Los granos trepan, pero la vaca se mantiene en lo más alto del podio

Paridad entre pecuaria y agricultura en producción por subsector, pero en exportación la carne lidera con claridad
Por ahora las vacas nos vienen salvando. Eso expresó Laura Piedrabuena, directora de la Dirección de Estadísticas Agropecuarias (DIEA) del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), durante el acto de lanzamiento del Anuario Estadístico Agropecuario 2016, realizado el miércoles de esta semana en la sala Schwedt del MGAP.

La economista manifestó eso cuando explicó uno de los principales datos que contiene la mencionada publicación: el peso que tiene cada uno de los rubros en la producción agropecuaria en el conjunto de las exportaciones que logra Uruguay; en 2015 Uruguay exportó productos de origen agropecuario por US$ 7.675 millones.

En ello hubo una incidencia de 36,7% de la pecuaria, de 22,7% de la agricultura y de 11% de la forestación, no obstante vale precisar que en el rubro forestación se consideran las colocaciones hacia las zonas francas, pero no las de celulosa hacia el exterior, por lo cual el peso real del subsector forestal es mayor.

"El país sigue siendo un gran exportador de productos pecuarios, más allá del crecimiento de la agricultura", puntualizó.

El 37% pecuario se integra con carne bovina (19,1%); productos lácteos (8,1%); cueros (4,1%); lanas (3,1%); bovinos en pie (1,5%); carne ovina (0,7%); y ovinos en pie (menos de 0,1%).

Más allá del peso de los tres subsectores citados, aparecen en la lista de productos agropecuarios más exportados los pesqueros (1,5%); frutas cítricas y derivados (1,1%); miel (0,5%); vino (0,1%); carne de ave (0,1%); y frutas no cítricas (0,1%).

"Las exportaciones del sector agropecuario, en valor para el país, tienen un importante peso, con un 74%", destacó luego, citando que ese registro está "demostrando que el sector agropecuario sigue siendo un gran depositante de divisas para el país".

Antes la profesional había dejado latente un interrogante: si Uruguay sigue siendo un país principalmente de producción pecuaria o si la agricultura ha avanzado tanto como para que deba ser considerada a ese nivel.

Sobre eso, se informó que en 2015 la producción agropecuaria, por subsector, en porcentaje sobre dólares corrientes, alcanzó un 47,4% para la pecuaria, un 46,9% para la agricultura y un 5,7% para la silvicultura.

"Lo que se está visualizando año tras año es que cada vez se acercan más la producción pecuaria y la agrícola, repartiéndose casi prácticamente a la mitad la producción del sector agropecuario", explicó.

Lo que se importa


Sobre las importaciones, en el Anuario Estadístico Agropecuario se informa que en 2015 totalizaron US$ 532 millones: productos agrícolas y semillas, US$ 155 millones; productos forestales, US$ 117 millones; productos cárnicos y alimentos varios, US$ 103 millones; lanas, US$ 55 millones; productos pesqueros, US$ 44 millones; frutas frescas, US$ 28 millones; vinos, US$ 10 millones; papas, US$ 9 millones; hortalizas y leguminosas secas, US$ 8 millones; y flores, US$ 2 millones.

DIEA –oficina creada en 1973 y que desde la última Ley de Presupuesto está integrada a la Oficina de Programación y Política Agropecuaria (Opypa) del MGAP– es parte del Sistema Estadístico Nacional que coordina el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Cada año elabora el Anuario Estadístico Agropecuario –con información sobre macroeconomía, producción, precios y comercio exterior– que, además de estar disponible en los formatos libro y disco compacto, se publica en www.mgap.gub.uy.

Algunos datos sobresalientes


Agro en el PIB
Durante el año 2015, el Producto Interno Bruto (PIB) tuvo un aumento en pesos corrientes, manteniendo el sector agropecuario una participación bastante estable, del 6,2% ($ 90 millones), explicó Laura Piedrabuena, directora de DIEA. Si se suman las industrias vinculadas al sector agropecuario, la participación se incrementa y se ubica entre 10% y 12%. Si la medición es en dólares se aprecia una caída, la cual obedece al comportamiento del tipo de cambio, según se explicó.

Tierras
En 2015, el precio promedio por la hectárea –dólares corrientes– fue US$ 3.584, por debajo del máximo desde que hay registros, que fue US$ 3.934 en 2014 (- 9% de caída) y levemente por encima de los US$ 3.519 de 2013. En relación a la superficie transada, luego que de 2009 a 2013 se comercializaron cada año unas 350 mil ha, en 2014 fueron 178.399 ha y en 2015 totalizaron 176.225 ha (el récord fue 858.745 ha en 2006). En 2015 se invirtió en compra de tierras en total US$ 632 millones.

Producciones

En 2015 la producción de carne fue 1.105.000 toneladas (carne vacuna) y 37 mil toneladas (ovina); la lana llegó a 27,7 millones de toneladas (base sucia); la de leche comercial fue 2.182 millones de litros (remisión a industrias en 1.990 millones de litros); la de soja, 2.208.000 de toneladas; la de arroz, 1.304.000 de toneladas; y la de trigo, 1.191.000 de toneladas; y el área de bosques creció a 1.841.000 ha (850 mil ha de bosque natural) con una extracción de madera en rollo de 38.778.000 m3.

Populares de la sección

Acerca del autor