Los Emmy son más diversos que nunca y ponen en vergüenza a los Oscar

Luego de que la Academia intentara solucionar la polémica de sus últimos años con invitaciones masivas de membresía, la lista de nominados de los Emmy demuestra que la televisión es un mundo aparte
Las nominaciones a los premios Emmy fueron anunciadas el jueves y la lista de actores que competirán por algunas de las estatuillas es la más diversa de la historia reciente. De los 98 nominados en 16 categorías, 21 son actores de color, incluido Aziz Ansari, de Master of None, Taraji P. Henson, de Empire, Kerry Washington, de Confirmation, y Sterling K. Brown, Cuba Gooding Jr. y Courtney B. Vance de The People v. O. J. Simpson.

¿Es posible que los Oscars se vean aún peor tras esto? Solo unos meses después del infame hashtag de twitter #OscarsSoWhite ("Oscars demasiado blancos") –en el que todos los actores nominados por la Academia eran caucásicos– los Emmy demuestran cómo se ve la inclusión, y no son los únicos premios en hacerlo. Gracias a Hamilton y The Color Purple, entre las producciones escénicas destacadas, las nominaciones a los premios Tony de este año casi que reflejaron la diversidad racial de la población estadounidense.

Los Emmy y los Oscar solo reflejan los respectivos medios que sus miembros están juzgando, claro. La televisión ha estado llevando a la pantalla una lista más amplia de historias, muchas de las cuales tienen elencos multiétnicos, como Black-ish, Orange is the New Black y Master of None, mientras que otras series son más propensas que nunca a poner a actores de color en roles principales.

Solo es necesario un vistazo al actor egipcio-americano Rami Malek, nominado por ser una de las últimas revelaciones en Mr. Robot, o la reinante Viola Davis, una vez más nominada por How to Get Away With Murder. Puede recordarse el conmovedor discurso de aceptación de Davis el año pasado, cuando marcó un hito histórico al ser la primera actriz afroamericana en ganar un Emmy por un rol protagónico en una serie de drama. "Déjenme decirles algo, la única cosa que separa a las mujeres de color de cualquier otra persona es la oportunidad", dijo Davis. "No puedes ganar un Emmy por roles que simplemente no están ahí".

Esos roles se están materializando de forma ingente. Al menos en la pantalla pequeña. Las películas son otra historia. La Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas está intentando enmendar los errores de #OscarsSoWhite al incorporar a cientos de nuevos miembros, especialmente mujeres y minorías, entre los que se incluye a Regina King, Mahershala Ali, Anthony Anderson e Idris Elba. El problema más profundo es entre qué pueden elegir esos votantes.

"Estoy haciendo que la television se vea de la forma en la que se ve el mundo", dijo en una oportunidad la superproductora Shonda Rhimes sobre sus elecciones de casting de Grey's Anatomy, Scandal y How to Get Away With Murder. "Las mujeres, la gente de color, las personas Lgbtq son más del 50% de la población. Lo que quiere decir que no están por fuera de lo común".

En el negocio del cine, los roles que suelen ser adjudicados a actores de color se perciben como cuotas a rellenar: profesionales talentosos se ven a menudo estancados en el rol de estereotipos, acompañantes o accesorios. Los estudios cinematográficos podrían aprender algo de la televisión, y no solo sobre premios. No es una coincidencia que, a medida que la televisión se ha vuelto más diversa, también sus programas se han hecho más interesantes.

"No hay #EmmySowhite"

"Hay tanta diversidad en los Emmy", dijo Aziz Ansari, actor, creador y director de Master of none, consultado por Vulture. "No hay #EmmySoWhite. Los Emmy son reales. Creo que sigue habiendo una suerte de actitud elitista que rodea al cine. Siento que hay más diversidad en el lado creativo, y creo que la gente se está volviendo más consciente de cuán predominantemente blanco es nuestro panorama del entretenimiento. Gente como Shonda Rhrimes y J. J. Abrams están tomando la delantera y diciendo "tenemos que desafiarnos para reflejar al mundo real. Creo que va a ser un cambio muy lento, pero las cosas están cambiando. La gente se está dando cuenta de que tenemos que hacer que esto parezca el mundo real".


Nominados


Actriz en drama. Taraji P. Henson (Empire) y Viola Davis (How to Get Away With Murder).
Actriz en comedia. Tracee Ellis Ross (Black-ish).
Actor en drama. Rami Malek (Mr. Robot).
Actor en comedia. Aziz Ansari (Master of none) y Anthony Anderson (Black-ish).
Actriz en miniserie. Kerry Washington (Confirmation) y Audra McDonald (Billie Holiday).
Actor en miniserie. Courtney B. Vance y Cuba Gooding Jr. (The People v. O.J. Simpson) y Idris Elba (Luther).

Fuente: Stephanie Merry, The Washington Post

Populares de la sección