Lo que sobra es un gran negocio

El fundador de Trillonario.com, Ariel Pfeffer, promueve el surgimiento de proyectos a partir del “excess capacity”, ya que las oportunidades están por todas partes

El nuevo gerente de Marketing estaba muy nervioso y ansioso. Era un frío otoño de 2007 y era la primera reunión de accionistas en la cual había sido invitado a hablar para presentar una idea muy ambiciosa que no le había querido contar a nadie. Todos los grandes banqueros que financiaban a la empresa, los principales ejecutivos y los mayores accionistas estaban presentes.

Primero habló el CEO, luego el chairman y finalmente le cedieron la palabra. Le temblaban las rodillas pero con voz firme empezó su discurso: “Somos Hilton, la segunda mayor red hotelera del mundo. Tenemos 610.000 camas, 3.800 hoteles, operamos en 88 países y tenemos 93 años de trayectoria. Mi propuesta es que en los próximos 20 años dupliquemos nuestra capacidad agregando 600.000 camas, con una inversión de US$ 40 mil millones”

Los participantes se miraron atónitos sin saber que decir. ¿Como se iba a financiar una cifra de esas? ¿Por cuantos años se iban a hipotecar las ganancias de la empresa? ¿Como reaccionaría la bolsa? En una industria tan madura como la hotelera, ¿habría demanda de mercado como para 600.000 camas más? Y así en un encendido debate y al final lo esperado sucedió. Se resolvió que ni siquiera se llevaría a votación un proyecto de ese tipo. El gerente volvió a su casa abatido y deprimido. Al día siguiente renunció a su trabajo ya que se convenció de que Hilton había llegado a su techo de crecimiento y no había lugar allí para gente como él.

El episodio anterior en realidad no sucedió nunca. Pero lo que si sucedió, en San Francisco, en esa misma época, fue que Joe y Brian no podían pagar el alquiler de su apartamento y para poder hacerlo resolvieron publicar, en un sitio muy simple que hicieron, que estaban alquilando tres camas inflables (airbed) en el piso del living de su apartamento y que servirían el desayuno (breakfast) a quienes las alquilasen. Dos hombres y una mujer respondieron al llamado y pagaron US$ 80 cada uno.

Haciendo la historia corta, ese fue el inicio de AirBnB.com (Airbed and Breakfast) que la mayoría debe de conocer, pero para los que no lo conocen les cuento que es un sitio que conecta en forma amigable e inteligente a dueños de propiedades para alquilar (que pueden ir desde apenas un cuarto compartido o una casa en un árbol, hasta la más sofisticada de las mansiones) con inquilinos que buscan un lugar para sus vacaciones o para alojarse en viajes de trabajo o para vivir un tiempo más prolongado. Hoy en día ya opera en 192 países, administran 650.000 camas y les llevo apenas 4 a 5 años llegar a ese nivel, transformándose en la mayor red “hotelera” del mundo. ¡Y sin haber invertido un único dólar en ladrillos!!

Cual fue la “magia” de Airbnb? El utilizar el “excess capacity” o el “sharing economy” o el “collaborative consumption” o cualquiera de las otras expresiones que están tan de moda. O sea, las 650.000 camas que hoy disponibiliza Airbnb ya existían. Ellos simplemente encontraron una forma inteligente de ponerlas en el mercado. Muy próximamente Airbnb saldrá a la bolsa y se espera que su cotización supere largamente al valor de mercado actual de la cadena Hilton.

Y lo mismo están haciendo uber.com y buzzcar.com con los autos de particulares, y mecanse.com con las ropas que otros no están utilizando. ¿Por qué compramos taladros eléctricos si su uso promedio en toda su vida útil es de apenas 12 minutos y hay millones sin usarse en las casas de millones de personas?

Cuando discutía con mis hijos esta teoría, uno de ellos me comentó: “entonces que hacemos con las sillas de la mesa del comedor que se utilizan en promedio menos de una hora por día?”

Le respondí: “si encontrás una forma eficiente de que esas sillas puedan estar disponibles al mediodía en un restaurant, a la tarde en una oficina y la noche vuelvan a casa, entonces no solo tendrías un buen negocio entre manos, sino que quizás no hiciera más falta que se fabriquen más sillas en el mundo. Con las que ya hay alcanza y sobra.”

El “excess capacity” es el concepto que está revolucionando al mundo y las oportunidades están por todas partes. ¿Cuál es el “excess capacity” que hay en tu casa? ¿Y en tu barrio? ¿Y en tu ciudad? ¿Y en tu empresa?
¿Como podemos aprovechar todas las instalaciones (escuelas, clubes, etc.) que tienen un “excess capacity” de horas disponibles a la noche y muchas veces durante el día también? ¿Será que los crecientes problemas de estacionamiento no pueden ser solucionados con la disponibilidad de cocheras que pertenecen a privados? ¿Y las horas ociosas que tienen los jubilados y estudiantes no podrían ser aprovechadas? ¿Será que para cada situación de demanda no hay una posibilidad de aprovechar un exceso de capacidad de algo que ya existe?
Pensemos y seguramente muchos buenos nuevos negocios podrán surgir.

* Fundador de Trillonario.com (ariel@pfeffer.com)


Comentarios

Acerca del autor