"Lo principal no es actuar sobre los ingresos, sino sobre el gasto"

Para Gustavo Licandro, vicepresidente de la Cámara de Comercio, el lugar para achicar son los salarios públicos
Embed

En su opinión, ¿cuál es el panorama económico?

En 2014 cerramos con un déficit fiscal de 3,5%, pero en el correr de 2015, entre el Imesi, tarifas y un ajuste a la baja de la inversión pública, hubo un ajuste fiscal mucho más importante que este. Sin embargo, cerramos el año con un déficit fiscal de 3,6%. Hay una ley de Presupuesto aprobada que implica un crecimiento del gasto público cercano a dos puntos del producto que preveía una recaudación que no va a existir. Con lo cual, la sociedad uruguaya tiene que preocuparse de que el panorama fiscal es complejo.

¿Las medidas eran esperables?

Medidas había que tomar. Lo que pasa es que uno entra a discutir la calidad de estas y si tenían que venir por el lado de ingreso o por el lado del gasto. Dentro de este, las pasividades hay que dejarlas de lado porque tienen un mecanismo automático aprobado por la Constitución, por lo cual no se puede tocar.

Lo que nos queda es la masa de salarios públicos más la masa de lo que son las transferencias y las políticas sociales que se aplican.

¿Qué sucede con los salarios públicos?

En el último año de la administración de (José) Mujica, la masa de salarios públicos venía creciendo a un ritmo muy alto, pero en el 2015 todavía crecía a un ritmo nominal alto de 13% y 14% nominal, con inflación del 10%. O sea un aumento real importante de sueldos públicos. Decir que se va a actuar sobre los viajes, papel, fiestas, es nada, eso representa una cosa muy pequeñita del Estado. El grueso son los salarios.

Pero no se pueden bajar los salarios...

Se pueden frenar. No se pueden bajar, pero no aumentemos lo que estamos aumentando, por lo menos ahí tenemos algo. Yo creo que sí se pueden bajar porque en la medida que en el sector público los funcionarios son inamovibles, si no se puede ajustar la cantidad de funcionarios la variable de ajuste tienen que ser los salarios.

El paquete de medidas dice que se va a reducir la plantilla...

Hoy hay unas 300 mil personas en el sistema público. Viejas estimaciones muestran que por año un 3% del personal fallece, se jubila o cambia de trabajo. O sea que estamos hablando de unas 9 mil personas. Si de cada tres que salen tomamos dos, de cada 9 mil que salen por año vamos a tomar 6 mil. O sea que el neto a la baja es 3 mil personas. Entraron casi 60 mil personas. O sea que vamos a estar 20 años para volver al tamaño de la plantilla que teníamos en 2005.

¿Las medidas perjudican al trabajador?

El camino en el que va el gasto público está muy divorciado a los ingresos, por lo cual, si no hacen nada, el déficit fiscal va a aumentar. Lo principal no es actuar sobre los ingresos, sino sobre el gasto. Esto que está anunciado es muy pequeñito en comparación al tamaño del déficit fiscal que tiene el país.

Populares de la sección