Los precios de los vacunos ajustaron a la baja

Contrariamente, en ovinos la operativa se mantiene ágil, con precios firmes; los corderos pueden alcanzar hasta US$ 4,30 e incluso algunos centavos más

El mercado de hacienda gorda se muestra con dificultosa operativa. Los menores valores propuestos por la industria y el alargamiento de las entradas, sumado a un productor pretencioso y sin apuro por vender, se traducen en una merma en el volumen de negocios.

En materia de precios, por los mejores novillos se logran entre US$ 3,40 y US$ 3,45.

En el caso de las vacas –con menos demanda– la referencia se ubica en el eje de US$ 3,20.

Las entradas son variadas. Las mismas dependen de la categoría. Para novillo gordo bien terminado están en una semana aproximadamente, y para las demás categorías las entradas están previstas para los primeros días del año que viene.

Mientras tanto, en ovinos, el mercado permanece muy firme y ágil. Los corderos pueden alcanzar hasta US$ 4,30 e incluso algunos centavos más. En el caso de la oveja se negocian a US$ 3,75.
Referencias de Consignatarios

La Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG) bajó tres centavos su referencia para el novillo gordo, a US$ 3,45, y siete la de la vaca, a US$ 3,18. En ovinos subió un centavo el cordero general a US$ 4,27, mantuvo el pesado a US$ 4,28 y subió uno la oveja a US$ 3,74. Además, señalaron la preocupación por los bajos rendimientos de los ganados.

El mercado de reposición se mantiene cauteloso y con preferencia por los negocios cortos.

Durante el remate realizado la semana pasado por Plazarural la cotización del ternero se mantuvo incambiada respecto al remate anterior, en US$ 2,03/kg. El índice “flaco/gordo” –cociente del precio del ternero sobre precio del novillo en pie– que mide la relación de reposición se ubica en 1,105, cerca de su nivel más bajo desde el año 2010.

La faena de vacunos sigue trancada por la discrepancia de precios ofrecidos. En la semana que culminó el 13 de diciembre la faena de vacunos subió un 3% con respecto a la anterior y alcanzó los 45.656 animales. En comparación a la semana equivalente del 2013, la faena fue un 7% mayor. Se faenaron 22.210 novillos –48,6% de la faena total– y 22.199 vacas –un 48,6% del total faenado–.

Mientras, la faena semanal de ovinos bajó a 44.515 animales, un 3,3% menor a la faena de la semana previa. La faena semanal fue un 28% inferior a la de la semana equivalente del 2013.

El índice INAC para el kilo de novillo de la semana que terminó el 13 de diciembre subió de US$ 3,624 a US$ 3,625, y se ubicó un 6,2% por encima del precio que tenía hace un año.

El kilo de vaca INAC pasó de US$ 3,322/kg a US$ 3,309/kg, precio 4,1% superior al que había en 2013.

El cordero INAC aumentó, y pasó de US$ 4,376 por kilo a US$ 4,423, valor 14,3% mayor al del año pasado.

En relación al precio promedio de exportación para la carne bovina, aumentó de US$ 4.111/t a US$ 4.113/t. El promedio de las últimas cuatro semanas móviles fue US$ 4.073, un 0,3% mayor al que tenía a igual momento de 2013.

En carne ovina, el precio de exportación pasó de US$ 5.491/ton a US$ 4.918/ton. El ingreso promedio de las últimas cuatro semanas alcanzó los US$ 4.882/toneladasy fue 19,8% mayor al de igual momento de 2013.

Por la pérdida de valor del rublo, entre otros factores cabe esperar que el ajuste de precios tenga un sustento que va más allá de la zafralidad típica del final del año.


Fuente: Por Blasina y Asociados

Populares de la sección

Comentarios