Lo arreglamos por carta

El presidente Tabaré Vázquez y el senador del MPP, José Mujica, volvieron a comunicarse mediante intercambio epistolar luego de varios desencuentros
El presidente Tabaré Vázquez y el expresidente José Mujica retomaron la comunicación de manera directa luego de un tiempo prolongado sin tener contacto fluido. Las dos principales figuras de la izquierda uruguaya tuvieron una conversación a principios de abril en la que establecieron el intercambio epistolar como medio de comunicación. Desde entonces Vázquez y Mujica se han mandado cartas.

"Alguna vez mando alguna cosita", dijo Mujica a El Observador, consultado por el tema. "Lo necesario", acotó.

De esta manera, Vázquez y Mujica retomaron el diálogo directo y privado en un momento en que parecía que sus intercambios solo ocurrían de forma indirecta y por los medios de comunicación, como si fueran tiros por elevación.

Es posible encontrar un ejemplo de lo anterior cuando el presidente y el senador discutieron públicamente sobre la necesidad, o no, de que se apruebe la Rendición de Cuentas. Sin aludirse en ningún momento, pero en conocimiento de sus posturas personales, Vázquez y Mujica tuvieron un intercambio indirecto sobre el tema.

En los primeros días de febrero, Mujica había dicho que si el Frente Amplio no llegaba a los votos necesarios para aprobar la Rendición de Cuentas "no se viene el mundo abajo".

A los pocos días, desde Finlandia en entrevista con El País, Vázquez respondió: "lo mejor para el gobierno es que haya Rendición de Cuentas". El mismo concepto lo repitió dos semanas después, en cadena nacional, durante su mensaje del 1º de marzo.

"Para despejar cualquier duda: queremos que se apruebe la Rendición de Cuentas", señaló Vázquez.
El presidente mostró, además, su "confianza" acerca de que el tratamiento de la Rendición será "serio y responsable". "Necesitamos del concurso de todos, pero en función del bien común", insistió.

La cúpula del Movimiento de Participación Popular (MPP) y el vazquismo también cruzaron mensajes a través de los medios de comunicación cuando intercambiaron sobre el futuro político inmediato del ministro del Interior, Eduardo Bonomi.

La senadora Lucía Topolansky dijo el 2 de enero que el MPP pretendía que Bonomi, abandonara la cartera para reforzar la bancada de senadores mujiquistas, según publicó la República.
El sábado 7 de enero, el presidente Vázquez comunicó en el sitio web de la Presidencia de la República que ratificaba al jerarca en el cargo y advirtió que el ministro y su equipo tenían todo el apoyo del mandatario.

Durante el primer año de gobierno de la actual administración, Mujica había sido crítico con el Ejecutivo por intentar decretar la esencialidad en la educación y por los cambios que introdujo en el Fondo para el Desarrollo (Fondes).

Acercamiento

Desde hace varios meses algunos dirigentes de la izquierda procuran un acercamiento entre Vázquez y Mujica en el entendido de que, para el Frente Amplio, no era una buena noticia que dos de sus principales figuras aparecieran distanciados.

Con la preocupación del debate de la Rendición de Cuentas en el horizonte, algunos interlocutores procuraron orquestar a fines de diciembre y principios de enero un encuentro que no se llegó a concretar.

Los informantes a los que consultó El Observador en aquel momento manifestaron la preocupación del Movimiento de Participación Popular (MPP) ante el hecho de que el texto de la Rendición de Cuentas fuera negociado por Vázquez y el ministro de Economía, Danilo Astori (Frente Líber Seregni), y que se dejara a un lado las pretensiones del MPP.


Populares de la sección

Acerca del autor