Lo nuevo de César Charlone es una distopía paulista

El director uruguayo estrena 3%, la primera serie original de Netflix realizada en Brasil
Se trata de la primera serie original de Netflix realizada en América del Sur y tiene a un uruguayo a la cabeza. Entre 2015 y 2016, el cineasta César Charlone se encargó de la dirección general y armado de tres capítulos –incluyendo el primero y el último– de 3%, una ficción sobre una sociedad futurista brasileña en la que solo esa parte de la población puede ascender a un mayor estatus socioeconómico a través de un duro proceso de selección.

Sobre su rol detrás de la creación de la serie –cuya primera temporada podrá verse el próximo viernes en la plataforma de streaming– y sus proyectos venideros, el director uruguayo conversó con El Observador.
¿Cómo terminó involucrado en la dirección creativa de 3%?
La serie tuvo su origen hace cinco años en una producción web realizada por un grupo de cineastas jóvenes. Tras tratar de venderla sin éxito a diferentes estudios, el productor Tiago Mello compró los derechos, me llamó a mí y a los actores protagonistas Bianca Comparato y João Miguel para lograr una nueva propuesta. Netflix ya había puesto un pie en México y buscaba poner otro en Sudamérica para empezar con una ficción así.

¿Por qué cree que los relatos distópicos como 3% o Los juegos del hambre, que hablan de mundos futuros no deseados, resultan tan taquilleros dentro de la industria?
Hay una falta de ensueño en las generaciones más jóvenes. Nuestra generación soñó con la revolución y nos falló; no la hicimos bien. La generación joven busca nuevos proyectos y estos son el resultado. Pero la industria del entretenimiento no puede plantear un mundo perfecto. Siempre tiene que haber algo para resolver.

¿Era importante establecer el tono narrativo de la serie desde el primer capítulo y que se mantuviera a lo largo de la temporada?
Siendo extranjero, valorizo mucho lo brasileño. Estamos compitiendo con un montón de franquicias y lo que nos va a diferenciar es el tono "brazuca". Hay una tontería en una escena, por ejemplo, en la que a uno de los encargados (del establecimiento de selección) no le funciona la pantalla. Es un mundo del futuro pero seguimos teniendo nuestras imperfecciones.

El vestuario y la arquitectura del entorno son dos elementos muy prominentes durante el primer episodio.
Hubo un trabajo intenso en la dirección de arte. Desde un principio yo quería que el mundo del 97% restante fuera complicado pero creativo. Que los pobres se las arreglaran con lo que tenían. Nos diferenciamos de un futuro gris y distópico con elementos como el grafiti o los colores. El mundo perfecto, del otro lado, debía ser muy blanco. La locación que buscábamos debía ser un lugar cerrado pero bonito por dentro. Propuse el estadio del Corinthians, porque había quedado encantado al festejar a Suárez meterles dos goles a los ingleses, y lo conseguimos.
¿Cuál es el rol de Netflix en la producción de una de sus series originales?
Ellos son los productores y eso es un rol que no está muy claro en Uruguay. Los guiones, que había que trabajarlos, fueron asesorados por un script doctor (consultor de guion) con el que trabajamos. En el montaje, deben aprobar el corte final, que es de ellos. Tenés libertad de proponer pero ellos tienen la libertad de decirte que no les gustó.

¿3% fue concebida como una serie para ver de corrido, una práctica común con las series de de Netflix?
Vos ves lo que quieras. Es un formato que para mí es como la lectura. Si bien un libro está dividido en capítulos, uno lo deja e inicia cuándo y dánde quiere.

¿3% podría ser un futuro posible para el mundo presentado en Ciudad de Dios?
No. Están la miseria, la desigualdad social y la pobreza, pero esas cosas están también en El baño del papa, en La redota y en todo lo que he hecho.

En su carrera alternó entre la dirección y la fotografía. ¿Qué otros proyectos tiene en carpeta?
He estado trabajando con dos cineastas en un documental sobre los últimos días de Dilma (Roussef) en el palacio presidencial, viviendo el impeachment por dentro. Me voy a encargar del montaje.

¿Volverá para una segunda temporada de 3%, en el caso de que haya una?
No está confirmado, aunque se están escribiendo los guiones. Me gustó haberla impulsado y crearla. La palabra final no está dicha.

Trabajar con Tom Cruise

Antes de descansar un tiempo en Uruguay el próximo mes de enero, César Charlone, deberá prolongar el período laboral. Es que el verano es la fecha planeada para retomar el rodaje de American Made, película de Doug Liman protagonizada por Tom Cruise, en la que Charlone se encarga de la dirección de fotografía.

El filme tiene su estreno previsto para la segunda mitad de 2017. Centrado en la historia real de un piloto devenido en un agente encubierto en las operaciones del cartel de Medellín en la década de 1980, el largometraje no es el único proyecto de carácter internacional en el que Charlone se encuentra involucrado actualmente.

¿En qué momento se encuentra su trabajo con American Made?
Arrancamos con un guion muy flojo, pero teníamos las fechas de Tom Cruise y se fue filmando y arreglando. Pero el guion rengueaba y el director (Doug Liman) sabía que lo íbamos a montar, cotejar con Tom y agregar cosas. Hemos "refilmado" tres veces ya y se viene una nueva filmación en enero. Tom Cruise es muy perfeccionista.

¿Qué aproximación decidió darle a la película desde el otro lado de la cámara?
Estaba bastante reticente a aceptar películas gringas. Pero la historia y escándalo Irán-Contra me interesaron. Yo propuse una estética documental similar a mi trabajo en Ciudad de Dios pero Liman propuso un enfoque más cercano a la comedia. Me chocó pero lo pensé y tenía toda la razón.

Charlone en 5 películas

Ciudad de Dios (2002)
La película del director Fernando Meirelles sobre la vida en una favela le valió a Charlone una nominación al Oscar a Mejor fotografía y significó su iniciación
en la industria internacional del cine.

El jardinero fiel (2005)
La segunda colaboración entre Meirelles y Charlone como dupla de director y director de fotografía se basó en una novela del británico John le Carré y tuvo a Ralph Fiennes y Rachel Weisz como protagonistas.

El baño del papa (2007)
El début de Charlone como director presentó al actor César Troncoso como Beto, un obrero que busca ganarse la vida con una anunciada visita del sumo pontífice a la ciudad de Melo.

Ceguera (2008)
La tercera colaboración entre Meirelles y Charlone trasladó parte de su rodaje a Uruguay y se basó en la novela Ensayo sobre la ceguera, del escritor portugués José Saramago.

La redota (2011)
Charlone adaptó parte de la vida de José Gervasio Artigas en un relato íntimo con Jorge Esmoris como el prócer y el actor Yamandú Cruz como el pintor encargado de retratarlo: Juan Manuel Blanes.


Populares de la sección

Acerca del autor