Los muertos que llora Dolores

Las historias de las cinco personas que perdieron la vida cuando ocurrió la tragedia

Domingo Menguel 

Hacía casi 30 años que Domingo Menguel se había ido a vivir a Dolores con su familia. Fueron tres décadas sin descanso: trabajó como herrero, repartidor de gas y ahora era uno de los soderos de la ciudad. El viernes pasado, Domingo, de 54 años, se vio sorprendido por el tornado mientras trabajaba, según relataron vecinos a El Observador. La fuerza del viento lo voló y murió aplastado por un auto en pleno reparto.

William Espantoso  


Con tan solo 23 años, William era uno de los mecánicos de Dolores. María, una vecina de la zona, relató a El Observador que se dedicaba a reparar la eléctrica de los vehículos en un taller al que el tornado no le tuvo piedad. William falleció el viernes 15 mientras estaba trabajando, cuando le cayó encima una viga. El semanario Búsqueda informó que solo le dio tiempo a intentar refugiarse en un auto.

Carlos Mateu  


En una situación similar a la de William, se encontraba Carlos, otro mecánico de Dolores que tenía 58 años. Falleció mientras trabajaba en otro taller mecánico que se encontraba en el mismo predio donde trabajaba el joven de 23 años.


Felipe Bentancour  


Felipe Bentancour estaba en su casa cuando el tornado lo tomó por sorpresa el pasado viernes. El hombre, de 70 años, falleció por el derrumbe del techo.

Celina Torres 


El barrio Altos de Dolores, en las afueras de la ciudad, fue uno de los que más sufrió las consecuencias del tornado. A las casas y comercios destruidos se les sumó lo peor: una mujer murió días después, tras haber estado internada en Fray Bentos por las heridas que le provocó una de las paredes de su casa que se le derrumbó encima. Se llamaba Celina y tenía 66 años.

Populares de la sección