Los partidos políticos hablan de los ajustes en función de sus banderas

El Frente y los blancos se tiran con todo, pero manejan argumentos similares.
Aunque no es tan pegadiza como alguna canción de cumbia que pueda ser considerada el tema del verano, "tarifazo" parece ser la palabra estival de moda entre los políticos uruguayos de distintos partidos. Sin colores ni banderas, esas ocho letras con efecto inmediato en el oído de la gente marcaron la agenda política del arranque de 2017 entre dirigentes que la repiten una y otra vez en busca de llevar agua a su molino.

El año comenzó con una batalla de posicionamientos entre frenteamplistas, blancos y colorados sobre las medidas económicas del gobierno central y de las administraciones departamentales, en particular de la Intendencia de Maldonado.
El denominador común de uno y otro lado es la acusación del opositor de turno al gobernante de aplicar aumentos de tarifas o impuestos con fines recaudatorios.

La primera línea de dirigentes blancos, colorados y el líder del Partido de la Gente, Edgardo Novick, salieron con firmeza en los últimos días del 2016 a criticar los aumentos de tarifas de agua, electricidad, telefonía y el incremento de los combustibles, que fueron en promedio de 8%.

El argumento fue unánime: el gobierno central, considerado ineficiente por la oposición, tenía fines recaudatorios y fue acusado de cargar contra la ciudadanía.

"Su gobierno usa las tarifas para tapar el agujero que ustedes generaron. Responsabilidad y verdad", escribió el 28 de diciembre en su cuenta de la red social Twitter el líder blanco, Luis Lacalle Pou, en un mensaje dirigido a Vázquez.

Novick, en tanto, difundió un video donde señaló que se trata de un "tarifazo".
El ministro de Economía, Danilo Astori, rechazó que se trate de un "tarifazo" y argumentó que los aumentos estuvieron al nivel de la inflación.

En el caso de ANTEL, ANCAP y OSE, las tarifas subieron al nivel que lo pidió el directorio de cada ente, pero en UTE los técnicos de esa empresa sugirieron un incremento de 5,5% y luego se fijó un aumento de 7,5%.

El Poder Ejecutivo encabezado por el presidente Tabaré Vázquez también resolvió incrementos en las tasas de las franjas superiores del Impuesto a la Renta de las Personas Físicas y el Impuesto de Asistencia a la Seguridad Social.

El otro lado del mostrador

Parado del otro lado del mostrador, el Frente Amplio reaccionó de inmediato y con un discurso similar cuando se conoció el incremento de hasta 600% en contribuciones inmobiliarias para el departamento de Maldonado resuelto por el intendente blanco, Enrique Antía.

El intendente dijo el martes a El Observador que se trataba de un reaforo de terreno ubicados en la zona costera y el centro de la ciudad de San Carlos. "Terrenos que valían US$ 800 mil pagaban $ 5 mil, no tiene proporción", ejemplificó Antía. Pero el frenteamplista y exintendente fernandino, Oscar De los Santos (2005-2015), encabezó en distintos medios nacionales y departamentales la acusación de que se trata de un "tarifazo". Además afirmó que el incremento no es solo en zonas costeras, sino que afecta a los sectores medios y bajos.

El frenteamplista dijo a La Diaria que la Intendencia de Maldonado busca aumentar la recaudación para pagar los US$ 20 millones que implican la instalación de cámaras de seguridad y con el objetivo de "pagar favores al Partido Nacional y al Partido Colorado".
Aunque el director de Hacienda de la comuna fernandina, Luis Pereira, dijo, también a La Diaria, que solo 18 mil padrones de un total de 130 mil tuvieron incrementos, De los Santos aseguró en distintos medios que las contribuciones más bajas en Maldonado subieron 70%.

Pereira admitió que en algunos casos los incrementos fueron de hasta 600% en inmuebles ubicados sobre la costa que pagaban el mínimo de $ 3.618 pero negó que se tratara de un "tarifazo".

Y el FA no la dejó pasar. "Cuando fuimos gobierno hacíamos lo mismo que UTE, OSE y ANTEL, que es ajustar la tarifa por el IPC. Para la derecha, eso es un tarifazo. Pero Antía aumenta la contribución por 10 veces la inflación, en las contribuciones inmobiliarias más bajas", dijo De los Santos, según consignó La República el miércoles 4.

Los dirigentes asumen que a ningún ciudadano le gusta pagar impuestos pero tampoco es menos cierto que esa herramienta recaudatoria es tan vieja como la civilización.

Suba va, suba viene, los políticos de todos los partidos manejan argumentos similares para defender sus banderas. Pero, en todos los casos, la que paga es la gente.

Populares de la sección

Acerca del autor