Lo que dijo el asesino es lo mismo que está escrito en bandera del Estado Islámico

La pericia psiquiátrica determinó que tiene un "trastorno esquizoparanoico"
Procesado crimen en Paysandú

"No hay más Dios que Allah y Muhammad (Mahoma, el profeta) es el Mensajero de Allah", dijo el homicida del comerciante judío David Fremd a la salida del juzgado en Paysandú tras ser procesado, según tradujo a El Observador un nativo del Líbano.

Esa frase es la misma que está inscrita en la bandera negra del Estado Islámico, el grupo yihadista suní que domina amplias zonas de Siria e Irak en donde comete frecuentes actos de barbarie, y que ha llamado a sus partidarios alrededor del mundo a llevar la yihad, o guerra santa, a todos los rincones del planeta, en particular contra blancos occidentales europeos y estadounidenses.

La recitación de esa frase, conocida como shahada, es el testimonio de fe islámica y se considera uno de los cinco pilares del Islam para la rama sunita de esa religión, la cuál profesan los militantes del Estado Islámico.

Según informó Time, las letras en blanco en la parte superior de la bandera del EI significan "No hay más Dios que Allah", mientras que las que están dentro del círculo blanco significan "Dios mensajero Mahoma".

Si bien el orden de las palabras es diferente en la segunda parte de la shahada, su uso y la forma del círculo blanco responden a que se trata de una copia de lo que se conoce como el Sello de Mahoma, una reliquia que se cree fue usada en vida por el profeta para sellar cartas que enviaba a líderes extranjeros para que se unieran a él, según Time.

Estado Islámico
Captura del video divulgado por Estado Islámico. AFP.
Captura del video divulgado por Estado Islámico. AFP.

La shahada también está incluida en la bandera de Arabia Saudita, aunque con una caligrafía más elegante.

El grito fue lo último que dijo el homicida -que se encontraba rodeado de efectivos policiales, prensa y ciudadanos que se hicieron presentes en la sede judicial- antes de subirse a una camioneta para ser trasladado a Montevideo.

Esta mañana una pericia determinó que el hombre tiene un "trastorno ezquizoparanoico", según informaron fuentes del caso a El Observador.

El homicida, según declaró ante el juez Fabricio Cidade, se convirtió al islam y se hace llamar Abdullah Omar. Ayer fue imputado por homicidio especialmente agravado por la premeditación, actos de odio contra personas por razones de religión y lesiones personales, debido a que en el mismo momento en que atacaba a Fremd hirió al hijo del comerciante.





Populares de la sección