Lo que tiene que saber un perro de asistencia

Los socializadores tendemos a simplificar nuestra tarea en "mostrarle el mundo a los cachorros", pero en realidad es mucho más que eso
Los socializadores tendemos a simplificar nuestra tarea en "mostrarle el mundo a los cachorros". Cuando hay un poquito más de tiempo, se agrega la explicación de que, en el año que pasa con sus socializadores, el cachorro es expuesto a todas las situaciones posibles a las cuales se puede enfrentar una persona ciega o la familia de un niño con autismo, como un shopping, un supermercado, un ómnibus o un cine, entre otras opciones.

Pero, en realidad, la tarea de los socializadores es mucho más que cuidar del cachorro y llevarlo a todas partes. Ya que cuando son pequeños, los perros (especialmente los labradores) aprenden de forma muy veloz, los socializadores debemos aprovechar esta etapa para enseñarle comandos que favorezcan a una correcta adaptación a cualquier medio.

La lista es algo larga, pero sorprende saber que los perros pueden aprender todas estas palabras, e incluso más.

Los comandos que aprenden

Hay una serie de comandos que los perros de asistencia deben saber como base. A esos se suman los comandos específicos de perro de apoyo y de perro guía, los cuales se enseñan una vez finalizado el período de socialización. Los comandos básicos (que, dicho sea de paso, son útiles con cualquier perro, no solo de asistencia) son los siguientes:

  • Aquí: el llamado se enseña siempre asociado al nombre, pero nunca usando el nombre solo, ya que eso puede "gastarlo" y generar que el perro no responda. El nombre debe ser un llamador de atención, un aviso de que luego vendrá el comando. Por ejemplo, "Flash, aquí".
  • Sienta: este comportamiento se puede combinar con otros, como por ejemplo el "quieto", cuando se desea que el cachorro se quede sentado en un lugar determinado.
  • Echado: se explica por sí mismo; también se puede combinar con el "quieto".
  • Quieto: se le pide al cachorro que mantenga el comportamiento que se le pidió previamente. Por ejemplo, un "sienta" o un "echado".
  • Listo: es la palabra "liberadora" del perro, la que le marca que ya puede dejar de obedecer al comando previo.
  • Sígueme: este comando le dice al perro que camine a la par de la persona. Ni tirando hacia delante, ni retrasándose para oler cosas.
  • Junto: es para indicarle al cachorro que se pare a nuestro lado, a la altura de la rodilla. Generalmente se utiliza de forma previa al "sígueme".
  • De pie: el "de pie" sirve para muchas situaciones, desde el momento del baño hasta el momento de ponerle el peto o el arnés, en que precisamos que mantenga la postura.
  • Cerca: se le pide al perro que se siente entre las piernas de quien lo llama (que también está sentada). Sirve en situaciones en las que el perro no puede abarcar mucho espacio, como en un ómnibus, en un restaurante o en el cine.
  • Silencio: el pedirle a un perro que no ladre no es para cualquier situación. El "silencio" debe utilizarse para enseñarle al perro a no ladrar en ámbitos que no sean de juego, como cuando tocan el timbre o cuando se encuentra con un extraño.
  • A tu lugar: se le pide al cachorro que entre en su canil, o que vaya a su "cucha", cuando por alguna razón debe quedarse solo en la casa, para dormir o cuando no queremos que ande cerca, como cuando estamos comiendo.
  • Baño baño: los perros de asistencia deben aprender a hacer sus necesidades a la orden, ya que si van guiando y se frenan de repente para hacerlo pueden generar una situación peligrosa o confusa para el usuario. En el caso de que las ganas lo superen, se le enseña al perro a sentarse, frente a lo cual el usuario lo llevará a un lugar permitido, como un árbol.
  • Fuera: casi siempre viene seguido los lugares en los que no se desea que ande merodeando, como "de la cocina".

Comandos de apoyo

  • Atención: se le pide al cachorro que esté atento a la situación, como por ejemplo al cruzar la calle.
  • Muy bien: son las palabras de felicitación y se combinan con caricias o juego. Con ellas le decimos al cachorro que esa es la acción que esperábamos de él.
  • Vamos: al pedirle al cachorro que comience a caminar.
  • Trae: para pedirle al cachorro que nos dé lo que tiene en la boca.
  • Deja: se utiliza cuando queremos que el cachorro suelte lo que tiene en la boca.
  • Cabeza: este comando le indica al cachorro que pase su cabeza por el arnés o el peto, al vestirlo para salir a guiar.
  • Toca: es un comando que puede servir para cualquier cosa. Lo que se le pide al cachorro es que nos toque la mano con su nariz. Cuando se hace con la mano en movimiento, se hace para guiar al cachorro hacia un lugar donde queremos que vaya.

Comandos de perro guía

  • De dirección: adelante, despacio, cruza (una calle), pare, (para doblar) izquierda, derecha, (en escaleras o desniveles) arriba, abajo, (para caminar sobre un lado) sobre izquierda, sobre derecha.
  • Encuentra: este comando puede ser acompañado de distintas palabras, según lo que se quiere encontrar (puerta, escalera, asiento, cebra, poste, cordón, mostrador, parada, baranda, vereda).


Comentarios

Acerca del autor