Los escarabajos que le cantan a los Beatles

Beat Bugs es un nuevo programa infantil de Netflix que se basa en el catálogo musical de los Cuatro de Liverpool
Por Ben Sisario - The New York Times

Si Josh Wakely se está sintiendo un poco exhausto esto es comprensible: se convirtió rápidamente en uno de los más ocupados escritores y productores jóvenes de la televisión, con un poco de ayuda de los Beatles, Bob Dylan y Motown.

Afectado por el desfase horario, causa de sus repetidos viajes entre Nueva York, Los Ángeles y su Australia nativa, Wakely, de 35 años de edad, llevaba una oscura barba incipiente y una camisa con un errante botón abierto una tarde reciente en la oficina de su publicista en el Bajo Manhattan. Pero habló con entusiasmo sobre sus tres nuevos programas, cada uno de los cuales usa canciones pop clásicas como inspiración, materia prima y tema organizador.

Beat Bugs, una serie infantil animada en Netflix basada en canciones de los Beatles, empezará su primera temporada a principios de agosto. El programa presenta interpretaciones de canciones como Lucy in the Sky With Diamonds y Help! por Eddie Vedder, Pink y Regina Spektor.

También en camino, sin fecha de lanzamiento todavía, están otros dos programas creados por Wakely: Time Out of Mind, un drama oscuro para Amazon, con personajes basados en canciones de Dylan; y otro programa animado en Netflix, todavía sin título, que hace uso del catálogo de Motown. Smokey Robinson es su productor musical ejecutivo.

Según lo describió Wakely, su esquema empezó con Beat Bugs, que concibió como una forma de extender la actual "época dorada de la televisión" en la programación infantil. Creó el programa y también tiene créditos de dirección, guión y producción.

"Me di cuenta de que estas melodías extraordinarias tendrían sentido para los niños, pero también de todo el nivel de imaginación e imágenes visuales que los Beatles tenían en sus canciones", dijo. "¿Qué es entrar en un campo de fresas para siempre? ¿Cómo sería realmente estar dentro de un submarino amarillo?"

Hasta ahora, el alboroto en torno a los programas de Wakely estuvo centrado en los acuerdos de licencias que alcanzó sobre colecciones de canciones icónicas –y cuidadosamente protegidas– en formas inusualmente extensas. Para cada programa, Wakely y su equipo tienen acceso a enormes catálogos no solo para las interpretaciones musicales sino también para recursos argumentales y personajes, extendiendo el alcance de los programas a los elementos más fundamentales de las canciones.

Beat Bugs - Teaser

Wakely dijo que eligió los catálogos de música en parte por su potencial narrador, pero más allá de Beat Bugs ofreció pocos detalles. Time Out of Mind, dijo, presentaría a los personajes de las canciones de Dylan "chocando" en el Estados Unidos de los años 1960. El programa de Motown da seguimiento a un niño afroamericano de 8 años llamado Ben que descubre poderes mágicos que le permiten dar vida a los grafitis.

"Bansky para niños como si lo hiciera Pixar", dijo Wakely del programa de Motown. "Esa es mi frase de presentación".

Las licencias musicales en cine y televisión no son nada nuevo, y la rocola musical ha sido una constante de Broadway durante años. (Por ejemplo, Motown: The Musical debutó en Broadway en 2013.) Pero el tipo de derechos que Wakely buscaba rara vez son concedidos, y los acuerdos fueron aún más notables dada su relativa inexperiencia. Solo tenía un puñado de créditos a su nombre como escritor y director cuando empezó el proceso hace media década. Asegurar los derechos para las obras de los Beatles –incluyendo más de 250 canciones de John Lennon y Paul McCartney– tomó tres años; el acuerdo se estima en casi US$ 10 millones.

"No tenía idea de cuán complicada o ambiciosa era la idea", dijo Wakely. "Me alegra haber sido tan ingenuo, porque de otro modo no habría seguido adelante".

Wakely creció en Newcastle, Australia, un centro industrial al norte de Sídney. Dijo que había estado pasando apuros durante años como guionista, trabajando en guiones que a menudo no llegaban a ninguna parte, antes de decidirse a establecer su propia casa productora, Grace: A Storytelling Company.

Entre sus primeros trabajos estuvo My Mind's Own Melody, una breve cinta musical en 2012 en la cual trabajó con Daniel Johns, del grupo de rock australiano Siverchair. Sin embargo, Wakely permaneció muy por debajo del radar de la prensa de Hollywood hasta que cerró el trato de los Beatles hace dos años para Beat Bugs, que presenta a cinco insectos de aspecto infantil que viven en el alto pasto de un patio descuidado que aprenden una valiosa lección de vida –y una pegajosa melodía de los Beatles– en cada episodio de 11 minutos.

Como la mayoría de las series animadas, la historia en Beat Bugs está concebida para atraer a los niños así como a los padres, con muchas alusiones a las letras. En el episodio de Help!, Jay, un escarabajo testarudo, queda atrapado en un frasco de cristal y necesita que sus amigos acudan a su rescate.

"Pensé que nunca necesitabas la ayuda de nadie", dice Kumi, una vaquita de San Antonio.
"Lo siento", responde Jay, "pero esos días pasaron, y ahora he cambiado de opinión".

Para Sony/ATV Music Publishing, que representa a los catálogos de composiciones de los Beatles y Motown, los programas son una forma de llegar a una generación de potenciales oyentes muy jóvenes. Sin embargo, Sony/ATV fue típicamente cautelosa al aprobar el acuerdo para Beat Bugs.

"Como compañía, decimos más veces no que las que decimos sí", dijo Damian Trotter, director administrativo de Sony/ATV en Australia, quien dijo que conoció a Wakely desde el inicio de su carrera y lo alentó a desarrollar ideas para proyectos que usaran música. Después de una reunión inicial, Wakely empezó a bosquejar Beat Bugs con detalle, y Trotter dijo que el resultado impresionó lo suficiente a Sony/ATV para darle luz verde.

"Demostró el poder de una gran idea", dijo Trotter. (Sony/ATV también controla el catálogo de Motown y administra las canciones de Dylan en Australia; los propios Beatles no estuvieron involucrados en el acuerdo de Beat Bugs.)

Wakely dijo que en el momento en que finalmente se firmó el acuerdo de los Beatles en enero de 2014, sus fondos casi se habían agotado. Podía permitirse solo seis semanas de renta en Los Ángeles y estaba dispuesto a regresar a Australia.

"Le dije a mi esposa: 'No quiero ser el tipo que casi consiguió los derechos de los Beatles'", comentó.
Recientemente, Netflix anunció que Beat Bugs había sido confirmada para una segunda temporada, que empieza el 18 de noviembre, con canciones de los Beatles interpretadas por Jennifer Hudson, Rod Stewart y Tori Kelly, entre otros. Wakely tiene las manos llenas, pero dijo que ya estaba pensando en más programas enfocados en música.

"Se siente como un territorio bellamente inexplorado", aseguró.

Populares de la sección