Los presidentes del Mercosur volverán a estar un año entero sin reunirse

La situación viola la normativa del bloque

Que el Mercosur funciona poco y mal se repite aquí y allá desde hace bastante más que los socios fundadores se empezaran a pelear por Venezuela. Pero pocos datos devuelven una imagen tan fallida del funcionamiento actual del bloque como el hecho de que los presidentes no puedan reunirse debido al clima político que atraviesa la organización regional.

El ministro de Relaciones Exteriores, Rodolfo Nin Novoa, informó el viernes 18 que no habrá una reunión de presidentes cuando se transfiera la presidencia pro témpore del bloque. Si se da por bueno que Venezuela tiene la presidencia del Mercosur –un hecho que no es reconocido por parte de todos los socios-, entonces en diciembre correspondería que Argentina asumiera el liderazgo del bloque. Y para tales efectos no habrá un encuentro entre los mandatarios.

La transferencia de ese rol no requiere necesariamente de un encuentro presidencial. Sin embargo, se estilaba a hacerlo de esa manera dado que el Protocolo de Ouro Preto establece, en su artículo sexto, que el Consejo del Mercado Común debe reunirse al menos una vez por semestre con la presencia de los jefes de estado. Tradicionalmente se aprovechaba el pasaje de la presidencia para hacerlo coincidir con el Consejo.

La última vez que los presidentes del bloque coincidieron en una cumbre fue el 21 diciembre de 2015 en Asunción, cuando Paraguay cerraba su presidencia y Uruguay asumía el liderazgo. En ese momento, Dilma Rousseff todavía era la presidenta de Brasil. De manera que para la próxima vez que los presidentes del bloque se junten habrá pasado más de un año, una situación que viola la normativa del Mercosur.

Durante este año hubo dos instancias diferentes en las que se cancelaron convocatorias porque no había consensos en torno a algunos temas ni voluntad política de abordarlos. A fines de junio se anunció que el encuentro fijado para los primeros días de julio se cancelaba dadas las "condiciones políticas particulares" de Brasil y Venezuela. Sin embargo, y ante la crisis que atravesaba la organización, Uruguay decidió convocar al Consejo. Para el 30 de julio se había fijado un encuentro del Consejo del Mercado Común en Montevideo pero tras el anuncio de Brasil y Paraguay de que no concurrirían, el gobierno decidió cancelarlo.

No es la primera vez que esta sociedad viola sus propias normas de convivencia institucional. Los presidentes del Mercosur estuvieron un año entero sin reunirse entre julio de 2013 y julio de 2014, cuando la región vivía un momento delicado similar al actual. En aquel entonces, el bloque regional se había reunido por última vez en julio de 2013 en Montevideo. Ese día Venezuela recibió la Presidencia pró témpore, ya que Paraguay estaba suspendido hasta tanto no se cumpliera con la elección del nuevo presidente. Pero la crisis política de Caracas postergó más de una vez la realización del nuevo encuentro.

Los entonces presidente José Mujica (Uruguay), Cristina Fernández (Argentina), Dilma Rousseff (Brasil) y Nicolás Maduro (Venezuela) mantuvieron en febrero de 2014 varias reuniones bilaterales en Cuba, donde participaban de la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac). Sin embargo, en aquel entonces los mandatarios no llegaron a un acuerdo sobre cuándo se concretaría la cumbre. Finalmente los presidentes se terminaron reuniendo en Caracas en julio de 2014.



Populares de la sección