Llegada de cuadrillas kosher tonifica el mercado del gordo

El precio mejoró cinco centavos para los novillos, que se mueven el eje de US$ 2,95 por kilo en segunda balanza
Por Blasina y Asociados, especial para El Observador

El precio de la hacienda gorda esta semana mejoró cinco centavos para los novillos, que se mueven el eje de US$ 2,95 por kilo en segunda balanza, con máximos de US$ 2,98, con entradas de una semana a 10 días.

La llegada de las cuadrillas kosher –prevista para mitad de mes– incrementó la demanda. Algunas plantas están ofreciendo US$ 3 por kilo, pero alargando las entradas hasta el 15 a 20 de noviembre, fecha de arribo de las cuadrillas.

En el caso de las vacas, también mejoraron su cotización unos cinco centavos, con precios que van desde los US$ 2,65 por kilo hasta los US$ 2,75 para las mejores.

La industria tiene poco interés en las vaquillonas, que se mantienen con precio estabilizado en un rango de US$ 2,80 a US$ 2,85 por kilo.

Mientras, en el mercado de la carne ovina, la demanda está direccionada a los corderos frente a las categorías adultas.

El precio de los corderos oscila en US$ 3,40 por kilo, con máximos que van hasta US$ 3,45 por kilo, los borregos US$ 3,30 y las ovejas de US$ 2,95 a US$ 2,97 por kilo. Las entradas se alargaron y los negocios que se pactaron esta semana tienen entradas que van de 10 a 15 días.

La faena semanal de vacunos llegó a 47.526 cabezas. Superó a la semana previa en 2,1% y en 12,5% a similar semana de 2015. Las vacas, con 24.962 cabezas, son el 52,5% de la faena semanal, un 2,7% menos que la anterior, pero 21% mayor a la semana correspondiente de 2015.

La faena semanal de ovinos tuvo un aumento de 1,4% esta semana y alcanzó a las 31.486 cabezas. Mientras, la faena de corderos cayó 1,6%, desde la semana anterior, hasta 20.051 cabezas, un 34% mayor que el mismo período del año anterior.

El mercado de reposición está demandado, con oferta pretensiosa, lo que dificulta la concreción de los negocios. Las lluvias fueron bienvenidas para afirmar la primavera, por lo que se nota mayor interés en las categorías de invernada. La exportación en pie sigue activa, comprando terneros enteros y terneras.

ACG subió la referencia de los terneros de menos de 140 kilos, tres centavos, hasta US$ 2,23 por kilo. A su vez, la bajó ocho centavos para terneros de 141 kilos a 180 kilos, a US$ 2,12, y la bajó cuatro centavos para los terneros que se ubican en más de 180 kilos. La demanda de vacas de invernada aumentó, lo que se ve reflejado en la suba de tres centavos del precio hasta US$ 1,14 por kilo.

En tanto, el precio de exportación de carne bovina fue US$ 3.357 por tonelada. El promedio de las últimas cuatro semanas llegó a US$ 3.390. El acumulado al 22 de octubre de 2016 es US$ 3.415, un 10,2% debajo del mismo período de 2015 en que el promedio acumulado era US$ 3.805.

En carne ovina, el valor de lo exportado alcanzó a US$ 4.645 y el promedio de las últimas cuatro semanas llega a US$ 4.972. El acumulado anual de este año es US$ 4.159 por tonelada, un 9,4% menos que el de 2015, US$ 4.159 por tonelada.

Los US$ 3 por kilo son un punto de quiebre para el aumento de la oferta de los novillos, además del que se va a producir naturalmente por la mejora de la situación forrajera.

La llegada de las cuadrillas kosher a mitad del mes de noviembre es el sustento de la mejor oferta de precios por parte de la industria esta última semana, pero estas no permanecerán por mucho tiempo en el país, por lo tanto, es momento de estudiar si es conveniente aprovechar las oportunidades que brinda el mercado.