Los Grammy celebra a los artistas populares

Beyoncé lidera los Grammy con nueve menciones; le siguen Drake, Rihanna y Kanye West
Las publicaciones musicales ya lo han dictaminado, y ahora las nominaciones a los premios Grammy lo confirman: Lemonade de Beyoncé es uno de los mejores discos de este 2016. La cantante, que ya ostentaba el puesto de artista más nominada a los premios, ayer continuó ascendiendo por encima del resto al acumular 9 nuevas nominaciones. De ganar ocho de esas menciones se transformará también en la más premiada de la historia, por encima de la cantante de country Alison Krauss, que tiene por el momento 27 Grammys.

El disco visual Lemonade no solo fue lanzado por sorpresa –a través de una transmisión en horario central de HBO, con escasísima información revelada al público– sino que logró nuevamente capturar la atención del mundo gracias a la riqueza de sus visuales, la mezcla entre poesía y canción, y sobre todo, su narrativa: la historia de una mujer superando la infidelidad, al mismo tiempo que reflexiona sobre las relaciones raciales en el Estados Unidos actual. Lemonade es para Beyoncé su trabajo más personal, expansivo y comprometido socialmente. Y el mejor por lejos.

En ese sentido, el disco logró colocarse no solo en las tres categorías más importantes (Mejor canción, grabación y álbum del año), sino que también figura en categorías dedicadas al pop (Mejor performance pop solista por Hold up), rock (Mejor performance rock por Don't Hurt Yourself), rap (Mejor performance rap por Freedom) y R&B (Mejor álbum urbano contemporáneo por Lemonade). Asimismo, figura en las categorías audiovisuales. El dominio de Beyoncé en estos premios es casi total.

En las predicciones su mayor competidora era Adele, que con 25 comprobó con creces su popularidad comercial, transformándose nuevamente en la más vendida del año, con millones de copias en todo el mundo. En los Grammy la inglesa se colocó por debajo de la nativa de Texas con cinco nominaciones, pero tres de ellas en las categorías principales, por lo cual no se descarta que vuelva a arrasar gramófonos.

Los siguientes artistas más nominados no son sorpresas, sino que se trata del puñado de músicos más populares a nivel mundial: Drake, Rihanna y Kanye West. Cada uno con ocho nominaciones (algunas por colaboraciones entre los tres), se apropiaron de las categorías urbanas, R&B y rap.

Desde el lado del rock, los favoritos de Radiohead tuvieron su destaque con dos nominaciones gracias a su esperado disco, A Moon Shaped Pool.

Lo bueno y las faltas

Desde hace años los Grammy cargan con la cruz de ser un reflejo un tanto vetusto de la industria discográfica, hecho que trataron de cambiar este año.

Uno de los nuevos talentos que tiene su merecido lugar en las nominaciones es el rapero Chance The Rapper, que se benefició de una adaptación de las bases de la premiación, que permitió el registro de discos lanzados únicamente por streaming. No solo está nominado como Mejor artista nuevo, sino que tiene seis menciones más en las categorías de su género. Lo acompañan en Mejor artista nuevo otra nueva luminaria del hip hop y R&B como lo es Anderson .Paak, dos debutantes country (Kelsea Ballerini y Maren Morris), y el dúo electrónico The Chainsmokers, que se consolidaron como fabricadores de hits gracias al tema Closer.

Asimismo, tanto la presencia de The Chainsmokers como la supremacía de Beyoncé y el resto de los más nominados; las cinco nominaciones al dúo Twenty One Pilots (muy popular en el público adolescente-juvenil); o la primera nominación de Solange (hermana de Beyoncé) por su excelente tema Cranes in the Sky, del críticamente aclamado disco A Seat At The Table; demuestran que las tendencias de las nominaciones se acercaron más al sentir popular de este año.

Pero siempre en los Grammy hay decepciones. Es una falta que no se haya nominado póstumamente a David Bowie en la categoría de Álbum del año (tiene otras cinco nominaciones en las categorías dedicadas al rock y técnicas).

Asimismo, Kanye West –un gran crítico de los Grammy– tampoco figura en las categorías principales a pesar de que su controversial disco haya tenido el visto bueno de muchos periodistas musicales de su país. También es excesivo el cariño que se le dió a Justin Bieber (Álbum, canción del año y otras dos nominaciones en categorías de pop), cuando Purpose, si bien contiene hits, no es un álbum fuerte.

Por último Frank Ocean, que con Blonde creó otro de los discos más importantes del 2016, decidió no participar de los Grammy en tono de protesta, argumentando que a lo largo de los años no han representado a los artistas afroestadounidenses, argumento que West también defiende.

La ceremonia de la 59° edición de los premios se realizará el 12 de febrero y contará con el conductor y actor inglés James Corden como maestro de ceremonias, que demostró su capacidad vocal en su popular segmento Carpool Karaoke, así como también en el filme En el Bosque. Se trata de otro interesante cambio para el evento que solía tener al anodino LL Cool J como cara visible.

Populares de la sección

Acerca del autor