Los crímenes de 1976 marcaron una nueva Marcha del silencio

Se recordaron asesinatos de Michelini, Gutiérrez Ruiz, Barredo y Whitelaw
A 40 años de los asesinatos en Buenos Aires de Zelmar Michelini y Héctor Gutierrez Ruiz, miles de personas volvieron a las calles anoche en la tradicional Marcha del silencio, que desde hace dos décadas reclama sobre la avenida 18 de Julio por conocer la verdad sobre el destino de los desaparecidos durante la dictadura militar y Justicia por los crímenes cometidos.

La marcha se realiza desde el año 1996. Ayer, se convocó bajo la consigna: "Ellos en nosotros. Contra la impunidad de ayer y de hoy. Verdad y justicia", y como todos los años fue desde Rivera y Jackson hasta la plaza Cagancha.

Frente al teatro El Galpón (en 18 de Julio entre Gaboto y Magallanes) un cartel recordaba además los 40 años del decreto que clausuró esa institución, el 7 de mayo de 1976.

Cuando la manifestación pasó frente a la Dirección Nacional de Impresiones y Publicaciones Oficiales (IMPO), desde la pantalla ubicada en su fachada, se proyectaron las imágenes de las personas desaparecidas en la dictadura.

Por parlantes ubicados a lo largo de 18 de Julio se fueron nombrando uno a uno.

Al llegar a la plaza Cagancha, se entonó el himno nacional y todo terminó con el aplauso de los presentes.

Como es habitual, varias figuras del gobierno y del PIT-CNT se hicieron presentes.

Entre otros, estuvieron José Mujica, Lucía Topolansky, Mónica Xavier, Juan Andrés Roballo, José Carlos Mahía y Marcos Carámbula.

Integrantes de Plenaria Memoria y Justicia se sumaron a la marcha frente a la sede del Banco República.

Michelini y Gutiérrez Ruiz fueron asesinados el 20 de mayo de 1976 en Buenos Aires. El cuerpo sin vida de Michelini fue encontrado en la noche siguiente en el interior de un vehículo, en tanto, en el baúl estaban los cadáveres de Gutiérrez Ruiz, Rosa del Carmen Barredo, viuda del integrante del Movimiento de Liberación Nacional (MLN) Gabriel Schroeder, y de William Whitelaw, quien había sido miembro también de ese movimiento.

Al retornar la democracia, los reclamos por saber qué pasó con los desaparecidos y por juzgar a los violadores de derechos humanos se incrementaron.

La aprobación de la ley de Caducidad en diciembre de 1986, confirmada en un referéndum en 1989, cerró la puerta a las investigaciones judiciales por casos ocurridos en la dictadura. Sin embargo, los reclamos continuaron y en 1996 comenzó a realizarse la Marcha del silencio.

Aunque hubo algunas investigaciones puntuales (en el gobierno de Jorge Batlle se creó la Comisión para la Paz y la aparición de Macarena Gelman en el año 2000 marcó un hito), en 2005, tras la llegada al poder del Frente Amplio, las investigaciones se sucedieron. Hubo varios procesamientos por parte de la Justicia y fueron hallados algunos restos de desaparecidos.

De todas formas, familiares de desaparecidos han reclamado en los últimos tiempos por un enlentecimiento en las investigaciones y los trabajos de excavación, que se habían suspendido en febrero de 2015 y se retomaron seis meses después.

En su reclamo han chocado con el actual ministro de Defensa, el extupamaro Eleuterio Fernández Huidobro, a quien acusan de entorpecer las investigaciones.