Logística e informática liderarán la demanda de empleo este año

Expertos prevén que continúe el deterioro pero señalan oportunidades en varios sectores
Las señales de deterioro que muestra el mercado laboral hacen que las perspectivas para 2016 estén cargadas de incertidumbre.

Con una economía que agudizará su enlentecimiento en los próximos meses, hay sectores de actividad (la mayoría) que verán acotada las oportunidades de empleo, pero hay otros sectores vinculados a la logística, la ingeniería y la industria informática que seguirán demandando profesionales.

Expertos en recursos humanos consultados por El Observador dieron su punto de vista sobre qué puede esperarse del mercado de trabajo este año.

Para el director de Advice, Federico Muttoni, aunque varias organizaciones ya procesaron el ajuste en el segundo semestre del año pasado, es probable ver un aumento moderado del desempleo en 2016.

El experto recordó que la construcción está "estancada" y que el agro enfrenta desafíos en varios rubros como la lechería y los granos, asociados a la caída de precios, cierre de plantas, menores áreas sembradas y caída de la demanda, entre otras.

El panorama no difiere demasiado en el comercio con consumidores más cautelosos y en la industria manufacturera que también tiene dificultades.

Muttoni indicó que aunque la forestación y la carne son de los pocos rubros que crecen en volumen, no habrá un incremento del empleo por ese lado, tomando en cuenta que ya se han generado los puestos necesarios para producir a pleno. No obstante, subrayó que los servicios globales de exportación y el turismo podrían seguir creciendo

"El Estado uruguayo debe dar una señal clara de que está acompañando los tiempos que corren, reduciendo el gasto público, firmando acuerdos comerciales, estimulando el empleo con beneficios concretos a quienes incrementen su plantilla este año 2016 y protegiendo más a quien invierte", sugirió.

Para el socio de la consultora Ascende, José Luis O'Neil, este año cabe esperar que la contratación de personal se dé como producto de la necesidad de restituir puestos estratégicos en las empresas, más que como consecuencia de fenómenos de expansión o crecimiento.

Así como el sector industrial aparecía como el más demandante de personal en años anteriores, en 2016 será uno de los sectores más afectados y uno de los de mayor descenso relativo en la incorporación de personal, explicó. Como contrapartida, O'Neill estimó que el sector de tecnología continuaría su tendencia al alza en oportunidades de trabajo.

El experto agregó que si los anuncios del gobierno vinculados a nuevas inversiones se concretan, se podrían generar oportunidades que "amortiguarían y frenarían" en parte la tendencia en descenso de la demanda del mercado de trabajo.

Por su parte, para el socio de O+H, Neker de la Llana, este año continuará la destrucción de empleo principalmente por razones de competitividad y los segmentos que se verán más afectados serán los de baja calificación.

En ese sentido, consideró que los grupos etarios más afectados serán los mayores de 50 años y principalmente los menores de 25 años. A eso se sumará que habrá menos movilidad en términos generales, asociado al menor número de oportunidades.

También advirtió que en la industria láctea podrían verse "cimbronazos importantes" si continúa la inestabilidad en los pagos de Venezuela. "Se trata de un socio comercial complejo, que paga sobreprecios asociados a su particular coyuntura y puede convertirse en una salvavidas de plomo", alertó.

Según De la Llana, los sectores que pueden presentar nuevas oportunidades de trabajo son el forestal y la industria frigorífica, de los menos afectados dentro de la cadena agroindustrial. A estos se suman el sector farmacéutico vinculado sobre todo a los proyectos que han invertido en de desarrollo y tecnología en los últimos años. También mantendrá su dinamismo la industria de las tecnologías informáticas (IT).

"Profesiones como ingeniería, administración de empresas, carreras universitarias o técnicas en el área de IT y carreras técnicas asociadas a la industria, son las que sufrirán en menor medida o no percibirán el cambio de contexto en el mercado de trabajo" detalló el experto.

¿Qué pasa con el desempleo y el seguro de paro?

Aunque el mercado de trabajo recobró dinamismo en noviembre como consecuencia de una mayor demanda laboral que logró ser cubierta por la nueva oferta de trabajadores que se incorporaron, y que permitió disminuir el nivel de desempleo de 8,5% a 7,9%, en una perspectiva de largo plazo la desocupación continúa en ascenso y la cantidad de beneficiarios del subsidio por desempleo viene en incremento desde mayo. Si se toma el período setiembre-noviembre de 2015, la demanda de trabajo absorbió parte de la oferta incrementando el desempleo.

La tasa de desocupación subió a 8,2% tras el valor de 8,1% en los tres meses a octubre, y alcanzó el mayor nivel desde el primer trimestre de 2008 (8,5%) como consecuencia que el alza en la tasa de actividad (63,6%) no logró ser absorbida en su totalidad con el aumento de la tasa de empleo (de 58,1% a 58,5%). La tendencia de largo plazo coincide con los datos del seguro de paro.

El total de trabajadores amparados por el subsidio por desempleo se incrementó en noviembre 27,3% interanual alcanzando a 41.383 beneficiarios, de acuerdo a los datos del Banco de Previsión Social a los que accedió El Observador.

Los beneficiarios de esta prestación crece de forma sostenida desde hace siete meses.

Populares de la sección