Los discursos del Prado deberán dar respuesta a un escenario movido

En la mayor muestra ganadera del país se espera una radiografía de la actualidad
Nadie duda que la tribuna de la Expo Prado es un termómetro que marca el momento que vive el país y, en especial, el campo. Por eso los discursos del presidente de la Asociación Rural del Uruguay (ARU), Ricardo Reilly, y del ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Tabaré Aguerre, se escuchan con atención y, al actualizar las agendas –la gubernamental y la ruralista–, marcan un rumbo.

Los protagonistas se repetirán este año en el palco de la Rural. Por un lado, Reilly planteará los asuntos prioritarios para el campo. Un año atrás fue muy aplaudido cuando reclamó dejar de lado el país del corto plazo y apuntar con la mira más alta.

No escaparon a su oratoria algunos asuntos que aún afligen y están sobre la mesa de la gremial ruralista, como la competitividad y la inserción internacional.

Por otra parte, no se han atendido los reclamos sobre la transferencia del sector productivo al subsidio al transporte urbano, al tiempo que Reilly exigió en 2015 eficiencia y capacidad de gestión a las empresas públicas monopólicas que manejan el dinero de los uruguayos.

El estado de la educación y la infraestructura, la carga impositiva a la población sin retorno a la ciudadanía y en especial los impuestos a la tierra sin considerar lo que se produce, son temas que volverán al tapete.

Por otro lado, el ministro Aguerre, quien hará su sexto discurso en el Prado y busca evitar los enfrentamientos con sus interlocutores en público, seguramente reseñará primero los logros del último año. El principal fue la aprobación este año del proyecto de ley de abigeato, cuyo anuncio despertó los mejores aplausos en la tribuna en 2015.

Es posible también que Aguerre pueda anunciar en el Prado que el mercado estadounidense para la carne ovina con hueso quedó definitivamente abierto.

Y tal vez explique los resultados –y su papel– sobre el dressing en la puja entre ganaderos y la industria frigorífica.

Así como no podrá eludir la situación de la lechería porque ha trabajado mucho entre la ingeniería financiera, las gestiones bancarias y la lucha por mantener los mercados y abrir otros para los lácteos.

En un año teñido por la adversidad climática, todos esperan que Aguerre marque por dónde va el futuro inmediato.

REILLY EN 2015

"Es necesario no quedar desalineado con las monedas de los principales competidores"

"El trabajo debe estar por encima del delito"

"El país no puede dejar la silla vacía cuando se negocian tratados comerciales"

AGUERRE EN 2015

"Al abigeato hay que llamarlo por su nombre y su nombre es robo"

"Ya se colocaron más de US$ 40 millones en proyectos de riego"

"No hay discusión acerca de los aranceles si antes no se accedió a lo sanitario"

Populares de la sección

Acerca del autor