Los nuevos "enfants terribles" en Paris

Paris, a diferencia de Londres, no es una ciudad que se caracterice por una renovación urbana vertiginosa últimamente. De eso se encargó el Barón Haussmann en el siglo XIX
Algo también pasó en la era Mitterrand en el aniversario de la Revolución francesa con el centre Pompidou, el Arco de la Défense, o las pirámides del Louvre. Pero luego de ese letargo, en los últimos años, y días han surgido tres o cuatro ejemplos no exentos de polémica cada uno, que están destinados sino a convertirse en emblemas urbanos, al menos integrar un top ten de lugares turísticos a visitar en la capital francesa.
 
Todos están siendo inaugurados en estos días. Uno público y dos privados, de la mano de empresas francesas que saben que las buenas obras de arquitectura pueden convertir en icónica  a una ciudad, o a una marca y aportar gran valor agregado al diseño de una experiencia con lo cual se venden los productos hoy en dia también. 
 
El buque insignia: 
En medio del Bois de Boulogne, Bernard Arnault, para los efectos el hombre más poderoso de Francia en lo que respecta a moda (dueño del grupo LVMH) y de mayor fortuna (nro 4 en la lista de Forbes con un valor de 41 billones de dolares) erigió el buque insignia del legado de Louis Vuitton para Paris: La fundación que lleva su nombre, museo y colección de arte, en una muestra de que además de ganancias millonarias van por algo más trascendente hacia la ciudad....(un poco de marketing y RS para animar los libros contables no hace mal a nadie.) Modelado enteramente en 3D, y construido en modelado BIM por Eiffage, la constructora francesa responsable por el viaducto de Millau consta de una nube de  12 "velas" de vidrio apoyadas en vigas de acero. La estética según su autor remite a un velero insignia...personalmente lo asocio más  a un transformer entre langosta y cucaracha, pero no hace que amemos menos a Frank. ¡Ojo! El dato no menor: el convenio con la Mairie de la ciudad que aprobó el proyecto es que dentro de 55 años las obras allí expuestas, un patrimonio imponente que incluye a Jean Michel Basquiat, Jeff Koons, Olafur Eliasson, entre otros grandes contemporáneos,  serán todos, donados a la ciudad. Fin de cualquier polémica que pudo generar el barco a velas deconstruídas.
 
 
Un armadillo en medio de Paris: 2200m2 insertos en la manzana: hacia abajo, hacia adentro, increíble rendimiento de áreas desafiando normativas municipales, pautas de iluminación natural, contrastes y convivencia con edificios vecinos de más de un siglo de antigûedad.
La Fundación Jérôme Seydoux-Pathé es una organización dedicada a la preservación del Patrimonio de Pathé así como de la promoción del cine. Su nueva sede se encuentra en el centro de un bloque parisino, donde fue construido un teatro a mediados del siglo XIX - transformado en uno de los primeros cines de París a mediados del siglo XX, radicalemente transformado de nuevo en los años 60.El proyecto demuele dos de los edificios previos para crear una 'criatura' de forma orgánica que responde a las restricciones del lugar. La idea fue responder al programa funcional y representativo solicitado por la Fundación, mientras que al mismo tiempo se aumentaba la calidad de los espacios alrededor del nuevo edificio. La fachada que da a la avenida des Gobelins ha sido restaurada y preservada, manteniendo su valor histórico y artístico. Decorada con esculturas por el joven Auguste Rodin, no es sólo una relevante referencia histórica, sino también un icono en la zona de Gobelins.
El peculiar diseño de este edificio está determinado por los límites y requerimientos del lugar. Mientras se mantiene la distancia con los edificios contiguos, el nuevo edificio de hecho mejora el acceso de los vecinos a la luz del día y al aire, reduciendo la huella ecológica del edificio, creando espacio además para un jardín en la zona trasera.
La parte superior del edificio está hecha de cristal, proporcionando luz natural a las oficinas de la Fundación. Desde la calle el edificio se entreve sobre la fachada restaurada - una presencia discreta durante el día que suavemente brillará durante la noche.
 
En medio de un gran teleteatro, con una inauguración polémica presidida por Francois Hollande pero  boicoteada por Nouvel en un artículo publicado en Le Monde, que alegaba no estaba terminada aún,  (sin pruebas acústicas ni tests de otro tipo) con una inversión de 390 millones de euros (el triple de lo previsto, según Nouvel y demorada dos años, por pedidos o cambios adicionales al proyecto inicial por parte del cliente - ¡todo un tema!- ), con capacidad para 2400 asientos, es, desde la Opera de la Bastilla, la obra más grande de este rubro o programa realizada en la ciudad. Ubicada en la periferia este, junto a La Villette, posee una escala de nave galáctica de George Lucas aterrizada pero no en medio de la nada sino adjunta a otros experimentos arquitectónicos de los años ´80 de Bernard Tschumi y Christian de Portzamparc.  Se supondrá atraerá público no habituado a estas artes lo cual la hace más integradora en su concepción ...o intención al menos..  El proyecto, que emerge cual movimiento de placas tectónicas, se despliega hacia arriba y puede recorrerse como rampa hasta obtener vistas panorámicas de la ciudad.
Ah... ¿ya lo viste en algún otro lugar...?. Si: hay una referencia bastante clara a varios proyectos pero especialmente a la ópera de Oslo de Shohetta.
 
Como bonus, agendar revisar la Torre Eiffel: nuevo mirador en su primer nivel, recién inaugurado también "nuevecito de paquete"  con vertiginoso piso de cristal a 57 mts sobre el nivel del suelo. La obra se hizo para devolver  a la torre el primer puesto en los recorridos turísticos (Alguna vez no lo tuvo??) Pero más importante, para permitir el acceso a los discapacitados, nada menor. Restaurantes, auditorios, tiendas de souvenirs además del mirador han sido inaugurados recientemente, insertos en volúmenes que continuan la inclinación de los soportes de la Torre, y desplegados en 5.000m2! han tenido mil desafíos para ejecutarse en un contexto de máxima protección patrimonial que implicó desde pesajes de componentes que entraban y salían del obrador,, control de flujos de aire y cargas, protecciones al resto de la estructura, etc: un verdadero infierno para ejecutarlo y limbo para proyectarlo!  El  proyecto,  del estudio francés  Moatti-Rivière Architects, ha tenido gran aceptación . 34 millones de dolares después, voilà.
 
Otro ejemplo a futuro recién divulgado como resultado de concurso, aun no construído, la sede central del Diario Le Monde del Estudio  Snøhetta
 
Estos son ejemplos cabales del menos es más en urbanismo: intervenciones puntuales que aspiran a convertirse en icónicas,de uso público, sin agredir mayormente el entorno o afectar preexistencias. Como decimos a veces, a Paris le estaría faltando una Olimpíada: de ésas que reactivan obras de actualización en temas importantes como la señalización, el transporte, la limpieza en las calles y estaciones de metro, limpieza de fachadas etc que últimamente están medio de capa caída. si bien "Paris es siempre una buena idea" también lo es preservarla y actualizarla para disfrute de locales y visitantes...
 
Por otro lado, sí florece el espíritu que valoriza los edificios de autor como valores agregados a la gestión de ciudades o valor de empresas a las que le son redituables desde el turismo a facturación o imágen.
 
Vean el recorrido por estos ejemplos en este link.

Comentarios

Acerca del autor