Los carneros al compás del novillo gordo

Al finalizar la zafra se confirma una gran correlación entre los precios de uno y otro
Al realizar el balance de la zafra de reproductores ovinos de 2016 El Observador Agropecuario ya observaba un comportamiento interesante del mercado, que tenía que ver con una correlación entre el precio promedio de los carneros y el del novillo gordo. Si bien el análisis fue hecho en base a un período muy corto de tiempo, apenas en tres zafras –de 2014 a 2016–, al concluir el período de 2017 se puede establecer que existe tal correlación.

Según el registro realizado por El Observador Agropecuario, en 2017 se comercializaron en Uruguay 3.277 carneros y borregos (7,3% menos que en 2016); y el precio promedio se ubicó en US$ 529 (1,7% menos que el año pasado).

lucas 3.jpg

En las zafras anteriores los criadores ovinos debieron invertir el monto equivalente al de 175 y 178 kilos de novillo gordo en cuarta balanza –dependiendo del año– para comprar un carnero. Este año esos kilos fueron 173, mostrando una variabilidad muy leve entre zafras.

Esto llama bastante la atención, considerando que se trata de dos rubros productivos distintos. El precio del novillo gordo tiene mucha más correlación con el precio de los carneros que otras producciones del propio rubro ovino, como las lanas o la carne de cordero, tal como se puede observar en el gráfico.

lucas 2.jpg

En ese sentido, este año se observó que los compradores debieron invertir menos kilos de novillo gordo para comprar un carnero, pero algunos kilos más que el promedio de los últimos años considerando kilos de carne de cordero, menos kilos de lanas finas y más kilos de lanas medias.

Casi el 53% de los reproductores vendidos este año fueron de la raza Corriedale; la segunda raza más vendida fue Merino Australiano (casi 18%); y la tercera fue Merino Dohne (13%).

lucas 4.jpg

El precio promedio más alto lo registró la raza carnicera Texel (US$ 631); el segundo fue Ideal (US$ 605); y el tercero Merino Dohne (US$ 586).

En cuanto a los departamentos, los cuatro donde más carneros se vendió fueron: Tacuarembó (22,7%); Artigas (16,7%); Cerro Largo (15,2%); y Salto (13,3%).

lucas 1.jpg

En general el mercado se presentó cauto en los diferentes remates, con compradores que eligieron muy bien los reproductores y dejando de lado lo que no les interesó. También hubo fuerte demanda por los vientres.

Acerca del autor