Los divos de Hollywood, DiCaprio incluido, aman la pastasciutta

¿Cuáles son los platos de pasta preferidos de las estrellas del mundo del espectáculo?

La reciente entrega de los premios Oscar y toda la marejada de información vinculada con ese espectáculo que la hegemónica industria cinematográfica estadounidense ofrece al resto del mundo permitió, entre otras cosas, saber qué comidas prefieren los divos de Hollywood, incluido el elegido como mejor actor protagonista, Leonardo DiCaprio.


La conclusión fue que muchas estrellas de la Meca del gran cine comercial, aman la pastasciutta, esa maravilla de la cocina italiana que es, al mismo tiempo, un dechado de sencillez y de sofisticación. Y no son solamente los muchos artistas de Hollywood de ascendencia italiana los que se vuelven locos por un buen plato de pasta.


Porque aparte de DiCaprio, de padre de origen napolitano y con un nombre de pila puesto por su madre -descendiente de rusos y alemanes- que así quiso manifestar su admiración por Leonardo Da Vinci (el inigualable genio florentino que, dicho de paso, era un apasionado cocinero), muchas de las estrellas hollywoodienses de las más variadas ascendencias manifiestan su sana adicción por un buen plato de pasta a la italiana.


Y esa incontenible afición por la pastasciutta va desde los clásicos de la tradición culinaria italiana como las pastas a la marinara (con salsa de tomate condimentada con hierbas mediterráneas como el orégano y la albahaca, o incluso con aceitunas, alcaparras o anchoas saladas, o solo con tomate, ajo y orégano) y alla puttanesca (tomates, alcaparras, aceitunas negras, ajo, perejil, anchoas saladas, ají picante, aceite y sal) o a la más refinadas con el carísimo tartufo (trufa).


Claro que esta preferencia de los actores de cine de Hollywood no hace más que reflejar las tendencias de los habitantes del país, ya según estadísticas divulgadas recientemente el 77% de los estadounidenses come pasta por lo menos una vez a la semana, mientras que un 33% lo hace por lo menos tres veces.


Una integrante de ese 33% es la española Penélope Cruz, quien declaró que comería pasta en el almuerzo y a la cena, prácticamente todo el día, sobre todo alla carbonara, “pero la auténtica, que va con guanciale”. Una receta clasica de este plato romanísimo lleva huevos, guanciale magro (un tipo de panceta obtenido de la mejilla del cerdo), queso pecorino (y/o parmigiano) rallado, ajo, pimienta, aceite de oliva y sal.


También Halle Berry y Robert De Niro prefieren la carbonara, mientras que Harrison Ford no puede resistirse ante un plato de pasta al dente con una salsa puttanesca.


Por su parte, Al Pacino tiene como receta preferida de pasta una de las más antiguas y simples, (se afirma que ya se hacía en el siglo XIII poco después de que los árabes introdujeran la pasta en Sicilia), que lleva cacio e pepe, o sea con queso (generalmente caciocavallo, un típico queso duro de Italia meridional hecho con leche de vaca) y pimienta negra. Junto a Pacino, disfrutan de la pasta con cacio e pepe Woody Allen, Michael Douglas (lamentablemente este gran actor está actualmente muy enfermo) y Mickey Rourke.


Gwyneth Paltrow ama las verduras pero cuando tiene ante sí un plato de pasta all´arrabbiata se saltea sus convicciones de vegetariana. La arrabbiata es una salsa picante que por lo general incluye abundante peperoncino junto con tomate, ajo, perejil picado y a veces con panceta. Hay versiones variadas, pero siempre picantes.


Madonna, Quentin Tarantino, Johnny Depp y Uma Thurman son hinchas declarados y están en condiciones de pagar el alto precio de las tagliatelle al tartufo, sobre todo el blanco, mientras que Dustin Hoffmann, frecuente cliente de un ristorante de la Costiera Amalfitana, pide siempre allí fusilli (nuestros tirabuzones y no la pasta que mal llamamos fusiles) con zucchine y tomate perfumado con hierbas mediterráneas varias. En tanto, a Tom Hanks también le gustan las zucchine que son la base de un plato, los espaguetis alla Nerano, de la Costiera Sorrentina.


Steven Spielberg, el de los efectos especiales, prefiere un clásico genovés, las trenette al pesto con pinoli, en tanto que George Clooney y Danny De Vito comen cualquier tipo de pasta con cualquier salsa y a cualquier hora del día, incluso a las 5 de la mañana, según manifestaron.


A Matt Damon le gustan sobre todo las pastas con burro (manteca) e brócoli, a Michael Caine las tagliatelle ai funghi (con hongos, generalmente porcinos) y a Harvey Keitel la pasta e fagioli (porotos).


No obstante su notorio origen italiano, Silvestre Stallone, prefiere una receta muy poco “tana”: una pasta integral con condimento “light” a base de porotos al curry y yogur, mientras que otro actor de ascendencia peninsular, Stanley Tucci, se cocina él mismo y es fanático de las farfalle (nuestras moñitas) alla marinara con arvejas y atún.


Como se ve, la proteica pasta, que ofrece posibilidades de creación de deliciosos platos muy diversos con no menos diferentes ingredientes, atrapó a los divos de Hollywood. Es que, créase o no, ellos son simples mortales y no pueden escapar a la atracción de una de las comidas más populares, ricas y fáciles de hacer de todo el planeta.


¿No les dio hambre?


Comentarios

Acerca del autor