Los jóvenes uruguayos y las redes: el rey Facebook, las apariencias y el tiempo perdido

"Pensás que si no estás conectado se va a morir todo el mundo", dijo uno de los encuestados

Un estudio realizado por el Grupo Radar reveló algunas tendencias importantes sobre la forma, la frecuencia y las motivaciones con las que los jóvenes uruguayos utilizan las redes sociales.

La investigación, realizada por Guillermina Frick, Gustavo Rubinsztejn, Dinorah Margounato y Carlos Pignataro, tomó como muestra a hombres y mujeres de 18 a 25 años, usuarios de redes sociales, de todos los niveles socioeconómicos. Según el Perfil del Internauta Uruguayo (investigación de Radar, 2015), la encuesta representaría a 648.000 personas a nivel país.

El primer dato que surge del relevamiento es la multiconexión de los jóvenes encuestados. En promedio, cada uno tiene cuenta en 3,5 redes sociales. Un 19% maneja 4 redes distintas y un 13% lo hace en 5. Entre ellas, la más popular es –por amplia diferencia- Facebook; el 99% de los encuestados tienen cuenta allí. Le siguen Instagram (63%), Twitter (60%) y LinkedIn (39%).

Sin embargo, no es lo mismo tener una cuenta que usarla. De los usuarios de Facebook, un 96% abren su usuario todos los días y un 75% lo hace más de tres veces diarias. Los números son más bajos en relación a Instagram y Twitter, donde sólo el 69% y 48% de los encuestados, respectivamente, acceden a sus cuentas todos los días.

Esto indica que Facebook sigue siendo la red social que genera mayores oportunidades de campañas cortas e intensas para los jóvenes, con alta cobertura y frecuencia. No hay casi usuarios de entre 18 y 25 años que no la utilicen, al menos, una vez por día.

Pero el estudio también investigó la dependencia que generan los jóvenes con las redes y cuánto tiempo les dedican diariamente. De acuerdo a los resultados de la investigación, un 28% se autodefine muy dependiente y un 47% afirma sentir una dependencia media. El celular es, sin dudas, uno de los facilitadores de esta dependencia: de cada 60 minutos de uso "tipo" de redes sociales, 37 son a través del celular, 20 en la computadora y 3 en tablets.

Según el equipo encuestador, este hallazgo implica que quienes trabajan en publicidad digital deberían centrar sus mayores esfuerzos en los móviles. Más del 60% del acceso a las redes se realiza desde dispositivos celulares.

¿Qué motiva a los jóvenes a dedicar tiempo a las redes sociales?

Un 45% de los encuestados utiliza las redes, principalmente, para entretenerse. Pero a su vez, de acuerdo a las conclusiones de los investigadores, las redes sociales "son un espacio importante de construcción de autoestima", y actúan -según las opiniones de los encuestados- como un "escudo social". Una de las personas que participó en el estudio indicó: "Cuando estás en un lugar donde no conoces a la gente, es como una manera de protegerse".

Según el análisis realizado, el 51% de los jóvenes admite conectarse a las redes para aparentar estar ocupado y no sentirse incómodo frente a desconocidos. Además, a tan sólo un 13% le molesta algo que los demás se conecten a las redes en lugares públicos.

No sucede lo mismo en las reuniones de familia o amigos. A pesar de que el 39% de los encuestados acostumbra conectarse a las redes durante las mismas, al 68% le molesta cuando los demás lo hacen en su presencia.

Las frases que resonaron

"Ayer estaba acostado, apagué la computadora, todo, me puse a ver una cuenta de Instagram y perdí horas de sueño por quedarme con el celular, así, después estoy muerto."

"Es una dependencia por saber lo que piensan los demás, porque pensás que si no estás conectado se va a morir todo el mundo, no sé."

"Yo me junto con amigas y digo `dale apagá el celular` y al rato estoy yo haciendo lo mismo. Es una lástima y creo que tendríamos que controlarlo y estaría bueno que se cumpla, pero ta

"Si no tenés redes sociales te aislás, pero creo que con las redes sociales también te aislás, porque en realidad el contacto personal no se da, no se da en una reunión con amigos."

¿Cómo ven los jóvenes la situación?

La mayoría de los encuestados es consciente de que las redes sociales implican, para muchos, un problema. Un 92% estuvo muy de acuerdo con la afirmación de que "hay mucha gente adicta a las redes". Un 81% piensa que contribuyen a aislar las personas, un 62% siente que pasa demasiado tiempo en ellas y el 40% afirmó que ese tiempo le impide hacer otras cosas.

Pero también entienden que las redes sociales inciden en la construcción del autoestima. Hoy las relaciones interpersonales se han modificado y los dispositivos electrónicos pasaron de ser simples mediadores a protagonistas. "Alimenta un poco el ego también. Porque uno pone una foto, la mejor foto que se sacó, la voy a subir y tenes 100 me gusta y decís ´Soy lo más´", comentó un participante.

Al respecto de esto, 43% admite preocuparse por cuánta gente comenta, reacciona o comparte lo que publican en las redes sociales. Sin embargo, muy pocos creen construir una personalidad ficticia para el mundo cibernético: sólo el 19% se atreve a decir cosas en Internet que no diría en persona y únicamente el 25% intenta mostrar una imagen mejorada de sí mismo en las redes.

Las redes sociales nos acercan y conectan, pero los jóvenes saben que no siempre es real lo que allí se ve. "A mí me pasó que fui a conocer a una persona por Facebook, se veía como un chico wow, después lo vi y tenía como 100% de PhotoShop, o sea nada que ver a lo que parecía", comentaba otro encuestado.

Las marcas deberían preocuparse

Muchos jóvenes utilizan las redes sociales, consciente o inconscientemente, para descubrir y aprender sobre todo tipo de temas. Un 71% cree aprender cosas nuevas a través de las distintas redes. Pero son muy pocos los que verifican los contenidos que aparecen en sus portales.

A pesar de que al 81% le molesta que sus contactos compartan cualquier noticia sin verificar su veracidad, un 14% admite prácticamente no comprobar la fuente de los contenidos que comparten. Además, para un 18% no es necesariamente importante que las cosas que comparte en redes sean ciertas.

Esto resulta fundamental para empresas y marcas, que deben estar alerta y comprobar los rumores que se pueden difundir sobre ellas. El 14% que no verifica la fuente de sus contenidos compartidos son aproximadamente 90.000 personas que, en promedio, tienen 500 contactos cada una (únicamente en Facebook).


Populares de la sección