Liderados por Sendic se proponen dar vuelta un "40 a 0"

La llista 711 se tomará su tiempo para armar su "relato" sobre ANCAP
Tan inalcanzable como la objetividad, la verdad de la historia depende de quién la cuente y de la eficacia del narrador para hilvanar las palabras. Sin ir más lejos, en Argentina la palabra "relato" –como sinónimo de historia construida a golpes de efecto- fue utilizada por el antikirchnerismo para acusar a la pareja presidencial de haber manipulado a su antojo la verdad sobre lo ocurrido en el pasado reciente.

En Uruguay, la forma en la que tanto opositores como parte del oficialismo están narrando lo ocurrido en el caso ANCAP es el principal desvelo de los integrantes del sector liderado por el vicepresidente Raúl Sendic quienes reconocen que, en la pelea por la construcción de ese "relato", vienen perdiendo por amplio margen y será necesario pensar las palabras que dirán a corto, mediano y largo plazo para reconstruir lo que, consideran, es la verdadera historia.

Fuentes de la lista 711 dijeron a El Observador que, por lo pronto, los principales referentes del grupo tienen previsto reunirse en la segunda semana de enero para realizar un balance de lo sucedido tanto en la comisión investigadora del Senado como en el debate por la capitalización dispuesta por el gobierno de Tabaré Vázquez.

"Tenemos que revertir un partido que vamos perdiendo 40 a 0 y en el que nos están atacando de varios frentes. Venimos corriendo de atrás, eso es evidente", dijo uno de los principales dirigentes del sector en referencia a la andanada de críticas que viene recibiendo la gestión ejercida por Sendic en ANCAP durante el período 2010-2013

En conversaciones informales mantenidas en los últimos días, la dirigencia de la 711 evaluó que el grupo actuó "de buena fe" al considerar que la situación financiera de ANCAP podía ser analizada en el ámbito más reducido del Frente Amplio. Sin embargo, el asunto de las pérdidas ocurridas durante la gestión encabezada por Sendic saltó a la opinión pública impulsado por la oposición pero también por dirigentes del Frente Amplio.

La 711 planea ejercer una defensa más elaborada de la gestión en ANCAP para ir "recomponiendo" los daños que las críticas están ocasionando en el actual vicepresidente. Esta tarea, se ha evaluado, tiene que ser pensada para llevarla adelante en el corto, mediano y largo plazo, y sin los apuros de las últimas semanas.

El senador Leonardo de León había dicho a El Observador que las responsabilidades son compartidas y, por tanto, si triunfa la versión de que en el ente petrolero se hicieron las cosas mal, el daño será general.

"El objetivo es atacar e intentar desprestigiar a Raúl Sendic, para impedir que sea candidato a la presidencia en 2019. Pero si no se construye definitivamente el relato verdadero de esta historia, con el único objetivo de intentar dañar a una persona, se dañará la unidad del gobierno, al Frente Amplio, a la empresa ANCAP, al proyecto político que viene desarrollándose en el Uruguay y a las personas que han estado involucradas en este proceso: Vázquez, Mujica, Martínez, Sendic y Kreimerman", expreso de León.

La explicación para el reparto de responsabilidades es que Vázquez es el actual presidente de la República; Mujica lo fue durante la gestión de ANCAP encabezada por Sendic; Kreimerman fue ministro de Industria durante el gobierno de Mujica; y Martínez fue ministro de Industria y presidente de ANCAP durante el primer gobierno de Vázquez.

De León cree que en el relato de esta historia no puede estar ajena la supuesta aversión que el Herrerismo tradicional y del "neoherrerismo" sienten hacia las empresas públicas –Luis Lacalle Pou fue uno de los principales impulsores de la investigadora parlamentaria-.
Tampoco, sostiene, pueden estar ausente en esa narración "las decisiones del Ministerio de Economía que afectaron el desempeño de ANCAP".

Por ejemplo, no se le permitió a la empresa incorporar algunos costos a la paramétrica del precio de los combustibles, costos que alcanzaron los US$ 800 millones.
En la lista 711 recuerdan además que el exministro de Economía Fernando Lorenzo dijo en la investigadora de ANCAP que no tenía conocimiento de que el MEF no hubiera reconocido en la paramétrica de los combustibles el incremento de costos.
Sin embargo, según publicó el semanario Brecha, dos años antes Lorenzo fue interpelado en el Parlamento y allí admitió que no se consideraron los costos del ente en las tarifas, como forma de contener la inflación.

Por su parte, el también senador de la lista 711, Marcos Otheguy, coincidió acerca de que hay gente haciendo "cálculos menores" para perjudicar a Sendic y no perciben que, con esos procedimientos, el afectado es todo el Frente Amplio. "La situación planteada va a tener continuidad porque la oposición se va a encargar de instalarla permanentemente, y sin duda la va a instalar en el escenario del 2019. Esta situación la podemos revertir si terminamos de construir esta síntesis y salimos a dar el debate desde nuestro punto de vista, marcando lo que hizo ANCAP en estos 10 años", afirmó Otheguy.

Si se mide el caso ANCAP en dimensiones electorales, a los dirigentes de la lista 711 le quedan cuatro años para construir su propio relato. Tiempo tienen. Habrá que ver si también tienen razón o, al menos, se revelan como buenos narradores. l

Populares de la sección

Acerca del autor