"Los que quieran seguir en el sector van a aguantar mediante créditos, endeudándose"

El presidente de los criadores de Holando dijo que "lo único que está seguro es que llegamos al piso y más abajo ya no podemos caer"
A mitad de camino en este 2016, ¿cómo aprecia al sector lechero?
Lo veo en un momento difícil, de incertidumbre, creo que lo único que está seguro es que llegamos al piso y más abajo ya no podemos caer. Y la incertidumbre es porque nadie sabe cuánto tiempo vamos a estar en ese piso, porque esto se va a revertir, sin dudas, solamente que no sabemos cuándo.

De persistir este panorama hay empresarios que pueden, como se dice, quedar por el camino...
Sí, sin duda. Los que quieran seguir en el sector van a aguantar mediante créditos, endeudándose, de otra manera es imposible. El que estaba indeciso sobre si seguir en el rubro, o tambos que se abrieron nuevos sin la historia de ser tamberos con lo que eso significa, esos capaz que cierran todos; esta es una crisis que a esos les ayuda a decidirse a dedicarse a otra cosa.

A la hora de ajustar los costos, ¿la crisis achicó la inversión por ejemplo en comida o genética?
En el tema comida se recortó, no tanto el tema de la cantidad donde se ha reducido de pronto un 10% a un 20%, pero sí en la calidad, donde se han buscado por ejemplo proteínas alternativas para reducir el precio. En el caso del semen sexado pasó algo raro, al menos en el grupo CREA que yo integro, porque aumentó, se usó más semen sexado que en otros años. No se por qué, tal vez porque la gente quiere sacar más hembras para poder vender, porque los machos no valen nada. Sí hay una reducción de precios en el semen en general, bastante, las empresas que venden semen han bajado impresionante el precio, no se si están trayendo toros más baratos, han conseguido mejores precios o están ganando menos. Lo que el año pasado se conseguía de US$ 14 a US$ 18 o capaz que lo comprás por US$ 4 o US$ 5. Es así.

¿Qué está sucediendo con el SH que es algo de alto valor para ustedes?
Bueno, en ese tema pensábamos que iba a ser peor, justo cerramos ayer (el lunes pasado) el primer semestre y estamos un poco abajo, sin dudas, pero hablo de generación y en base, no en lo que es UIH que es exportación donde estamos en cero, 200 contra 7.000 del año pasado. En base y generación estamos bastante parejo, capaz un poquito menos que el año pasado, pero en realidad es por algunos trabajos grandes que falta hacer y que a esta altura del año pasado se habían realizado, como los de Bulgheroni, que son muchos animales. El SH, si bien no ha entrado nadie, quizás nadie haya dejado de hacer tampoco.

¿Qué ha sucedido con el registro de socios?
La cantidad de socios no bajó. No se han borrado socios y tuvimos ahora la muy grata noticia, una sorpresa, que hay dos socios nuevos. Hace tiempo que no teníamos socios nuevos, así que gente con ganas todavía hay.

¿Han podido avanzar en algunos desafíos, como lo del software y lo de la jura virtual?
Lo del software avanza, en tiempo y forma. Al estar tirando casi a cero lo que yo sabía de informática pensé que era algo más rápido, pero no, es muy complicado, se precisan muchas fases de pruebas, pensé que la migración de un servidor a otro era apretar un botón, pero puede llevar meses. Será un proceso lento, pero aspiro a que ojalá lo podamos tener en marcha antes de concluir los dos años de presidencia y será una gran ayuda para los socios. En lo de la jura virtual también estamos avanzando, viendo reuniones con gente que quiera hincarle el diente a eso, que le guste el tema. La idea es implementarlo, pero para que perdure, hacerlo bien para que no fracase, de pronto con un plan más chico que lo que se hace en Argentina donde funciona muy bien, hacerlo en algún departamento o en una cuenca, hacerlo con 10 o 15 tambos primero para ver la repercusión, con la idea que la gente se entusiasme y se inscriba y no estar atrás de la gente. La idea es ver si podemos anunciarlo en la fiesta de fin de año.

¿Qué otra consideración desea trasladar al socio?
Que las cosas en la sociedad de criadores las estamos haciendo bien, logramos reducir muy significativamente los gastos, estuvimos con el contador y nos asombrados porque pudimos bajarlos de un 50% al 60%. Hubo gente que se fue, otra gente que fue al seguro de paro, menos reuniones, menos gasto de corriente... en todo achicamos, lo mismo que estamos haciendo cada uno en los tambos. Por otro lado, hay reservas y las vamos a usar para aguantar, por ejemplo para que el productor pueda seguir haciendo SH, para eso durante la crisis no vamos a subir la cuota social, ni vamos a subir la caravana. Mientras haya espalda y reservas lo vamos a aguantar.

¿Y perciben que ese ajuste del cinturón en los tambos y en la gremial es correspondida desde el ámbito público?
No. Desde mi punto de vista creo que no. No se ve reflejado eso. Desde nuestro humilde lugar vemos que sigue habiendo los mismos empleados públicos, los mismos sueldos, sin embargo nosotros hicimos una rotación de empleados para que fueran al seguro de paro... la gente que se va porque se jubila no reponemos gente nueva, nos ajustamos mucho más que lo que se ajusta el gobierno.

El entrevistado


Datos: Tiene 39 años, es casado y tiene dos hijos.

Actividad: Dirige el tambo y cabaña El Abuelo, en Artilleros, Colonia.

Responsabilidades: Presidió la Asociación Agropecuaria de Tarariras e integra el Grupo CREA Conchillas.

Pasatiempos: cantar y jugar al fútbol.

Fútbol: Hincha de Peñarol.



Populares de la sección

Acerca del autor