Los músicos que llevan calma a los pacientes oncológicos del Clínicas

Tocan una vez por semana y el objetivo es cambiarle el ánimo a quienes deben realizar tratamientos en ese hospital. Vea el video

Cada martes, desde hace varias semanas, dos músicos asisten a la sala de espera del sector de Oncología del Hospital de Clínicas para tocar una hora. La idea surgió cuando la hija de Diego Goldztein, impulsor de la iniciativa, murió en un accidente de tránsito, según una nota que publica esta semana el portal 180.

"Nació por una necesidad de calmar un dolor interno, propio, y estoy notando que ayudando al otro se calma nuestro propio sufrimiento", contó Goldztein a El Observador.

Una comunidad judía de una sinagoga de Connecticut, Estados Unidos, le donó dinero para que hiciera acciones de bien en nombre de su hija, Melu. "Busqué llevarles un poco de alegría y calma a través de la música a personas que estén haciendo un tratamiento en un hospital", dijo Goldztein.

La música como refugio

Goldztein es pianista y tiene un par de discos editados. La música fue su refugio después de la muerte de su hija de ocho años y trasladó su acción a otros que también necesitaban cambiar su ánimo. Fue entonces que se contactó con Gabriel Krygier, catedrático de Oncología del Clínicas, a quien le propuso ir a tocar una vez por semana para los pacientes.

La aceptación fue casi inmediata y junto a Juan Rodríguez (cello y acordeón) y Luis Schiffino (violín) hicieron su primera presentación. Empezaron con repertorios de música clásica, pero se dieron cuenta que había mucha gente del interior del país que prefería la música folklórica y decidieron cambiar el repertorio, contó Goldztein.

"Vimos que realmente les cambia el ánimo, no solo a los pacientes, sino también a los enfermeros y los médicos. Les hace bien", contó.

Embed


Que siga la música

Música en el Clínicas

Con las donaciones que recibió desde Estados Unidos Goldztein podrá extender el proyecto hasta fin de año, aunque busca obtener el respaldo de otros donantes y organismos estatales para darle continuidad.

Uno de los proyectos que se concretará a partir de una donación chilena es la instalación de parlantes en la sala de oncología para que los pacientes puedan escuchar música cuando lo deseen.

"La idea es que se expanda, que un hospital que tenga recursos lo pueda considerar como para ofrecer a sus pacientes, sin necesidad de que tenga un donantes, y conseguir fondos para seguir haciéndolo en lugares donde no hay recursos", agregó.

Por otro lado, el músico pretende que los conciertos no sean solo para las personas que se hacen el tratamiento y se van. Por ello le pidió a las autoridades del Clínicas que para los próximos meses no solo le permitieran realizar conciertos en las salas de espera, donde hay pacientes ambulatorios, sino también poder ir a los pisos donde hay en estado terminal.

"Me interesa ofrecerle a esos que quizás no pueden ni hablar, pero la música los puede ayudar. Pueden sentir que alguien se está preocupando por ello", dijo Goldztein.



Populares de la sección