López Mena negocia venta de BQB a una aerolínea boliviana

El dueño de Buquebus redujo en dos años frecuencias y despidió personal

El empresario Juan Carlos López Mena negocia la venta de la aerolínea de bandera BQB a la empresa boliviana Amaszonas. El gobierno está al tanto de la negociación, informaron fuentes empresariales a El Observador.

Mientras que BQB redujo frecuencias y personal en los últimos dos años, Amaszonas está en proceso de expansión.

En diciembre de 2013, BQB dejó de realizar vuelos de cabotaje desde Montevideo a Salto y Rivera por falta de demanda. En agosto del año pasado, BQB despidió a 55 trabajadores, con el argumento de que la autoridad aeronáutica argentina no concedió los permisos para volar a la ciudad de Córdoba, a pesar de que en Uruguay la Dirección Nacional de Aviación Civil e Infraestructura Aeronáutica sí lo había autorizado. Un mes más tarde BQB abandonó sus viajes a Porto Alegre, Curitiba y San Pablo.

La aerolínea de bandera uruguaya conserva dos aviones para cumplir con dos frecuencias diarias que unen Montevideo con Buenos Aires y cinco frecuencias semanales con Asunción.
El hijo mayor de López Mena, Juan Patricio, estuvo al frente de la aerolínea hasta mediados del año pasado, cuando, en medio de la reestructura, dio un paso al costado.
En contrapartida, Amaszonas, que cumplió 15 años y hoy es la aerolínea más antigua de Bolivia,   desarrolla una expansión del modelo de negocios que busca afianzarse también en el cono sur.

Amaszonas está presente en ocho países, entre ellos Uruguay, y tiene como centro de operaciones el aeropuerto de Santa Cruz, al que pretende convertir en un hub continental, esto es, en un centro logístico que permita conectar de forma más eficiente a la región, que abarca, además de Bolivia, Perú, Paraguay, Argentina, Brasil y Uruguay.

A fines de 2014, la compañía aérea inició su operativa en Uruguay con tres vuelos semanales directos entre Santa Cruz y Montevideo, y reabrió de ese modo una conexión directa que había quedado vacante desde que Lloyd Aéreo Boliviano abandonó los vuelos internacionales en 2007. Un mes más tarde, debido a la alta demanda recibida, la empresa comenzó a unir diariamente Santa Cruz con Montevideo a través de Asunción (Paraguay) con aviones con capacidad para 50 pasajeros.

El vicepresidente de Relaciones Institucionales de Amaszonas, Eddy Luis Franco, y el agente general de ventas de la aerolínea en Uruguay, Carlos Pera, mantuvieron en enero reuniones con el actual ministro de Transporte, Víctor Rossi, y con subsecretario de Turismo, Benjamín Liberoff, para informarles sobre su proyecto de expansión.

El proyecto de Amaszonas

El vicepresidente de Relaciones Institucionales de Amaszonas explicó en febrero en El Observador TV cuál es la estrategia de expansión de la aerolínea boliviana. “Intentamos llegar a destinos no tradicionales para conectarlos con destinos que no están eficientemente conectados, como el caso de Montevideo y Asunción”, dijo Franco. La empresa cuenta con 800 trabajadores en la región y con una oficina en Montevideo.

“El aeropuerto de Santa Cruz se convertirá en un hub importante”, como alternativa a los aeropuertos internacionales de Lima, Buenos Aires y San Pablo, explicó Franco. Consultado ayer por El Observador, no pudo confirmar la negociación con BQB porque el presidente ejecutivo de la empresa se encuentra de viaje.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios