Los riesgos de un salto en calidad

Uruguay asume compromisos muy exigentes de calidad de soja para la exportación a China, el principal comprador de la oleaginosa, y ello tiene en vilo a los productores y a los exportadores de granos
Por Blasina y Asociados, especial para El Observador

La apuesta que Uruguay tiene a la diferenciación de sus productos no es barata y ha sido sometida a algunos cuestionamientos. El ganado uruguayo tiene trazabilidad y prestigio, pero el ganado es el que se paga menos en todo el Mercosur. En esta cosecha la soja se suma a una estrategia de diferenciación que tiene beneficios potenciales y riesgos concretos.

A través de un protocolo firmado en octubre pasado con China, al momento en que fue sembrada la soja, Uruguay se ha comprometido a enviarla totalmente libre de un conjunto de malezas y hongos. Dado que se trata del principal comprador mundial de la oleaginosa y el principal cliente de Uruguay, el acuerdo es decisivo para el resultado de la zafra agrícola.

Condiciones extremadamente exigentes y difíciles de cumplir, porque garantizar que en 60 mil toneladas de soja no vaya ninguna semilla de malezas es algo titánico.

Pregunta clave: ¿Van a rechazar un barco porque haya tres semillas de sorgo de Alepo?

Fue el tema excluyente de conversación en la Expoactiva Nacional, donde la satisfacción por los buenos rendimientos que se vienen se vio opacada por la preocupación. ¿Nos van a rechazar un barco porque haya tres semillas de sorgo de Alepo?

Era una pregunta frecuente cuya respuesta quedaba flotando en el viento. Porque además es un protocolo que ni Argentina ni Brasil firmaron, lo que aumenta la sensación de riesgo de los embarques uruguayos frente a los de los países vecinos. O al menos así lo interpretan los exportadores y muchos agricultores.

Uruguay ha firmado que en sus envíos irá cero presencia del hongo Fusarium en dos variantes causantes de muerte súbita, y de semillas de las plantas Ambrosia, Cenchrus (pasto roseta), Albahaca silvestre, revienta caballo, sorgo de Alepo, cepa caballo y abrojo.

Ese es el conjunto de "plagas cuarentenarias", o seres vivos que no pueden llegar bajo ningún concepto a los puertos chinos bajo riesgo de que el cargamento pueda ser rechazado, destruido, clausurado el puerto de salida o sancionado el país entero a partir de la firma en octubre pasado de un protocolo sanitario entre Uruguay y China que tiene a productores, operadores portuarios, cooperativas y exportadores en vilo.

Lo que más preocupación causa es el Artículo 8 del protocolo que establece que si se encuentra cualquiera de esas plagas y no hay tratamiento efectivo "el envío será devuelto o destruido. El costo será pagado por el exportador. Si el problema es lo suficientemente serio el exportador y elevador e incluso toda la soja de Uruguay serán suspendidos inmediatamente hasta que se adopten las medidas correctivas".

El documento firmado no especifica que significa "suficientemente serio", por lo cual en opinión de la presidenta de la Asociación de Comerciantes de Granos (ACG), Carola Píriz, "estamos frente a algo que agrega riesgo e incertidumbre. Desde el sector empresarial lo que se ve es que esto aumenta de una forma casi inmedible el riesgo. Es importante que el productor entienda la gravedad de que una de estas plagas aparezca en el barco. Nos estamos reservando el riesgo de rechazo porque así como nos pueden rechazar un barco, si una soja no hay manera de limpiarla a cero, lamentablemente la tenemos que rechazar. Esto es aumento de costos seguro, enlentecimiento de la cadena logística, hay malezas que no son fáciles de sacar en una prelimpieza".

centrales 1 (2).jpg

Cosecha y precio


Mientras el tema irrumpía súbitamente en la agenda de los productores en la región se levanta la mayor cosecha de la historia. Particularmente en Brasil, cuya cosecha se ubicará en torno a los 110 millones de toneladas, cuando nunca antes había llegado a 100 millones.

Eso llevó a que el precio de la oleaginosa haya bajado y también el diferencial de precio entre Chicago y Nueva Palmira. Una doble baja que tiró abajo en casi US$ 50 por tonelada el precio, que en dos meses cayó de US$ 380 a US$ 330 por tonelada. Una caída de US$ 40 en el precio internacional y un aumento de US$ 10 en la brecha entre el precio de EEUU y el de Uruguay.

Para muchos el aumento en la diferencia de precios entre Chicago y Nueva Palmira tiene su origen en el nuevo protocolo con China, lo que en la Expoactiva causó visible enojo.

"Bajó drásticamente la cantidad de compradores que quieren la soja uruguaya por el riesgo implícito que tiene", se comentó con frecuencia en la muestra.

En la reunión llevada adelante el martes pasado en el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) algunos operadores relativizaron la lógica de causa/efecto. Hay mucha soja en Brasil y es más barato y con flete más corto cargar en el país norteño.

Pero a los exportadores la situación les sigue alarmando. "Es tan grande la contingencia que no creo que haya una aseguradora capaz de asumirlo. Hoy la mayoría de los compradores que operan en el FOB no pasan precio. Eso es porque la contingencia es enorme. Los barcos van a tener que esperar más de lo previsto".

Y mientras eso pasa a los productores el precio de la soja se les ha venido al suelo, y solo les queda la expectativa de la confirmación de los altos rendimientos que empiezan a verse en las primeras cosechas, que en algunos casos logran superar los 3.000 kilos por hectárea.

Si todo sale bien será una cosecha histórica por su productividad, porque ayudará a compensar los resultados magros de las cosechas anteriores y porque puede iniciar un camino de diferenciación en un grano que hasta ahora es plenamente una materia prima típica.

centrales 2 (2).jpg

Un problema de plazos


Un aspecto polémico y sobre el que no hay marcha atrás refiere a cuándo la información llegó a cada actor. El protocolo fue firmado en octubre de 2016. "Demoró un poco en trascender lo que se había firmado y esperábamos que fuera algo más flexible. Los exportadores no se enteraron en el momento, aunque sabían que se estaba negociando desde hacía tiempo", dijo Carola Píriz a Tiempo de Cambio.

Aunque el protocolo fue firmado en octubre, recién su contenido comenzó a trascender en diciembre y el 20 de marzo motivó a que la ACG emitiera un comunicado en el que indicaba que "dado que se acerca la cosecha, nos vemos obligados a informar que toda presencia de estas plagas descalifica el viaje para entrar a recibo. En caso de que haya presencia de alguna de estas malezas y que hubiera un tratamiento efectivo, el acopiador lo aplicará y se trasladarán los costos correspondientes. De no existir un tratamiento efectivo el acopiador podrá rechazar la mercadería".

¿Qué cambia con el nuevo protocolo? Un operador comentó que "agrega más malezas. Veníamos hablando que se negociara una flexibilización, sabemos que el cero es bastante difícil de lograr. Lejos de eso se confirmó ese cero. Lo que hay que entender es que la cláusula 8 es la que determina qué pasa cuando llega un barco a China y aparece una de estas plagas. Cuando la soja llegue a los puertos de China, si se encuentra cualquier plaga cuarentenaria y si no hay tratamiento efectivo, no sabemos qué pasará".

centrales 3 (2).jpg

La sensación que muchos tienen es que "nos metimos en un problema". En el mediano plazo puede ser una fuente de valorización para la soja uruguaya, que podría diferenciarse de la de los países vecinos. El tiempo dirá si se logran beneficios por estas garantías que Uruguay asume.

En el corto plazo lo que hay es el comienzo de un manejo más estricto separando las partidas de los bordes de las chacras y de las zonas cercanas a desagües que contienen más semillas de malezas, inspeccionando con más detalle y maquinando. Y la expectativa de que los barcos no sean rechazados.

Todavía antes que eso, cabe esperar que la logística de una cosecha abundante no se trabe por los controles y trabajos de maquinado de semilla que serán necesarios. A partir de ahí queda abierta la posibilidad de que lo que hoy es percibido como un riesgo pase a ser una oportunidad de diferenciar la soja uruguaya respecto al grano de los países vecinos.

centrales 4 (2).jpg


Populares de la sección