oportunidad, que aumentan cuando la economía se estabiliza", indicó.
. Un aspecto que se destacó de los datos del GEM fue el aumento de la actividad intraemprendedora, que llevan a cabo los empleados de una compañía. "Se multiplicó por tres en 10 años", dijo Chaquiriand.
El sector de TICs por su parte, es el que recibió la mayor concentración de inversiones ángeles en la región (incluido Uruguay), con un 55% respecto al resto de los sectores (servicios, agroindustria, bienes de consumo y alta tecnología).

Menos autopercepción


El Centro de Emprendimiento Deloitte de IEEM y Endeavor realizaron un análisis de las barreras a la actividad emprendedora femenina ya que en promedio, los hombres emprendieron el doble que las mujeres durante los últimos 10 años. Mientras la TEA masculina pasó de un 19% en 2014 a un 20% en 2015, la TEA femenina bajó de 13% a 9% en el mismo período.

Pese a contar con una mejor formación para emprender que los hombres, la percepción de las mujeres sobre sus conocimientos, habilidades y experiencia para emprender han sido peores durante los últimos años. "Las mujeres le temen más al fracaso, ese es uno de los puntos que limitan su actividad emprendedora", explicó la investigadora durante la presentación en el Salón Los Robles del Latu.

Por otra parte, los obstáculos de índole financiera, la posibilidad de captar inversiones para los emprendimientos, es una de las problemáticas que más preocupa a las mujeres en su comienzo empresarial.





Populares de la sección