Los mejores discursos de Obama en sus ocho años de gobierno

El presidente se emocionó, salió del protocolo y realizó intervenciones que pasaron a la historia; Recuerde algunas de ellas

El presidente saliente de Estados Unidos, Barack Obama, optó por despedirse fiel al estilo que mantuvo durante su mandato: dándose un baño de masas en la ciudad que lo catapultó a la Casa Blanca.

A diferencia de algunos de sus predecesores que optaron por enviar un mensaje por televisión o hacer un discurso desde la Casa Blanca, como George W. Bush, Obama disparó por última vez el arma que mejor supo usar en estos ochos años: la palabra.

Sus discursos comenzaron a hacerse populares durante la primera campaña electoral con el inolvidable "Yes, we can" (Sí, podemos) y se convirtieron en una pieza clave de sus dos mandatos. Aquí, una selección de ocho apariciones de Obama que pasaron a la historia.

La llegada del cambio

Embed

Su primer discurso luego de que se conocieran los datos de la votación que confirmaron su victoria fue pronunciado en el Grant Park de Chicago el 4 de noviembre de 2008. Allí habló de la necesidad de tener un país más unido y habló del cambio que estaba llegando a Estados Unidos.

"Ha tardado tiempo en llegar, pero esta noche, debido a lo que hicimos en esta fecha, en estas elecciones, en este momento decisivo, el cambio ha venido a Estados Unidos".

Nobel de la Paz

Embed

A poco de asumir como presidente, en 2009, Obama fue galardonado con el premio Nobel de la Paz en medio de una gran controversia. Algunos entendían que el reconocimiento al mandatario había sido muy apresurado y otros condenaban que fuera adjudicado a un presidente cuyo país aún estaba en guerra con Irak y Afganistán.

Pero lejos de ocultar estas críticas, Obama las tomó para hacer un discurso en donde habló de sus planes de paz y de promover una sociedad más equitativa.

"Estados Unidos no puede insistir en que otros sigan las reglas del camino si nosotros mismos nos negamos a seguirlas. Porque cuando no lo hacemos, nuestra acción puede parecer arbitraria y minar la legitimidad de futuras intervenciones sin importar cuan justificada estén".

"Un nuevo comienzo"

Embed

El 4 de junio en El Cairo, Obama pronunció un discurso clave para un nuevo comienzo en las relaciones entre Estados Unidos y el mundo musulmán. El objetivo de su presentación era dar vuelta a la página de la desconfianza y los desacuerdos y resolver el conflicto israelo-palestino.

"He venido aquí a buscar un nuevo comienzo para Estados Unidos y musulmanes alrededor del mundo, que se base en intereses mutuos y el respeto mutuo; y que se base en el hecho de que Estados Unidos y el islam no se excluyen mutuamente y no es necesario que compitan".

La tragedia de Newtown

Embed

Uno de los discursos más duros que debió dar el presidente Obama fue en 2012 luego de que 20 niños fueran asesinados en una escuela de Newtown (Connecticut) a manos de un tirador. Emocionado, el mandatario aprovechó la tragedia para comenzar su lucha en contra del uso y porte de armas, uno de los grandes debes de su administración.

"Ya no podemos tolerar esto. Estas tragedias deben terminar y, para terminarlas, debemos cambiar".

El recuerdo de Selma

Embed

Al cumplirse el 50 aniversario de las marchas lideradas por Martin Luther King, Obama visitó en marzo de 2015 la localidad de Selma, el escenario de una de las peores represiones de los derechos civiles que sufrió Estados Unidos.

El 8 de marzo de 1965 un grupo de manifestantes que cruzaron el puente Edmund Pettus de Selma camino a Montgomery (Alabama) en señal de protesta, fueron brutalmente reprimidos por policías. La crudeza de las imágenes lograron que muchos ciudadanos blancos apoyaran el fin de la segregación racial en el sur y catapultó el movimiento negro en todo Estados Unidos.

"Es un error común sugerir que el racismo ha desaparecido, que el trabajo realizado por los hombres y mujeres de Selma se ha terminado. (...) Esto no es cierto".

El crimen racista de nueve personas y la salida de protocolo de Obama

Embed

En junio de 2015, el presidente Obama viajó de inmediato a Charleston (Carolina del Sur) donde un hombre blanco asesinó a nueve personas negras que se encontraban en una iglesia.

Ante la sorpresa de los presentes y luego de pronunciar un emotivo discurso, Obama se salió del protocolo y entonó el himno cristiano Amazing grace.

"Durante mucho tiempo estuvimos ciegos ante el dolor que la bandera confederada infligía en muchos de nuestros conciudadanos. Para muchos, blancos y negros, esa bandera es símbolo de opresión sistemática".

El discurso del deshielo

Embed

En 2016, Obama hizo lo que durante décadas pareció algo imposible. Su intención de normalizar las relaciones bilaterales con Cuba se materializó en marzo de ese año cuando viajó junto con su familia a la isla. El mandatario fue el primero en pisar suelo cubano luego de más de medio siglo de conflicto entre ambos países.

"He venido a enterrar los últimos restos de la Guerra Fría en las Américas. He venido a ofrecer nuestra amistad al pueblo cubano".

Obama y su despedida

Embed

Todo terminó donde empezó. En Chicago, la ciudad que vio nacer su carrera política, Obama pronunció su último discurso como presidente de Estados Unidos. "Estadounidenses, ha sido el honor de mi vida servirlos", dijo, emocionado, Obama.

"Es aquí donde aprendí que el cambio solo puede ocurrir cuando la gente se implica, se compromete y se une para pedirlo. Después de ocho años como vuestro presidente, todavía creo en ello", explicó Obama.


Populares de la sección