Los protegidos uruguayos de Sabina

Los hermanos Rosito grabaron su primer disco en el estudio del músico en España, donde están de gira hace ocho meses.
Martín Rosito viajó desde Uruguay a España en 2014 para participar en el concurso Sabina por aquí, organizado por la familia del músico en su ciudad natal de Úbeda. En Montevideo quedó su hermano mellizo, Adrián, quien lo acompañó en diferentes proyectos musicales a lo largo de su vida. Martín fue elegido como ganador por el jurado y como premio recibió la oportunidad de grabar una maqueta de un disco (la versión en voz y guitarra de sus canciones) en el estudio que Joaquín Sabina posee en Madrid.

En octubre de 2014, Sabina vino a Montevideo, y se presentó en seis fechas en el Auditorio Adela Reta. En esa oportunidad, Martín fue invitado por el español a acompañarlo en el escenario, instancia en la que lo comparó con Jorge Drexler. Ambos comparten el hecho de que ambos recibieron su primera exposición masiva al público uruguayo gracias al español.
Martín Rosito Sabina

El siguiente paso de la relación entre Sabina y Rosito fue en julio de 2015, cuando viajó a Madrid a grabar. Pero allí Martín fue con su hermano, a quien le pareció natural integrar al proyecto. "En el estudio no llegamos a coincidir con Sabina, pero el tiempo que pasamos allí fue inolvidable", aseguró Martín.

Las seis canciones que integran Despegando el barro fueron grabadas en dos partes. La primera incluyó las voces de Martín y Adrián, las guitarras del primero y las ejecutadas por Borja Montenegro, a quien los hermanos conocieron en Montevideo cuando acompañó a José Luis Perales en 2015.
Rosito

Sin embargo, los Rosito no querían que el proyecto quedara ahí. "Nuestra intención no era quedarnos solo con eso, y gracias a los amigos músicos que hicimos allá logramos agregar coros, y más instrumentos, y terminamos lanzando un EP acústico, pero con más producción", cuenta Martín desde España. Del estudio de Sabina llegaron al estudio Pushpull, donde grabaron coros, bajo y más percusión.

Esto fue gracias a José González, técnico de sonido y productor del disco, quien según Martín "se iba a la casa y seguía trabajando en los temas". Además de con Sabina, González trabajó con Phil Collins, Joan Manuel Serrat y Alejandro Sanz.

La grabación de Despegando el barro trajo la posibilidad de realizar una gira por España, que se inició el pasado junio y de a poco se fue extendiendo dado el buen recibimiento que han tenido entre el público y los colegas que los han invitado a acompañarlos en conciertos. Esto llevó a lo irremediable: la estadía en Europa se estiró más de lo previsto. "Ya hace ocho meses que estamos acá, pensábamos quedarnos tres. Y nos vamos a quedar un tiempo más. Esto hace que nos replanteemos cosas, pero vamos a volver a España a grabar en un futuro y a tocar, porque tenemos amigos y más herramientas", dice Adrián.

De todas maneras, los Rosito saben que su carrera seguirá en ambos lados del Atlántico. Martín cuenta que en la segunda mitad del año volverán a Uruguay para presentar su trabajo, que ya se puede escuchar en Spotify y comprar en las librerías Purpúrea, Pocitos y Horizonte de Montevideo. "Nos alegra lo que logramos en España, pero a la vez tenemos ganas de ir a Uruguay y mostrar nuestro crecimiento en vivo y lo que grabamos acá", afirma.

Aunque aún no han recibido comentarios de Sabina por el disco, se lo entregaron en mano durante su último encuentro en setiembre en Úbeda, durante la segunda edición del certamen "Sabina por aquí", cuando los hermanos tocaron como ganadores de la edición anterior. Los Rosito aseguran estar "desencontrados" con Sabina por sus respectivas agendas, pero saben que en breve tendrán el feedback de una figura fundamental para una carrera musical que ya se perfila como más que promisoria.

Embed


Populares de la sección

Acerca del autor