Los salarios y el dólar en el centro de los reclamos empresariales

Gremiales aconsejaron "prudencia" en las negociaciones y pidieron un billete verde más alto
En un escenario marcado por el enlentecimiento de la economía y la incertidumbre de los mercados a nivel global, las gremiales de la industria, el comercio, la construcción y el agro expusieron ayer su visión sobre la coyuntura actual y las perspectivas del país hacia el futuro.

En cada uno de los discursos se entremezcló un amplio abanico de temas, vinculados a educación, infraestructura, inserción comercial, relaciones laborales y competitividad, entre otros. Pero hubo dos aspectos que sobresalieron entre los planteos expuestos durante la conferencia organizada por la Asociación de Dirigentes de Marketing (ADM) en los salones de Punta Cala: la evolución de los salarios y el precio del dólar.
En las puertas de una nueva ronda de negociación salarial, uno de los primeros en abordar el tema fue el presidente de la Cámara de Comercio y Servicios del Uruguay, Carlos Perera. El ejecutivo se refirió al crecimiento del salario real en los últimos 10 años y advirtió que hoy el conjunto del sector empresarial está en un momento de "stress". "Seamos cuidadosos y seamos prudentes en las mesas de negociación colectiva", apuntó.

También el vicepresidente de la Cámara de la Construcción del Uruguay, Diego O´Neill, puso el tema encima de la mesa. Según dijo, en un escenario contractivo y de cara a la discusión de un nuevo convenio salarial, la cámara "no quiere" que los trabajadores "pierdan poder adquisitivo". "Pero en esta (negociación) y luego de un crecimiento sustancial de salario entendemos que no es posible plantearnos nuevos incrementos reales. Debemos alinearnos a cuidar los puestos de trabajo", apuntó.

El precio del dólar también estuvo presente en el almuerzo. Aunque hubo coincidencia respecto a que no es la única variable que incide en la competitividad del sector exportador, se insistió en que es una herramienta "determinante" para que las empresas puedan "seguir creciendo" y "haciendo frente a sus compromisos".Incluso, el presidente de la Cámara de Industrias, Washington Corallo, consideró que se debería repensar la política cambiaria del Banco Central (BCU), para "permitir un tipo de cambio más estable. A estos valores nos complica la vida", dijo. El dólar volvió a caer ayer y cerró en $28,53.


Carlos Perera: presidente de la Cámara de Comercio y Servicios del Uruguay

Carlos Perera Cámara de Comercio

Perera explicó que una de las preocupaciones de la gremial pasa porque Uruguay se prepare para el nuevo mundo del trabajo y la revolución del conocimiento. Perera dijo que es donde se "jugará el partido en el futuro", por lo que es preciso atender tres focos fundamentales: la educación, las relaciones laborales y la apertura comercial. Perera criticó los resultados de la educación, la "rigidez" de la regulación laboral, y sostuvo que en inserción comercial se "le dice que no prácticamente a todo", pese a que el gobierno insiste en firmar Tratados de Libre Comercio. "El tsunami que viene pasa por arriba de las ideologías", afirmó. Añadió que el país debería enfocar su orientación a los servicios "porque no tiene techo de crecimiento".
"Qué mejor le puede pasar a Uber que los taxis paren 24 horas. Todos debemos de cambiar. Vamos a estar llenos de Uber bancarios. El pókemon nos va a comer", dijo Perera.

Diego O´Neill: vicepresidente de la Cámara de la Construcción del Uruguay

construcción

El ejecutivo brindó un panorama del sector que acumula cinco trimestres consecutivos con caída de la actividad. También apuntó a la caída de la productividad que registra el sector, que según dijo, se "planchó" en los últimos 10 años. "Esto revela que tenemos un problema", afirmó. Para 2016 y 2017, dijo que el sector se mantendrá "en fase contractiva", aunque dijo que las "buenas noticias" podrían venir por el lado de la inversión promovida, que en el primer semestre estuvo en un nivel similar a 2015, y con las inversiones proyectadas en el plan de infraestructura que impulsa el gobierno. También llamó a "cuidar el clima de negocios" y recordó que en las últimas grandes obras hubo "excesiva" conflictividad y se "dispararon" los costos.


"Los países exitosos son aquellos que apuestan a la educación y a la fortaleza de sus empresas", recordó O'Neill.

Ricardo Reilly: presidente de la Asociación Rural del Uruguay

Reilly

El titular de la ARU dijo que la situación del agro es "complicada" y apuntó a que cultivos como soja y trigo tienen un futuro "incierto". Sobre la lechería, dijo que atraviesa "un momento dramático" por la caída de los precios internacionales, y reclamó soluciones para atender la situación hasta que cambie el ciclo.También reiteró que el aumento de impuestos a la tierra funciona como un "desincentivo" para la inversión. Además, aclaró que los productores no tienen "la culpa" de que los caminos estén rotos. "Las obras no acompasaron el crecimiento productivo. Ojalá que con la venida de una nueva empresa (por UPM) se solucionen temas que cuando los productores piden no se arreglan", dijo.

"En la medida que no se resuelvan las causas de fondo (por el déficit fiscal) vamos a seguir en la misma situación. "No podemos estar inventando impuestos todo el tiempo", cuestionó Reilly.







Populares de la sección