Ley de marihuana prevé multas de hasta $ 1.200.000 por incumplirla

Texto acordado por el Frente Amplio y el gobierno establece que consumidores podrán tener hasta 40 gramos de la droga o seis plantas en su casa

El proyecto de ley redactado por el Frente Amplio (FA) en acuerdo con el gobierno para que el Estado asuma el control y la regulación del mercado de la marihuana, establece un sistema de penas económicas para quienes incumplan el mecanismo legal de consumo, producción  y autocultivo, que van desde

$ 12.000 a $ 1.200.000. En el texto, al que accedió El Observador, se otorga a la Junta Directiva del futuro “Instituto Nacional del Cannabis” (INCA) la posibilidad de aplicar también penas de apercibimiento, decomiso y destrucción de la mercadería, suspensión, inhabilitación o clausura de los locales con licencias para producir y almacenar la droga. La reglamentación establecerá el procedimiento de aplicación de las sanciones, aunque el proyecto propone también que se podrán aplicar de forma acumulativa, atendiendo a la gravedad de la infracción y los antecedentes del responsable.

El texto del proyecto que se compone de 37 artículos y surge como alternativa al que presentó el gobierno como parte del paquete para combatir la inseguridad, tiene “bastante consenso” en la bancada del oficialismo, explicaron ayer a El Observador fuentes políticas. Su aplicación es proyectada para 2014, puesto que debería incluirse la creación de cargos y rubros en la próxima rendición de cuentas, que comienza a regir desde el 1º de enero de ese año.

La iniciativa de la coalición de izquierdas habilita el cultivo y la cosecha “doméstica” de plantas de cannabis destinadas al “consumo personal” o “compartido en el hogar”. Para ello, podrán, luego de obtener una autorización, tener hasta seis plantas y el producto de su recolección no podrá superar un máximo de 480 gramos. Asimismo, propone la creación de “clubes de membresía”, que serán controlados por el instituto a crear por la misma ley, que podrán tener hasta un máximo de 15 socios y plantar hasta un máximo de 90 plantas para obtener un máximo de 7.200 gramos mensuales.

Otro aspecto novedoso que incorpora el proyecto del FA es la cantidad de marihuana que las personas podrán portar para su consumo personal. Hasta hoy, la legislación deja librado a la “sana crítica” del juez para castigar penalmente o no la posesión de la droga, así como de las plantas en su hogar. Para el primer caso el proyecto establece que la cantidad destinada al consumo personal es hasta 40 gramos y hasta seis plantas en el caso del autocultivo.

El Instituto Nacional de Cannabis será quien lleve el control directo de las plantaciones y cultivo, y quien otorgue a los privados las licencias para poder hacerlo, informó ayer El País. Las personas que integren la Junta Directiva serán de “reconocida solvencia moral y técnica”, estipula el proyecto.

La plantación se hará en terrenos privados, que deberán contar con ciertas características y sus dueños tendrán que abonar una cantidad de dinero al Estado para obtener la licencia.

El INCA llevará un registro de autocultivadores y de clubes de membresía de cannabis, donde registrarán las plantas que cultiven en el marco de las disposiciones establecidas en la ley. Sin embargo, la redacción acordada por el FA indica que la información relativa a la identidad de los titulares de los actos de registro tendrá carácter de dato sensible.

Por otra parte, el artículo 9º del proyecto establece la prohibición de todo tipo de publicidad para promover la compra y el consumo de la droga. En el capítulo segundo, se establece que el Sistema Nacional Integrado de Salud deberá disponer de políticas y dispositivos para la promoción de la salud, la prevención y el uso problemático del cannabis. Hace lo mismo con el Sistema Nacional de Educación Pública, que deberá disponer de políticas educativas en esa misma dirección.


Populares de la sección

Comentarios