Los efectos climáticos en los precios y la calidad de las hortalizas y frutas

La cosecha que este año fue muy grande amortiguó el efecto adverso
El mal estado del tiempo en el litoral norte del país, donde hay inundaciones con miles de personas desplazadas de sus hogares, impactará en el abasto al Mercado Modelo recién dentro de un mes y medio o dos meses, generando una merma en la oferta de productos y un incremento de precios que será leve.

Diego Romero, técnico del área de Desarrollo Comercial de la Comisión Administradora del Mercado Modelo (CAMM), explicó a El Observador que si bien es cierto que la mayoría de la oferta hortifrutícola procede de quintas ubicadas en Bella Unión y Salto, "este fue un año con una cosecha muy grande y eso amortiguó el efecto adverso, hay algunos productores que han perdido ahora algo, sobre todo en zanahoria y boniato, pero no hay un impacto inmediato".

A mediano plazo -considerando que se viene de dos semanas de jornadas con sol- "sí puede haber algún efecto", sobre todo en hortalizas de fruto que no se han podido formar ahora en la manera adecuada. Eso involucra especialmente a rubros como tomate, morrón, berenjena, chaucha y pepino.

Efectos de problemas climáticos en abasto y precios hortifrutícolas pueden notarse en seis a ocho semanas.

Romero precisó que, a propósito de la oferta y de los precios, cada rubro tiene sus particularidades. Por ejemplo, en el caso de la frutilla, donde el período de fructificación es más corto, se está notando una suba de precios por la menor oferta, aunque no es nada muy desmedido. Hay un precio máximo de $ 150 por kilo a nivel mayorista que para estar en invierno no es tan elevado.

Añadió que en la zona sur del país el escenario productivo es normal, incluso se extendió la zafra, dadas las buenas condiciones del estado del tiempo ya que las primeras heladas importantes sucedieron mucho después de lo habitual. Tan es así que recientemente seguían ingresando al Mercado Modelo tomates de campo, cuando habitualmente eso deja de suceder un mes y medio antes.

A propósito, se aprecia alguna tendencia al alza en los precios de algunos rubros, que si bien es importante en lo porcentual, en el precio por kilo o docena se mantiene a valores normales para esta época.
En el caso del tomate, de la lechuga y del morrón, cuya demanda si es relevante, se registraron aumentos del 100%. Aún así "son precios razonables", debido a que esos incrementos partieron de precios muy por debajo de lo habitual en el cierre del otoño, dijo Romero.

Sí se está apreciando ahora alguna pérdida de calidad en las hortalizas de hoja. Se trata de rubros que venían con calidades muy buenas y precios muy bajos, pero con los días más fríos y con mayor humedad la calidad se reciente y los precios repuntan.

Acerca del autor